Economía

Fuertes recortes en gasto público impactarán crecimiento, prevé BofA-ML

Los recortes al gasto público sumarían 2% del PIB a finales de 2016 y alcanzarían 9% interanual real en el segundo semestre de 2015, según análisis del Bank of America Merrill Lynch

11-08-2015 16:42 Por : Arena Pública
El gasto público se reducirá en 9% interanual en términos reales en el segundo semestre de 2015; y en más de 2% del PIB a finales de 2016.
El gasto público se reducirá en 9% interanual en términos reales en el segundo semestre de 2015; y en más de 2% del PIB a finales de 2016.

El PIB de México enfrentará un panorama gris durante los siguientes trimestres. Esto debido al inicio de una importante consolidación fiscal que reducirá el gasto público tras la caída de los precios del petróleo, informa el Bank of America Merrill Lynch.

El nuevo ajuste fiscal reducirá el gasto público en 9% interanual en términos reales en el segundo semestre de 2015; y en más de 2% del PIB a finales de 2016.

Los ingresos petroleros cayeron casi 40% interanual en términos reales durante el primer semestre de 2015. Esto es un choque importante para las finanzas públicas de México debido a que hasta 2012, los ingresos petroleros eran de alrededor de la tercera parte de los ingresos totales (38%).

Según la visión del banco norteamericano, la caída en los ingresos petroleros debe ser considerada como un choque permanente, en el sentido de que requiere de un ajuste estructural de las finanzas públicas. Es decir, una reducción permanente del gasto o bien impuestos más altos, o una combinación de los dos.

En enero, el gobierno anunció un recorte al gasto público de 0.7% del PIB para 2015. Esto para poder enfrentar la baja de los precios petroleros. En abril también se estipuló un recorte similar para 2016. Según el Merrill Lynch, dichos recortes, junto con el incremento de los impuestos, proporcionarán finanzas públicas más sanas.

México aprobó una reforma fiscal basada en el incremento de ingresos que aumentó los impuestos y redujo las lagunas de evasión fiscal en enero de 2014. La meta de la reforma era la de reducir la dependencia del gasto público de los ingresos petroleros.

El impacto de la reforma fiscal en el consumo y la inversión, y en general en el crecimiento del PIB, ha sido importante. Sin embargo, la reducción en la dependencia petrolera ha sido exitosa, el país ha incrementado su recaudación fiscal en más del 1% del PIB.

Cabe considerar que los ingresos fiscales incrementaron un 11.3% interanual en términos reales en 2014 y aumentaron casi 30% interanual en términos reales durante la primera mitad de 2015.

Como resultado de los impuestos más altos, menores precios del petróleo -en alrededor de la mitad de lo que se cotizaban hace un año- y una menor producción petrolera, los ingresos petroleros representan hoy únicamente el 18% del total de ingresos en lo que va de 2015. En este sentido, la reforma fiscal fue exitosa y se implementó en el tiempo adecuado, estipula el banco americano.

Siguiendo los cálculos del Bank of America, se prevé que el PIB crezca 2.5% en 2015. Sin embargo, los riesgos son a la baja dado que las exportaciones a Estados Unidos podrían no acelerarse tanto como para compensar la contracción en el gasto público, incluyendo la desaceleración en el crecimiento del consumo privado que esto podría provocar.

Para 2016, estima el Merrill Lynch, se prevé que el PIB crezca 3%, pero los riesgos también son a la baja debido a la gran contracción fiscal derivada del recorte al gasto, y el prometido recorte de 50 puntos base al défict fiscal.

A FONDO: Diario de Mercados Emergentes Globales – México: Finanzas Públicas por Bank of America Merrill Lynch.