Políticas públicas

López Obrador da un paso atrás y para las reformas a la Ley de Pemex

¿Acaso las críticas al plan de rescate de Pemex presentado el viernes pasado y las reuniones con los empresarios fueron factores determinantes?

19-02-2019 22:29 Por : Arena Pública
“Vamos a armonizar, vamos a conciliar. No se va a confrontar y se va a hacer valer el Estado de Derecho
“Vamos a armonizar, vamos a conciliar. No se va a confrontar y se va a hacer valer el Estado de Derecho", dijo el Presidente López Obrador ante el Consejo Mexicano de Negocios este lunes 18 de febrero (Foto: portal AMLO)

¿Por qué es importante?  El 16 de enero el grupo parlamentario de Morena ingresó a la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados un proyecto de decreto para reformar la Ley de Petróleos Mexicanos en el que -básicamente- se otorga mayores facultades y poderes al director general de la empresa productiva del Estado en detrimento del Consejo de Administración.

Hasta este lunes el proyecto de dictamen estaba listo para ser aprobado por la mayoría de Morena en la Comisión de Energía.

¿Qué ocurrió? En su conferencia de este martes 19, el presidente López Obrador se pronunció en contra de las reformas a la Ley de Pemex. "Nosotros no aprobamos eso, es decir, en el Ejecutivo no queremos ninguna modificación en ese sentido... Si nosotros planteamos algo así... van a gritar como pregoneros de que ya se está actuando con arbitrariedad y ya no va a haber contrapesos en Pemex", dijo AMLO.

¿Qué hay que ver? El viernes 15 el Presidente y el Secretario de Hacienda presentaron el plan de rescate de Pemex por un total de 5,200 millones de dólares. Un plan muy esperado después del descalabro que sufrieron los directivos de Pemex en su presentación ante inversionistas en Nueva York y de la reducción de la calificación a la deuda de Pemex por parte de Fitch.

El plan fue mal recibido por los grandes bancos de inversión, particularmente JPMorgan, Citi y BBVA; con efectos negativos sobre la perspectiva de la nota de la petrolera y de la propia nota soberana.

El lunes 18 el Presidente tuvo dos encuentros con el sector empresarial. En Palacio Nacional presentó el Consejo para el fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico, que coordinará el empresario y jefe de la oficina de la Presidencia, Alfonso Romo; y, luego, atestiguó el cambio de dirigencia del Consejo Mexicano de Negocios.

En ambos eventos, López Obrador se esmeró en acercarse a los empresarios después de sus desencuentros de inicio de gobierno. Allí reiteró la importancia de la inversión privada -nacional y extranjera- en los negocios de la exploración y explotación de hidrocarburos.

El factor más importante El gobierno no tiene dinero suficiente para enfrentar los retos que se ha impuesto y la desaceleración del crecimiento económico esperado agravan esta situación. López Obrador se ha comprometido a rescatar a Pemex, pero requerirá de muchos más recursos; por lo menos del doble de lo que ofreció en su plan.

La gerencia de Pemex ha sido severamente cuestionada por los inversionistas institucionales y expertos del sector. Es una más de las razones de la desconfianza en el plan presentado. Así que una reforma a la Ley de Pemex que daría más poder a esta gerencia, será como echar gasolina al fuego de la petrolera del estado.

Y ahora ¿qué sigue? Ayer mismo, después de la conferencia de AMLO, el presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados -del partido Morena- dio a conocer que se reprogramará todo el proceso de análisis sobre las reformas a la Ley de Pemex. En otras palabras, el dictamen entró a la congeladora.