Cultura

El resurgimiento del género zombie, una tendencia que va desde la literatura, el cine y la pantalla chica

El fenómeno zombie tiene un renovado repunte de popularidad, pero sus orígenes se encuentran en las obras literarias de Marie Shelley, Edgar Allan Poe y Paul Alexis Blessebois

11-02-2019 17:54 Por : Arena Pública
"The Walking Dead" es uno de los mayores exponentes del género zombi actual. (Fotografía: AMC)

Con The Walking Dead, que confirmó su décima temporada y los primeros vistazos a la segunda parte de Zombieland, los muertos vivientes vuelven estar en la boca de todos.

Pero, ¿qué tanto se ha perdido el sentido original que se le daba a los personajes de los zombis?

Con su primera aparición en las artes en el año 1697, cuando el francés Paul Alexis Blessebois publicó su libro El zombi del gran Perú, este ente sobrenatural ha sufrido diversas transformaciones.

En realidad, un zombi se refería a un muerto resucitado por un hechicero vudú para convertirlo en su esclavo.

El zombi actual es el resultado de influencias tan variadas que van desde Frankenstein, de Marie Shelley, hasta “La verdad sobre el caso del señor Valdemar”, de Edgar Allan Poe.

Finalmente, este personaje monstruoso alcanzó las pantallas de cine en 1932 con La legión de los muertos sin alma (White Zombie), basada en una obra de teatro que al mismo tiempo se inspiró en la novela The magic island, del autor norteamericano William Seabrook.

Esta primera etapa de películas zombi se caracterizó por siempre tratarse  acerca de un villano que tenía a sus órdenes una legión de cadáveres reanimados.

Luego de más de treinta años, el género se transformó gracias a La noche de los muertos vivientes (The Night of the Living Dead, 1968), de George A. Romero, el máximo exponente del cine de serie Z.

 

Night of the Living Dead (George Romero, 1968) fue un parteaguas en el género zombie.

 

Fue Romero quien le dio el sentido alegórico al cine zombi que lo caracterizaría por casi 40 años: seres autómatas, incapaces de razonar, que sólo se guiaban por instinto, por un hambre voraz de carne humana.

El director quería dar a entender que los seres humanos nos habíamos vuelto máquinas que habían dejado de pensar, guiados sólo por el consumismo.

Esta fórmula funcionó gracias a los siguientes elementos:

1. El suceso de los zombis se trataba de una pandemia que amenazaba la supervivencia de la raza humana.

2. Son incapaces de razonar y sólo conservan funciones básicas: caminar, comer, rugir.

3. La causa de su reanimación es secundaria y, la mayoría de las veces, nunca se aclara del todo.

4. Son peligrosos cuando se presentan en un gran grupo, llamado horda.

Las producciones de zombis actuales han optado por convertir a los monstruos como personajes secundarios. Son sólo un pretexto para analizar el comportamiento humano en una situación extrema.

Ya sean dramas, como The Walking Dead, o comedias como Zombieland, los zombis modernos permiten ver de lo que es capaz una persona cuando su existencia se ve comprometida.

 

 

Si bien es cierto que la serie de AMC no ha podido recuperarse del todo de las grandes pérdidas de audiencia y, lo que es más ha perdido un buen número de sus personajes principales (incluyendo a su protagonista Andrew Lincoln en el papel de Rick Grimes), la cadena insiste en explotarlo.

Por otro lado, Columbia Pictures aprovechó el furor del reto viral llamado “10 years challenge”, para dar a conocer el póster de la secuela de su éxito de muertos reanimados: Zombieland: Double Tap.

Definitivamente, los zombis están muy lejos de pudrirse.

MÁS INFORMACIÓN: “The Walking Dead”, la décima temporada ya está en desarrollo.

MÁS INFORMACIÓN: “Zombieland 2” llegará en 2019 con el casting original.