Tecnologías

Rebelión en las tecnológicas: empleados cuestionan ética de Amazon, Google y Microsoft

Los empleados de Google, Microsoft y Amazon han comenzado a protestar en contra de los acercamientos de sus respectivas empresas con agencias gubernamentales.

23-10-2018 08:30 Por : Arena Pública
Al escrutinio de la prensa y el gobierno, empresas como Google y Amazon deben añadir el de sus propios trabajadores (Foto: Sam Churchill)
Al escrutinio de la prensa y el gobierno, empresas como Google y Amazon deben añadir el de sus propios trabajadores (Foto: Sam Churchill)

Las empresas tecnológicas se han vuelto altamente controversiales en lo que va de 2018, al grado que la polémica ya llegó a sus propias oficinas.

Para Amazon, Microsoft y Google, enfrentar las críticas del público general, la prensa e incluso agentes gubernamentales no es novedad. Sin embargo, ahora deben encarar los señalamientos y el descontento de sus propios empleados.

Los acercamientos de los tres gigantes tecnológicos con entidades gubernamentales tanto de Estados Unidos como de otros países han causado preocupación entre sus empleados, quienes temen que su trabajo sea utilizado con fines poco éticos. En respuesta, más de uno se ha expresado en grupo o individual pero anónimamente a través de varios medios.

 

Amazon

En el caso de Amazon, la preocupación por parte de sus trabajadores surgió a partir del sistema Rekognition, un software de reconocimiento facial que ha estado ofreciendo y vendiendo a departamentos de policía en Estados Unidos, según reportó en mayo de 2018 la Unión Estadounidense para las Libertades Civiles.

“Amazon, la empresa en la que trabajo, actualmente permite que departamentos de policía de todo el país compren Rekognition, su sistema de reconocimiento facial. Otros empleados y yo exigimos que le pongamos un alto a esto”, escribió un empleado anónimo en artículo publicado en la plataforma Medium el 16 de octubre de 2018.

 

Te puede interesar: Aumentan las sospechas de un buscador de Google especial para China, 26 de septiembre de 2018

 

El artículo indica que su autor y más de 450 trabajadores de la empresa ya habían enviado una carta dirigida a Jeff Bezos -el dueño y CEO de Amazon- y a otros altos ejecutivos de compañía en la que se señalan estas preocupaciones.

“Sabemos que Bezos está al tanto de estas preocupaciones y de la conversación que está teniendo lugar en la industria en este instante”, subraya el artículo.

Efectivamente, Bezos ha indicado que está consciente del mal uso que puede dársele a tecnología desarrollada por su empresa. No obstante, también ha dicho que es algo inevitable.

“Me preocupa que algunas de estas tecnologías resulten muy útiles para gobiernos autocráticos que buscan reforzar su poder […] Pero eso no es novedad, siempre ha sucedido. Sabremos cómo solucionarlo”, dijo el 16 de octubre de 2018 durante un foro organizado por el portal tecnológico Wired.

Comentarios similares han venido de otros ejecutivos de la compañía. Teresa Carlson, vicepresidente de asuntos públicos globales de Amazon, dijo el 20 de julio de 2018 que conoce las inquietudes de los empleados al interior de la empresa respecto a los tratos de esta con agencias del gobierno estadounidense.

“[Pero] tenemos un compromiso inquebrantable con la comunidad policíaca, militar y de inteligencia de nuestro país […] Nosotros proporcionamos las herramientas, y con frecuencia desconocemos todas las aplicaciones que está dando a estas herramientas”, subrayó Carlson durante un foro de seguridad organizado en Colorado.

 

Microsoft

El caso de Microsoft no es muy distinto. El 12 de octubre, uno de sus empleados publicó en Medium una carta abierta dirigida a la compañía en la que le pedía no formar parte de la licitación para JEDI, un contrato por 10 mil millones de dólares para proporcionar servicios de almacenamiento en nube e inteligencia artificial al Departamento de Defensa estadounidense.

“El contrato es masivo y se ha mantenido en secreto, lo cual hace casi imposible que nosotros como trabajadores sepamos lo que estamos construyendo”, indica la carta.

 

Como en el artículo escrito por el empleado de Amazon, el autor de la carta a Microsoft apunta a principios éticos establecidos por la compañía de Bill Gates, haciendo mención específica de un documento titulado “El Futuro Computado”, en el que el gigante tecnológico plantea el impacto social de la inteligencia artificial y la necesidad de usarla responsablemente.

“Si Microsoft ha de ser responsable por los productos y servicios que crea, necesitamos lineamientos éticos claros y estatutos de responsabilidad significativos que gobiernen cómo determinamos cuáles son los usos aceptables de nuestra tecnología”, argumenta la carta.

 

Google

A diferencia de Microsoft, Google decidió retirarse de la licitación para el proyecto JEDI precisamente citando un conflicto entre los posibles usos de la tecnología y sus lineamientos para las aplicaciones de sus productos de inteligencia artificial.

Sin embargo, a los empleados del titán de Silicon Valley le preocupan los tratos de la empresa con otro gobierno: el de China.

El 16 de agosto de 2018 comenzó a circular en las oficinas de Google una petición firmada por aproximadamente mil 400 empleados de la tecnológica en la que se le exigía ser más transparente sobre el uso que se le estaba dando a los productos que desarrollaba para el mercado chino, reportó el New York Times.

 

La petición surgió después de que el portal The Intercept reportara a principios de agosto que Google se encontraba trabajando en una versión censurada de su buscador para el mercado chino.

“Actualmente no contamos con la información necesaria para tomar decisiones éticamente informadas sobre nuestra propia labor y empleo”, señalaba la petición, según reportes del New York Times.

Al momento de que se diera a conocer la protesta de los empleados de Google, la empresa no había reconocido oficialmente la existencia de un proyecto de buscador para China. Sin embargo, el CEO de la tecnológica, Sundar Pichai, afirmó que esta se encontraba experimentando con productos de búsqueda para el mercado chino, según reportó el portal CNN el 16 de octubre de 2018.

 

Te puede interesar: El regalo de 20 aniversario para Google: ¿volver a China?, 27 de septiembre de 2018

 

China es un territorio famoso por las exigencias de su gobierno, particularmente cuando de regulación de contenidos web se trata.

No obstante, Google se ha esforzado por entrar al territorio debido a la tremenda cantidad de usuarios de internet en el país: más de 800 millones, según datos del Centro de Información de Redes e Internet de China publicados el 26 de agosto.

 

MÁS INFORMACIÓN: Soy un empleado de Amazon; mi compañía no debería vender tecnología de reconocimiento facial a la policía, Medium, 16 de ocubre de 2018

MÁS INFORMACIÓN: Una carta abierta a Microsoft: no entren a la licitación del proyecto JEDI, Medium, 12 de octubre de 2018