Finanzas

AMLO quitará carga fiscal a Pemex “como nunca ha sucedido” y bonos dan señales de recuperación

Las calificadoras Fitch Ratings y Moody’s tienen la deuda de Pemex en el último escalón del grado de inversión, a un paso de calificarlo como especulativo.

05-02-2019 10:00 Por : Arena Pública
Octavio Romero Oropeza, director general de Pemex -al centro- en una reunión en Ciudad del Carmen, Campeche, el 10 de diciembre pasado (Foto: Pemex).
Octavio Romero Oropeza, director general de Pemex -al centro- en una reunión en Ciudad del Carmen, Campeche, el 10 de diciembre pasado (Foto: Pemex).

¿Por qué es importante? Pemex se enfrenta cada vez más a un mayor costo al emitir deuda, y las nuevas medidas podrían ayudar a aliviar esto. 

¿Qué sucedió? En su conferencia matutina del 5 de febrero, el presidente López Obrador anunció un nuevo paquete de ayuda a la empresa productiva del Estado, Petróleos Mexicanos (Pemex). 

"Le vamos a quitar carga fiscal a Pemex como nunca ha sucedido. Esto va a significar menos recursos para el gobierno, pero estamos seguros que vamos a suplir esa falta de ingresos", detalló el mandatario. 

En retrospectiva: A finales del mes de enero el poder ejecutivo anunció a través de la Secretaría de Hacienda que implementaría una serie de acciones enfocadas a aligerar la carga tributaria de Pemex, a través del diseño de un nuevo régimen fiscal para la capacidad productiva del Estado, sin que esto tuviera un efecto significativo en los mercados. 

Las cifras hablan: En un año, el rendimiento de sus bonos con vencimiento en 2027 subió 22 puntos base. El 31 de enero de 2018 el rendimiento era de 5.1%, mientras que para el mismo día de 2019 fue de 7.3%.

De acuerdo con el portal Bloomberg, tras el anuncio de López Obrador en su conferencia matutina, la deuda en dólares con vencimiento en 2027 subió un 1.6%, su nivel más alto desde octubre, lo que hizo que el rendimiento bajara a 6.6%.

 

¿Qué hay que ver? Las calificadoras Fitch Ratings y Moody’s tienen la deuda de Pemex en el último escalón del grado de inversión, a un paso de calificarlo como especulativo -también conocido como “basura”.

Por su parte Standard & Poor’s colocó la deuda dos escalones arriba que las otras dos calificadoras, dándole un respiro momentáneo a la empresa productiva del estado.  Que Moody’s no la haya reducido fue un respiro, pero momentáneo. 

Y ahora ¿qué sigue? En los próximos días el presidente anunciará los detalles de las medidas para ayudar fiscalmente a Pemex. 

Estará por verse si las nuevas medidas convencen a la mayoría de los inversionistas.  Cuando se le preguntó en conferencia al presidente si las nuevas medidas incluirán una inyección de capital para Pemex, López Obrador se limitó a decir que el enfoque será reducir los pagos de impuestos.

 

MÁS INFORMACIÓN: Bloomberg News