Políticas públicas

México ganó con la guerra comercial que le declaró Trump a China

"AMLO fue clave para renegociar el TLCAN", dijo Bannon. Los altos aranceles que aplicó EU a los productos chinos se revirtieron en mayores importaciones desde México.

27-03-2019 14:55 Por : Arena Pública
Las ventas no petroleras a Estados Unidos crecieron 8.4% en 2018 y 6.1% en el primer bimestre de este año, según el Inegi
Las ventas no petroleras a Estados Unidos crecieron 8.4% en 2018 y 6.1% en el primer bimestre de este año, según el Inegi

Las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos (EU) no han parado de crecer, a pesar del discurso público antimexicano del presidente Donald Trump.

Las ventas no petroleras a EU crecieron 8.4% el año pasado y, según el reporte sobre la balanza comercial a febrero que este miércoles dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), también crecieron 6.1% en el primer bimestre de este año.

Uno de los factores que está detrás de las crecientes ventas mexicanas a EU, es la guerra comercial que le declaró el presidente estadounidense a China. El gobierno de Trump elevó los aranceles a una muy larga lista de productos importados del gigante asiático y que explica en gran medida el abultado déficit comercial que tiene EU con el mundo, de unos 891 mil millones de dólares en 2018.

En un reporte publicado hoy, Matthew Townsend y Eric Martin -de la agencia Bloomberg- escriben: "La guerra comercial también hizo que EU fuese más dependiente de los productos de México, que ya era el mayor proveedor de verduras como coliflor, zanahorias y cebollas. En un claro ejemplo, los dientes de ajo pelados de China se hundieron casi 25% después de aplicarse los aranceles, mientras que las exportaciones mexicanas aumentaron 54%".

Townsend y Martin muestran en su nota que las pérdidas de exportaciones chinas a Estados Unidos, principalmente en artículos de bajo valor agregado, se han convertido en ganancias para los exportadores mexicanos, derivado de los altos aranceles aplicados por Trump a los chinos. 

"Todo, desde cartulina a partes de aire acondicionado; en total las importaciones estadounidenses de mercancías desde México aumentaron 10%, a casi 350 mil millones de dólares el año pasado, el mayor crecimiento en siete años. Eso ayudó a ampliar el déficit comercial de EU con México en un 15%, a más de 80 mil millones de dólares. Mientras tanto, el crecimiento de las exportaciones chinas se desaceleró en alrededor de un tercio".

Los cuestionamientos a la política comercial seguida por Trump se han acrecentado a medida que explotan las cifras del déficit. Este miércoles el Departamento de Comercio de EU dio a conocer que el déficit en cuenta corriente -que mide el flujo de bienes, servicios e inversiones dentro y fuera del país- al cuarto trimestre de 2018 aumentó más de lo esperado, por lo que en todo 2018 alcanzó 488 mil 500 millones de dólares, el nivel más alto desde 2008.

La caída de 0.9% en las exportaciones de bienes estadounidenses en el cuarto trimestre explican en parte ese récord en la última década.

La campaña del presidente Trump de reducir el déficit comercial de EU lo llevó a atacar primero a México y luego a China, con la que se enfrascó en una guerra de aranceles que se ha revertido en mayores compras estadounidenses desde México, con quien tiene vigente el TLCAN y, en fase de revisión legislativa, un nuevo T-MEC, junto con Canadá.

Una gráfica del reporte de Bloomberg es ilustrativa de este 'efecto espejo' entre las compras estadounidenses a China y a México. Mientras que las importaciones estadounidenses de China se reducen en productos específicos, se incrementan las compras de éstos mismos productos a México.

Trump acosó particularmente a los fabricantes automotrices y a su cadena de proveedores para que dejaran de comprar en el exterior, particularmente en México; y hacia allá apuntó los aranceles. Sin embargo México ha seguido ganando en este sector. "Las importaciones estadounidenses de vehículos de pasajeros mexicanos con motores de gasolina aumentaron un 17%, a 32 mil 600 millones de dólares, mientras que los envíos (a EU) desde China, Alemania y Canadá disminuyeron", apunta Bloomberg.

En 2018 México se posicionó como el cuarto exportador mundial de automóviles -medido por valor- desplazando al Reino Unido y Canadá, con un crecimiento de 19% interanual para alcanzar ventas por 49 mil 406 millones de dólares, según datos de la Secretaría de Economía. El 70.6% de las exportaciones de vehículos para pasajeros se dirigió a Estados Unidos.

Así, si bien la competitividad de las exportaciones mexicanas frente las chinas se reforzó con la guerra comercial desatada por Trump, también se ha visto favorecida por una mano de obra más barata en México, por la proximidad entre ambos países que reduce los costos de transportación, la renegociación del tratado comercial de Norteamérica y las fluctuaciones cambiarias, y que han jugado a favor del reemplazo de importaciones chinas por las provenientes de México.

Quizá la guerra comercial de Trump con China ha resultado en un "golpe de suerte" para México, como lo refiere el reporte de Bloomberg. O quizá también formaba parte de los planes de Trump a pesar de su animadversión pública hacia México.

Ayer en Roma, Steve Bannon -el polémico ex asesor de Trump- calificó de "fuerte" la relación entre Trump y López Obrador y que la llegada del líder de Morena al poder fue clave para llegar al final de la renegociación del tratado comercial.  "La clave del acuerdo del TLCAN era asegurarse de que China no pudiera brincar las reglas a través de México y creo que el Presidente AMLO era absolutamente esencial para ello", dijo Bannon a los periodistas.

Las crecientes cifras de las compras estadounidenses de productos mexicanos, hablan por sí solas. Pero ahora los funcionarios del gobierno mexicano estarán atentos al desenlace de un acuerdo comercial entre China y EU en las próximas semanas, que podría cambiar esta historia.