Economía y Sistema Financiero

Política fiscal afectará al crecimiento económico: Merrill Lynch

14-09-2015 17:50

La consolidación fiscal que busca el gobierno mexicano afectará al crecimiento económico dada la baja en los precios del petróleo, especificó el Merrill Lynch

La consolidación fiscal que busca el gobierno mexicano afectará al crecimiento económico dada la baja en los precios del petróleo, especificó el Merrill Lynch Agrandar
La consolidación fiscal que busca el gobierno mexicano afectará al crecimiento económico dada la baja en los precios del petróleo, especificó el Merrill Lynch

México se encuentra en camino a la sostenibilidad fiscal para 2015 y 2016 a pesar de la baja en los precios y en la producción petrolera, indica el estudio México: Política fiscal a dieta por el Bank of America Merrill Lynch.

Las estimaciones sobre el balance estructural ajustado con los precios del petróleo muestran una consolidación significativa para los 2015 y 2016. Esto, indica el banco, será algo positivo para la prima de riesgo, pero negativo para el crecimiento del PIB.

La clave para ver el alcance de la consolidación es ajustar el déficit estructural por los precios del petróleo, señala la institución financiera. Los precios del petróleo parecen estar por debajo de una simple tendencia en 2015 y 2016. El déficit estructural ajustado por los precios del petróleo muestra una mejora a 2.0% en 2016 respecto al 3.6% en 2014.

Sin embargo, el Merrill Lynch añadió que la mejora del déficit estructural prometida para 2016 no es suficiente consolidación fiscal para que la deuda regrese a un camino fiscalmente sostenible, ya que el balance primario continúa siendo deficitario (0.5% para 2016).

Otra forma de analizar la consolidación fiscal, indica el banco norteamericano, es observando el gasto público total como un porcentaje del PIB. El máximo se alcanzó en 2014, cuando el gasto de gobierno alcanzó 26.4% del PIB- dos años después del precio máximo de la mezcla mexicana (100.9 dólares por barril)-.

La propuesta para 2016 es que el gasto público se reduzca a 24.5% del PIB. Esta contracción - casi 2 puntos porcentuales del PIB en dos años- estima que la mezcla mexicana alcance los 49.8 dólares por barril en 2016.

Eventualmente, puntualiza el Bank of America, si los precios del petróleo se mantienen bajos, será necesario reducir más el gasto, pero esto es costoso en términos de la actividad económica, y el gobierno mexicano está tratando de llevar a cabo la consolidación fiscal sin lastimar demasiado al crecimiento.

No obstante, estipuló la institución, es razonable considerando que los ingresos totales están cayendo mucho menos que los ingresos petroleros gracias a la reforma fiscal implementada en 2014, el programa de coberturas petroleras implementado cada año y a algunos ingresos no recurrentes (como las ganancias extras del Banco de México en 2014).

La consolidación proyectada para 2016 es un paso importante para alcanzar la sostenibilidad fiscal. Pero, concluyó la organización financiera, es necesario que dicha meta esté respaldada por una implementación creíble.

“El gobierno mexicano debe contar con una trayectoria que busque alcanzar por lo menos un balance primario igual a cero en 2017, y un superávit primario en años subsecuentes para así reducir la deuda y lograr la sostenibilidad fiscal”, detalló Carlos Capistrán, Economista en Jefe para México.

Es imperativo que el gobierno continúe bajo una estricta dieta para lograr la consolidación fiscal que busca, subrayó Capistrán en el informe del banco norteamericano.

A FONDO: México: Política fiscal a dieta por el Bank of America Merrill Lynch.

 

 

 

 

 

Comentar