Cultura

Collages, de Anaïs Nin; la mujer de lo prohibido

La escritora francesa no temió explorar y escribir sobre los impulsos de sus pasiones, el lesbianismo y el incesto.

07-01-2019 14:35 Por : Arena Pública
Anaïs Nin y el escritor Henry Miller.
Anaïs Nin y el escritor Henry Miller.

Mujer que trascendió a su época (1903-1977) y se atrevió a vivir el amor en todas las formas posibles, así como las experiencias eróticas que despertaron su interés: fue protagonista de un trío amoroso con el escritor Henry Miller y su esposa June Miller.

Casada con Hugh Guiler -alto cargo de la banca norteamericana en París-; se mezcló con un círculo de personajes que surgen en la bohemia de París en mitad de siglo XX, y un mundo alternativo que encajó a perfección con su ideología, entre ellos se encontraron el psicoanalista Otto Rank, el pintor Salvador Dalí y el escritor Lawrence Durrell. "La vida ordinaria no me interesa. Sólo busco los momentos altos. Estoy de acuerdo con los surrealistas, en la búsqueda de lo maravilloso", escribe Anaïs Nin.

A pesar de estar notablemente influenciada por su círculo social en cuanto a su pensamiento, era sumamente complicado que una mujer se liberara a vivir de tal forma sus impulsos y pasiones –como el lesbianismo e incesto- que para muchas sólo eran y continúan siendo una lejana fantasía.

Sin embargo, la escritora francesa consideraba que sus pasiones e impulsos podían ser cumplidos y vividos sin ningún remordimiento siempre y cuando éstos no afectaran a terceros: "No veo nada malo en acostarme con Henry en la cama de Hugo, pero tampoco vería nada malo en entregarme Allendy en la misma cama, no comparto esa moral, sé que la gente se horroriza, pero yo no. Ninguna moralidad mientras el daño hecho no se manifieste por sí mismo".

 

No veo nada malo en acostarme con Henry en la cama de Hugo, pero tampoco vería nada malo en entregarme Allendy en la misma cama, no comparto esa moral, sé que la gente se horroriza, pero yo no

 

Acercarse a su obra literaria significa transportarse a todo su mundo, a la intensidad que la llevó a vivir el romance más profundo cuando se reencontró con su padre siendo ya una mujer y sintió que por fin había encontrado en él lo que había buscado en tantos hombres.

“Tenía al hombre que amaba en mis pensamientos; lo tenía en mis brazos, en mi cuerpo. El hombre que busqué por todo el mundo, que marcó mi niñez y me perseguía. Había amado fragmentos de él en otros hombres […] ¡Y el todo estaba allí, tan bello de cara y cuerpo, tan ardiente, con una mayor fuerza, todo unificado, sintetizado, más brillante, más abstracto, con mayor fuerza y sensualidad! Este amor de hombre, por las semejanzas entre nosotros, por la relación de sangre, atrofiaba mi alegría", escribió en su diario publicado en 1992.

 

Firma de Anaïs Nin (Imagen:Wikipedia)

Testimonio de sus romances y gran talento queda plasmado en todos sus diarios -posible encontrarlos en editorial Siruela-, los cuales escribe por aproximadamente 40 años, en ellos no únicamente plasma sus vivencias, sino sus pensamientos y sentimientos de una forma sumamente poética, su narrativa resulta excelsa y la naturalidad de su escritura es un deleite literario.

Ediciones Cal y Arena trae el libro titulado “Collages” último trabajo de ficción de Nin: “En mi escritura he buscado desenmascarar al ser profundo que se encuentra oculto tras el ser que mostramos al mundo. He escrito sobre artistas (hay muchos en Collages) porque su libertad personal es más grande. No obstante sus neurosis, ellos saben cómo crear sus vidas y transformar la realidad”.

 

En mi escritura he buscado desenmascarar al ser profundo que se encuentra oculto tras el ser que mostramos al mundo

 

Este texto al igual que sus cuentos eróticos, novelas, prólogos y ensayos transportan a un mundo único y peculiar de una mujer con una visión distinta al resto.

 

Collages (@LibrosCalyArena)

Su vida fue llevada a la pantalla en los 90’s con el título de “Henry y June”, dirigida por el conocido director Philip Kaufman.

Anaïs Nin fue más que una simple escritora que se atrevió a hablar de lo prohibido, influyó de tal forma en toda una generación que 3 mil niñas en Francia fueron nombradas Anaïs y el perfume Anaïs Anaïs fue el más vendido del mundo el año que salió a la venta, -nombre de la fragancia que aunque no es precisa la influencia de la escritora, menciona Michael Edwards en el libro "Perfume Legends" hay una gran probabilidad en ello-.

Sus diarios son “sinónimo de libertad y osadía erótica” menciona la poetisa argentina Noni Benegas porque Anaïs Nin fue y es la voz de todo un grupo de mujeres que han logrado vivir a través de ella sus más secretas fantasías y todas las formas de amor posibles.  

 

 

MÁS INFORMACIÓN: La amante: Anaïs Nin. Por Noni Benegas