Políticas públicas

La revolución silenciosa: Crecen las migrantes mexicanas en el mercado laboral de EU

Mientras la migración masculina cayó 4% en una década, el flujo de mujeres creció 4.7%. La enorme brecha salarial entre EU y México es una razón.

27-12-2018 11:50 Por : Arena Pública
El porcentaje de mujeres migrantes mexicanos en EU creció a 48% en 2017, desde 44% en 2007 (luchadoras.mx)
El porcentaje de mujeres migrantes mexicanos en EU creció a 48% en 2017, desde 44% en 2007 (luchadoras.mx)

La migración de mexicanos hacia Estados Unidos dio un vuelco en 2007. Hace una década las mujeres comenzaron a ganar terreno dentro de una actividad predominantemente masculina.

El flujo de mujeres hacia Norteamérica creció 4.7% entre 2007 y 2017 para sumar a 242 mil; mientras que la migración masculina cayó 4% en el mismo periodo al restar 470 mil hombres de acuerdo con el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla).

La migración de mujeres aumentó, incluso cuando en el balance el paso de mexicanos hacia Estados Unidos disminuyó durante esta década con 469 mil migrantes menos, al pasar de 11.7 a 11.2 millones entre 2007 y 2017.

Aunque la migración continua siendo mayoritariamente masculina, el porcentaje de mujeres dentro del total de migrantes mexicanos hacia Estados Unidos creció a 48% en 2017 desde el 44% que representaba en 2007.

El fenómeno puede explicarse por la creciente inclusión de las mujeres en el mercado laboral, el aumento de jefaturas femeninas en los hogares y por la brecha salarial México - Estados Unidos.

“Cabe preguntarse porque emigran las mujeres mexicanas […] Tal vez la respuesta es porque ahora tienen más libertad para hacerlo y seguramente también porque el diferencial de remuneraciones entre México y Estados Unidos es más amplio en el caso de las mujeres que de los hombres”, señaló Alejandro Cervantes Llamas, director de analítica de Grupo Financiero Banorte.

La remuneración media anual de las mexicanas en Estados Unidos fue de 27 mil 631 dólares al tercer trimestre de 2018, o bien 523 mil 607 pesos; 31 mil 681 dólares –poco más de 600 mil pesos- en los empleos de tiempo completo y 15 mil 704 dólares –casi 300 mil pesos- en los trabajos a tiempo parcial.

En México el grueso de las mujeres, siete de cada 10, tiene un empleo con ingresos de entre 2 mil 700 y 8 mil pesos mensuales, contra seis de cada 10 hombres en ese nivel de ingresos.

Convertido a pesos, un empleo de medio tiempo en Estados Unidos remunera tres veces mejor a las mexicanas que un trabajo de tiempo completo en su país, aún y cuando tuvieran el ingreso mayor posible dentro del rango donde se ubica la mayoría de las mujeres: ocho mil pesos mensuales o 97 mil pesos anuales.

 

Te puede interesar: 

Mexicanas profesionistas, las peor pagadas en EU

 

El cónsul general de México en Los Ángeles, Carlos García de Alba, describe al fenómeno como una “revolución silenciosa”:

“Antes la migración femenina respondía al objetivo de la reunificación familiar, pero hoy en día miles de mujeres ingresan con fines laborales, educativos y empresariales”, aseguró.

En sintonía con las tendencias globales las mujeres mexicanas cada vez tienen una mayor inserción en el mercado laboral, en 2018 representan 38% de la fuerza laboral del país, un punto porcentual más que hace una década.

Mientras que en Estados Unidos el nivel de empleo promedio anual de las mujeres mexicanas creció en 510 mil ocupaciones entre 2007 y 2018, al tiempo que el de los hombres mexicanos se reducía en 203 mil ocupaciones, según Cemla.

Hoy las mexicanas no solo tienen más libertad y oportunidades para migrar, sino quizás también mayor necesidad, entre otras razones porque el modelo de la familia típica donde el hombre ocupaba el rol tradicional de proveedor se ha ido desvaneciendo.

 

Te puede interesar: 

Rebasa a México crisis migratoria, recibe más de 3 mil nuevas solicitudes de refugio entre octubre y noviembre

 

En cuatro años las familias biparentales sostenidas económicamente por una mujer han crecido significativamente, en 2014 representaban 7% de los hogares con dos padres y para 2018 la proporción se elevó a 9%; sin contar que de los hogares monoparentales totales 84% son sostenidos por una mujer.

Así, los hogares con jefatura femenina pasaron de representar 26% del total en 2014 a 28% en 2018. En números se traduce en un millón 332 mil hogares más sostenidos económicamente por una mujer.

El incremento de la migración de mujeres como cabezas de familia no es privativa de México, sino una tendencia mundial que representa una oportunidad clave para su independencia económica y empoderamiento. No obstante que el costo de la migración, especialmente la ilegal, es más alto para las mujeres que para los hombres por estar mayormente expuestas a sufrir abusos, asegura el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

La migración femenina tiene impactos sociales diferentes que la masculina, pues de acuerdo con encuestas especializadas de Estados Unidos los hombres envían más dinero a sus padres que su esposa e hijos, mientras que las mujeres a sus hijos.

“Las mujeres envían mucho dinero a sus familias, la evidencia recogida en zonas rurales de México demuestra que su migración tiene efectos económicos positivos para los hogares que dejan atrás”, aseguró Andrew Morrison, jefe de la división de género y diversidad del Banco Interamericano de Desarrollo.

Actualmente casi una tercera parte de las remesas que recibe México son enviadas por mujeres. De los 33 mil millones que se estima se recibirá en 2018, al menos 9 mil millones las enviarán mexicanas, asegura el economista de Banorte.

 

MÁS INFORMACIÓN: Contracción en Estados Unidos de la población inmigrante de origen mexicano, Jesús A. Cervantes González, CEMLA, 17 de septiembre de 2018.