Cultura

Psicosis, la cinta que Alfred Hitchcock llevó más allá del suspenso

La publicidad y el misterio que el director británico le dio a esta cinta, fueron la clave para convertirla en una obra maestra del cine de terror.

29-01-2019 12:30 Por : Arena Pública
Hitchcock con la claqueta de
Hitchcock con la claqueta de "Psicosis" (Fotografía: The Guardian)

Con la exhibición de Hitchcock: más allá del suspenso a punto de cerrarse, vale la pena recordar una de sus películas más emblemáticas: Psicosis (Psycho, 1960).

Clasificada por la crítica como una de las mejores cintas en la historia del cine, hay muchos elementos que hacen de Psicosis una obra maestra del cine de terror y suspenso. La musicalización, los ángulos de cámara, el manejo de la tensión, entre otras. 

Pero también un aspecto que contribuyó al arrollador éxito de esta cinta fue la mercadotecnia.

Alfred Hitchcock fue un director polémico e innovador dentro y fuera de las locaciones de grabación.

Encontró la forma de llevar el suspenso fuera de las salas de cine, para promocionar un trabajo que había producido con sus propios recursos, pues Paramount había rechazado su propuesta.

Así logró que su público fuera presa de una ansiedad, provocada por la expectación de ver la cinta.

El director británico se caracterizaba por usar su propia imagen para vender sus películas. Los protagonistas no debían ser los personajes de sus historias, sino él mismo.

Por esta razón, el primer paso para impulsar su producción número 17 fue comprar los derechos del libro en el que se basó.

No conforme con esto, trató de comprar el mayor número posible de copias aún existentes en librerías. Con esto pudo hacer que la novela y el autor pasaran desapercibidos y Psicosis se convirtió en una obra completamente de Hitchcock.

En cuanto al marketing, propiamente hablando, Hitchcock inició con una campaña de misterio. Las grabaciones se llevaron en secreto, los actores tenían prohibido dar entrevistas e, incluso, la cinta no fue proyectada para la crítica antes de su estreno público.

La estrategia fue un parteaguas en el mundo del terror, siendo imitadas por cintas como Holocausto Canibal.

En el tráiler, se mostraban escenas poco reveladoras, pero que picaban el morbo de los espectadores.

Finalmente, la campaña publicitaria se concentró en la insistencia de que los asistentes llegaran temprano al cine, pues no se permitiría la entrada de nadie una vez que la función hubiera iniciado.

Esto, junto con el mensaje al inicio de la película en la que el propio Alfred Hitchcock pedía que el público no revelara el final, hizo que el interés despertara en las personas que aún no la habían visto.

 

Cartel de la muestra Hitchcock más allá del suspenso (Cineteca Nacional).

 

Así, de tener que pagarle a gente para que formara filas en las salas donde se proyectara su película, Psicosis pronto reventó auténticamente las taquillas y le facilitó así el éxito a su sucesora: Los Pájaros (The Birds, 1963).

De esta forma, Hitchcock se volvió una auténtica leyenda del suspenso, dentro y fuera de las salas.

Hitchcock: más allá del suspenso cierra oficialmente el 3 de marzo. Una muestra que no se puede perder ningún cinéfilo.

MÁS INFORMACIÓN: Hitchcock: más allá del suspenso.