Tecnologías

Abundancia de salarios altísimos la causa de que tecnológicas pierdan más empleados

El índice de rotación laboral dentro del sector tecnológico es de 13.2%, el más alto de todas las industrias.

31-10-2018 06:00 Por : Arena Pública
Las tecnológicas tienen que luchar por que sus empleados no vayan a buscar ofertas todavía mejores en otras empresas
Las tecnológicas tienen que luchar por que sus empleados no vayan a buscar ofertas todavía mejores en otras empresas

No todo es miel sobre hojuelas al interior de las oficinas en el sector tecnológico.

Contrario a lo que pudiera pensarse, gigantes tecnológicos como Facebook, Uber y Twitter no tienen asegurada la permanencia de sus empleados en la compañía. De hecho, tanto ellas como cualquier otra empresa dentro del sector están particularmente expuestas a la posibilidad de que sus trabajadores decidan aceptar un empleo en otro lado.

Alrededor de 40% de los casi 3 mil empleados Snap Inc., por ejemplo, no planean permanecer en la compañía a pesar de que 75% dijo sentirse satisfecho trabajando ahí, según un sondeo elaborado por la misma empresa, reportó el portal Cheddar el 24 de octubre.

 

Te puede interesar: Rebelión en las tecnológicas: empleados cuestionan ética de Amazon, Google y Microsoft, 23 de octubre de 2018

 

El caso de Snap Inc. no es ajeno al resto del sector tecnológico, donde el índice de rotación laboral es de 13.2%, el más alto de entre todas las industrias en Estados Unidos, según un análisis elaborado por la red social para profesionistas LinkedIn y publicado en marzo de 2018.

La entrada y salida de empleados en compañías dedicadas a la elaboración de software -el panorama del hardware es distinto, especifica el análisis- supera al de los minoristas (13.0%) y los medios de comunicación (11.4%), dos industrias que resaltan por su alto nivel de rotación laboral.

Al interior de la industria, las cifras de rotación son todavía mayores. En el ramo de juegos para computadora, el índice es de 15.5%; en el ramo de Internet, es de 14.9%; y en el de software computacional llega a 13.3%. Entre diseñadores de interface, analistas de datos e ingenieros de software, la porción supera el 21%.

 

Fuente: LinkedIn

 

La principal fuerza detrás de estas migraciones es benéfica, al menos para los empleados: un incremento en las ofertas de trabajo de alto nivel.

“Con un aumento en la competitividad tanto de empleadores como de ofertas, los grandes talentos están cada vez más dispuestos a aceptar nuevas oportunidades”, apunta el análisis.

Los números de LinkedIn apoyan esta teoría: del total de empleados en el sector tecnológico que partieron de su empresa, el 49% consiguió su siguiente empleo dentro del sector.

 

A las tecnológicas les cuesta mantener a sus empleados (Foto: Ernest McGray Jr.)

 

La consecuencia directa de este fenómeno es un mercado laboral en el que los candidatos son quienes ponen las reglas.

“La escasez de profesionales cualificados y el aumento en el número de vacantes para empleos con altos salarios dentro del sector han creado la tormenta perfecta. El resultado ha sido el mercado laboral actual, en el que los prospectos son los que tienen la ventaja en las negociaciones laborales”, escribió Tim Johnson, de la revista Forbes, en un artículo publicado el 29 de junio.

A la pérdida de talento valioso y un mercado en el que los prospectos tienen el poder en las negociaciones los empleadores deben añadir un factor más: el tiempo.

El portal de recursos humanos Bucketlist –que también ha identificado este fenómeno en el sector tecnológico- apunta la verdadera pérdida para las grandes tecnológicas está en todo el tiempo y recursos que dedican a procesos de contratación y a la capacitación de nuevos empleados.

 

La fuga de cerebros

Las tecnológicas no solo se arrebatan empleados las unas a las otras. También han puesto la mira en la fuente de conocimiento que les ha ayudado a construir la tecnología dentro de sus productos: la academia.

El hambre de cerebros es evidente entre los gigantes de Silicon Valley, particularmente en la rama de inteligencia artificial. La carrera por ser la primera compañía en desarrollar lo último en esta tecnologia ha llevado a empresas de la talla de Facebook, Uber y otras a saquear laboratorios universitarios.

 

Te puede interesar: La fuga de cerebros especialistas en inteligencia artificial: de las universidades a Silicon Valley, 17 de septiembre de 2018

 

En 2015, Uber comenzó a adueñarse uno por uno de los miembros del laboratorio de robótica de la Universidad de Carnegie Mellon, atrayéndolos con ofertas laborales difíciles de igualar, reportó el portal tecnológico The Verge.

Grupos financieros como J.P. Morgan y D.E. Shaw siguieron los movimientos de Uber tres años después, vaciando el laboratorio de Carnegie Mellon.

El precio por obtener los servicios de estos científicos es muy elevado, pero las tecnológicas están dispuestas a pagar tanto como sea necesario debido a su escasez.

Esto a su vez plantea la cuestión de si el fenómeno de la fuga de cerebros de las universidades hacia Silicon Valley se verá repetido entre empresas del sector tecnológico y a un nivel que va más allá de la inteligencia artificial.

 

MÁS INFORMACIÓN: Estas tres industrias tienen los índices más altos de rotación laboral, LinkedIn, 15 de marzo de 2018