El Observador

La escalada de precios ¿será transitoria?

05-12-2017 06:44

Los precios no han parado de crecer en este año.

La inflación tocó 6.6%, en términos anuales, en la primera quincena de noviembre y es probable que el próximo jueves, cuando INEGI dé a conocer el resultado de la inflación para todo noviembre, corroboremos que la tendencia alcista aún se mantiene. Ésta es una mala noticia para el poder adquisitivo de las familias mexicanas.

Visto con detalle, son las alzas en los precios de la electricidad y de los combustibles los principales causantes de la elevada inflación que no habíamos visto en México en los últimos 17 años, desde el año 2000, cuando la inflación anualizada llegó a 9%.

Se ha negado insistentemente que se vaya a dar una escalada en los precios de las gasolinas y que la anunciada liberalización de los precios la aliente. ¡Qué vá! Los bolsillos de los consumidores saben que el alza constante en los precios de los combustibles ya está aquí, a todo galope.

La gasolina magna se incrementó, hasta la primera quincena de noviembre, en 16.4% en el año. La premium lo hizo en 21.8%. Y el precio promedio del gas doméstico LP –el que consumen el 76% de los hogares mexicanos- se incrementó en 41.3%. ¿Acaso se puede negar que ya estamos ante una escalada de precios en los combustibles?

 

Te puede interesar: Subirá casi al doble la inflación en 2017 frente al año pasado, la más alta en 8 años, 2 de noviembre de 2017.

 

Una escalada derivada –es cierto- del alza en los precios internacionales del petróleo; pero también de la depreciación del peso dado que una buena parte de los combustibles que se consumen son importados (60% de las gasolinas y 30% del gas LP). Pero además derivada de una producción y distribución ineficientes y de la alta concentración de estos mercados en muy pocas manos.

 

Los elevados precios inflacionarios en México, siguen afectando la economía de las familias.

 

Es decir, existen factores internos estructurales que impulsan los precios de los combustibles al alza con impactos negativos sobre precios tan sensibles para el gasto familiar como el de las tortillas, el del transporte de pasajeros o el del transporte de carga. El impacto es evidente en la inflación de productos de la canasta básica que a octubre alcanzó 8.8%.

La pregunta es si estas alzas de precios son realmente transitorias –como lo afirman algunos analistas del sector privado en concordancia con los funcionarios del banco central y del gobierno federal- y si veremos una reducción significativa de la inflación en 2018 hacia niveles cercanos a 3.5%.

 

Te puede interesar: La inflación se ensaña con los informales y alienta la desigualdad entre los trabajadores, 3 de noviembre de 2017.

 

Es difícil responder a estas preguntas. Y lo es por la fuerte incertidumbre que existe sobre factores clave que inciden sobre los precios internos, como el tipo de cambio.

¿Qué pasará con las amenazas estadounidenses sobre la negociación del TLCAN? ¿Qué efectos tendrá la reforma fiscal estadounidense sobre las inversiones en México? ¿Cuál será el impacto sobre los capitales financieros en México de nuevas alzas en las tasas de interés en EU?

¿Cuál será el derrotero de las elecciones en México? ¿Acaso la economía mexicana se está encaminando a una tormenta perfecta como lo dejó entrever un editorial del diario británico Financial Times?

Así que, con todo estos factores, es aún muy temprano para asegurar que la estabilidad en los precios está a la vuelta de la esquina.

 

Twitter: @SamuelGarciaCOM

Correo: samuel@arenapublica.com

Comentar