Finanzas

Retorna capital golondrino, entran 55 MMP en bonos y mercados positivos en primeros 45 días de AMLO

El cierre del gobierno de EU, el ciclo alcista en tasas de interés y menor percepción de riesgo en el país generan un desempeño positivo para los mercados financieros en México.

25-01-2019 06:06 Por : Arena Pública
Activos mexicanos como el peso, los bonos gubernamentales y la BMV muestran un desempeño favorable en los primeros 45 días de la nueva administración.
Activos mexicanos como el peso, los bonos gubernamentales y la BMV muestran un desempeño favorable en los primeros 45 días de la nueva administración.

Factores externos como internos han favorecido el desempeño positivo de los mercados financieros en México en el arranque de la nueva administración.

Un ejemplo de ello es la tenencia de bonos gubernamentales en manos de extranjeros que hasta el 15 de enero se ubica 2.19 billones de pesos, cifra equivalente a 115 mil 444 millones de dólares (mdd), de esta forma en los primeros 45 días de la administración de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hay un incremento de 55 mil 678 millones de pesos (mdp) respecto al 30 de noviembre de 2018, señalan datos de Banco de México (Banxico).

El dato significa un retorno del capital golondrino al país, ya que en todo 2018 este indicador aumentó en 26 mil 412 mdp y en 2017 se observó una salida por mil 941 mdp.

 

 

Los bonos gubernamentales no fueron el único activo denominado en pesos que ha visto un comportamiento positivo en lo que va de la administración de AMLO, también el tipo de cambio, el desempeño de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y el riesgo país reflejan el apetito del capital extranjero.

Con la entrada de dólares vía inversión en bonos de gobierno, el peso muestra una mejoría en su paridad frente al dólar.

De acuerdo con cifras de Banxico, el tipo de cambio en su cotización interbancaria se ubicó el 15 de enero en 19.01 pesos por dólar, con ello la moneda mexicana se apreció 7.1% (equivalente a 1.44 pesos) en el primer mes y medio de la administración, inclusive el precio de la divisa llegó a romper el piso de los 19 pesos.  Hasta el 24 de enero el dólar cotiza en 19.04 peso por unidad.

 

Por otra parte, en los primeros 45 días de AMLO como presidente la BMV registra un incremento de 4.5% y su principal indicador pasó de los 41 mil 700 puntos el 30 de diciembre a los 43 mil 600 enteros el 15 de enero. Medido en dólares, el rendimiento de la BMV alcanza un beneficio de 12.4% en el mismo periodo.

 

Un inicio complicado

El inicio de la administración del Presidente estuvo lleno de dudas y cautela por parte del capital privado.

La consulta y la cancelación del NAIM en Texcoco, así como señales poco claras de la dirección que tomaría el gobierno de AMLO, además de la reducción en la perspectiva de la economía de estable a negativa por parte de la calificadora Fitch, provocaron nerviosismo en los mercados y un incremento en la perspectiva de riesgo.

El 5 de diciembre el dólar interbancario se vendió en 20.52 pesos, el nivel más alto en los pocos días del sexenio de AMLO, también la BMV tocó el piso de las 40 mil unidades el 17 de diciembre y el 11 de ese mismo mes se observó una salida de capitales en el año por 11 mil 402 mdp.

 

El nerviosismo del mercado motivó un incremento para la perspectiva de incumplimiento y el riesgo medido por el rendimiento de los Credit Default Swap (CDS) a 5 años tocó su punto máximo del año el 27 de diciembre al alcanzar 153.16 puntos y desde ese momento inició una tendencia descendente.

 

El papel de las tasas de interés

Otro factor determinante para el repunte de los mercados en México es el ciclo alcista de las tasas de interés, que provoca un incremento en el premio que otorgan los instrumentos del gobierno a inversores.

En Estados Unidos la Reserva Federal (Fed) aplicó un incremento de 25 puntos base en su tasa objetivo durante cuatro ocasiones a lo largo de 2018 y actualmente el tipo de interés de los fondos federales se ubica en 2.50%.

En México, Banxico realizó el mismo número de movimientos y en la misma proporción que la Fed, al inicio del año anterior el precio del dinero se ubicaba en 7.25 y cerró en 8.25%, pero los dos últimos apretones monetarios se realizaron en el 15 de noviembre y el más reciente el 20 de diciembre.

Te puede interesar: Bolsa de Brasil lidera pérdidas accionarias de 2018 en el mundo; ¿cómo le fue a México?

 

Con una mayor tasa y ante un entorno internacional adverso en el que el cierre de gobierno de Estados Unidos desde el 22 de diciembre y datos decepcionantes de la economía de China incrementaron la preferencia en activos de mayor riesgo que pudieran ofrecer mayor rendimiento al capital.

Ante un nuevo apetito por activos de riesgo y la mayor tasa que ofrecen los bonos mexicanos, la demanda por estos activos viene en aumento y el rendimiento que ofrecen se ha moderado, situación que se observa en el bono a 10 años del país.

 

Bono 10 años México (rendimiento %)

Fuente: Bloomberg

 

¿Qué riesgos hay hacia adelante para México?

Un dicho popular dice “una golondrina no hace verano” y este lema bien puede aplicar para el comportamiento de los mercados en México en los primeros días del gobierno de AMLO, ya que hay riesgos aún latentes que no se han disipado por completo.

Si bien las acciones del gobierno para la recompra de bonos relacionados con la obra aeroportuaria y la entrega del paquete presupuestal para 2019 (que fue bien visto por el mercado) ayudaron a reducir la perspectiva de riesgo, esto solo aplica para el corto y mediano plazo.

Las calificadoras de riesgo aún tiene la lupa en el país y la administración de Andrés Manuel López Obrador apenas inicia, debe demostrar que es capaz de cumplir sus metas presupuestarias y mantener la disciplina fiscal, fortalecer las finanzas de Pemex y alcanzar las metas de crecimiento económico en un entorno de desaceleración mundial.

La lucha contra la corrupción y el crimen organizado es una de las variables con mayor atención,  pero la formas también importan y en ese sentido se han generado varías críticas en estos primeros días.

Los resultados que la economía vaya generando en el transcurso de este primer año de gobierno serán fundamentales para el regreso de la confianza del capital extranjero en activos denominados en pesos mexicanos y en su desempeño en el mediano y largo plazo.

Por lo pronto tanto el FMI y algunas instituciones financieras han venido recortando el pronóstico de crecimiento para este año, mientras que los Criterios Generales de Política Económica de 2019 anticipan un PIB en un rango entre 1.5 y 2.5%.

 

MÁS INFORMACIÓN: Tenencia de valores gubernamentales en manos de extranjeros, Banxico.