Economía

Federico De Noriega, el brillante estudiante que se convirtió en el defensor de los acreedores del NAIM

Federico lidera uno de los 15 mejores equipos legales del país en el sector de mercado de capitales.

07-12-2018 06:00 Por : Arena Pública
Federico De Noriega es socio de la firma internacional Hogan Lovells desde hace cuatro años.
Federico De Noriega es socio de la firma internacional Hogan Lovells desde hace cuatro años.

Todavía no alcanza los 40 años, pero su caso ya esta siendo vigilado ferozmente por toda la prensa nacional y una buena parte de medios internacionales. 

Federico De Noriega es uno de los abogados defensores de los acreedores de bonos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que, tras una consulta, el presidente Andrés Manuel López Obrador canceló semanas antes de incluso portar la investidura de su puesto oficial.

Socio de la firma internacional Hogan Lovells desde hace cuatro años De Noriega es joven, pero no tanto para ser considerado un millennial; aún así lidera uno de los 15 mejores equipos legales del país en el sector de mercado de capitales, de acuerdo con el listado Legal 500, calificadora de firmas legales en el mundo.

De complexión delgada, tez blanca y tupida barba, la carrera del abogado de los acreedores del NAIM es notable con solo mirar los números de su currículum. 

Y es que a pesar de haber entrado a la carrera en el 2000 y recibirse como abogado en el 2005 por la Universidad Iberoamericana, con el mejor promedio de su generación –dato importante a señalar-, desde el 2002 ingresó a Hogan Lovells como parte de su programa de prácticas profesionales. 

Una vez terminada la universidad realizó inmediatamente una maestría en leyes en la Universidad de Harvard con la especialidad de banca y servicios financieros. Tras un año de estudios, ejerció como abogado en la firma Sidley Austin LLP durante un año y medio en Nueva York, para después reincorporarse a su actual firma. 

A decir de los comentarios en la agencia Chambers and Partnes sobre De Noriega, es un abogado dedicado en extremo, “siempre disponible y con un detallado conocimiento del sector bancario y financiero”, “eficiente y de pronta respuesta, que sabe como ser empático con sus clientes”. 

Previo a ser nombrado socio de Hogan Lovells, De Noriega fue catalogado por dos años consecutivos como un asociado a tener en cuenta por Chambers and Partners Latin America, una calificadora de los mejores abogados y firmas del mundo.

Entre los casos que ha manejado el equipo de Federico en los últimos años es encuentra el asesoramiento a Banorte en la venta de 12 mil 100 millones de pesos de su cartera Apolo II  de Mexico Retail Properties a Fibra Uno; y a Crédit Agricole en un programa de cuentas por cobrar por un valor de 1.8  miles de millones de pesos otorgado a Cemex.

Hoy Federico De Noriega es el encargado de defender los intereses de los tenedores de bonos del aparentemente extinto aeropuerto de Texcoco, mismos que están aumentando la presión sobre el gobierno de López Obrador al rechazar su oferta de recompra de una tercera parte de la deuda. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Hogan Lovells, Federico de Noriega Olea.