Economía y Sistema Financiero

Por segundo año, y a pesar de las reformas, los empresarios reprueban al Gobierno Federal

El 56% de 716 directivos encuestados cree que el papel del gobierno ha sido malo o pésimo. Empeoró respecto a 2014.

17-04-2015 09:27 Por : Arena Pública
El 40% de los empresarios creen que México caerá en una recesión.
El 40% de los empresarios creen que México caerá en una recesión.

La Reforma Fiscal y la inseguridad no tienen contentos a los empresarios en México.

De acuerdo con la encuesta de  Perspectivas de la Alta Dirección, de la consultoría KPMG, el 36% de 716 directivos de empresas de todos los tamaños considera que la actuación del gobierno federal ante el entorno económico actual ha sido mala, mientras que el 20% pésima; para entre los dos llegar al 56% de desaprobación.

Con esto, la administración del presidente Enrique Peña Nieto sumó dos años de una calificación reprobatoria entre el empresariado. En 2014 el 54% de los empresarios se encontraban en el campo del "malo" y el "pésimo".

El desgaste de la popularidad de la administración PRIista federal ha sido profunda. En su primer año de vida sólo el 7% de los encuestados de KPMG —que lleva 10 años realizando la métrica— calificaban del lado negativo a las acciones de gobierno.

Esto, a pesar de la agenda de grandes cambios legislativos que han sido impulsados.

Según los encuestados, el gobierno ha sido un factor negativo de impacto en la competitividad, el 69% creyéndolo así. 

Los cambios fiscales implementados a partir del 2014 han disminuido el consumo interno, con el 64% considerando malo o muy malo el régimen fiscal. Mientras tanto, la extorsión y la inseguridad se han incrementado a razón de un cambio de prioridades en el gobierno.

Así mismo, el entorno y las políticas macroeconómicas son cada vez más independientes de la agenda política.

La Reforma energética, por su parte, es de las mejores calificadas por los encuestados, con un nivel de aceptación de 64%, cuando en la fiscal es de apenas 6%, en la laboral de 27% o en la política de 16%.

"La pregunta sobre las reformas estructurales revela lo que muchos analistas advirtieron respecto a las promesas excesivas, (...) (excluyendo a la Reforma Energética) las reformas parecen no haber convencido todavía por los especialistas, que las califican muy bajo ", refirió KPMG.

Según la consultoría, este 2015 es uno de contrastes y altas expectativas entre los posibles beneficios de las reformas, pero con un serio lastre para la actividad económica como lo son la Reforma Fiscal —según el empresariado—, la inseguridad y la corrupción.

Este último punto ha ido cobrando cada vez mayor fuerza para los empresarios. En 2015, el combate a la corrupción debe ser la principal  variable a considerar para el incremento de la competitividad en México, según el 89% de los encuestados por KPMG.

 

MÁS INFORMACIÓN: Las luces de las reformas no espantan al fantasma de la crisis. Nota de Arena Pública del 19 de marzo de 2015.