¿Podrá el Presidente cumplir su promesa de no aumentar la deuda?

28-08-2019 09:33

* Por Marco Antonio Pérez Valtier

Ya empiezan a escucharse por la radio los promocionales con la voz del Presidente López Obrador, donde afirma que es un hombre de palabra y que está cumpliendo sus promesas de campaña, entre las que incluye el no haber aumentado más la deuda pública.

Sin embargo, esta promesa no implica que la contratación de nueva deuda sea de cero pesos, sino que el crecimiento del endeudamiento gubernamental, no supere al que tendrá el Producto Interno Bruto, (PIB) de tal suerte que la deuda, como porcentaje del PIB, no se incremente.

De hecho, en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) aprobada por el Congreso para el presente año, se contemplan ingresos por financiamientos del orden de los 539.9 miles de millones de pesos, necesarios para sufragar el gasto presupuestal, ya que los ingresos propios serán insuficientes en ese monto, para cubrir el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

Sin embargo, si a ese monto le sumamos los financiamientos adicionales que requiere el Gobierno Federal, para sufragar sus compromisos de gasto extra presupuestales, que no se incluyen en el PEF, se tiene entonces que la autorización para contratar más deuda, que el Ejecutivo Federal solicita al Poder Legislativo, se eleva a la cantidad de 730.5 miles de millones de pesos, según lo detalla el artículo 2 de la ya referida LIF.

De ese monto de mayor deuda solicitada, 598,000 millones de pesos serán para al Gobierno Federal, 112,800 millones de pesos para Pemex, y 19,700 millones de pesos para la CFE.

Ahora bien, si consideramos que al cierre del año pasado la deuda del Sector Público Federal sumó la cantidad de 11,019.2 miles de millones de pesos, y el PIB nominal cerró en 23,552.5 miles de millones de pesos, entonces se tiene que el cociente de deuda a PIB fue de 46.8 por ciento, cociente que se debe mantener, para cumplir con la promesa de campaña de no incrementar más la deuda pública.

Sin embargo, si consideramos el PIB nominal contemplado en el documento de Criterios Generales de Política Económica para 2019, el cual ascendería a 24,942.1 miles de millones de pesos, el 46.8 por ciento equivale a 11,672.9 miles de millones de pesos, por lo que la deuda adicional a contratar en 2019 estaría topada en 653.7 miles de millones de pesos (11,672.9 - 11,019.2).

De salida, según podemos deducir, si solicitan al Congreso autorización para contratar más deuda por 730.5 miles de millones de pesos, esa cantidad elevaría la deuda gubernamental a los 11,749.7 miles de millones de pesos, cantidad equivalente al 47.1 por ciento del PIB, superando el 46.8 por ciento del PIB nominal esperado, y no se cumpliría la promesa de campaña.

No obstante, la solicitud de mayor deuda que se presentó al Congreso de la Unión representaba un aumento de la deuda como proporción del PIB; pero la situación actualmente es peor, ya que ni por error la economía crecerá al 2 por ciento originalmente esperado, ni tampoco al 1.1 por ciento que es la nueva meta planteada recientemente por la SHCP.

Incluso aceptando que fue cero el crecimiento del PIB al segundo trimestre, según lo reportó el INEGI, resulta que esta cifra es inverosímil, ya que el PIB nominal creció 3 por ciento, lo que implica que el deflactor fue también de 3 por ciento, inflación poco creíble ya que el Índice de Precios al Consumidor fue 27 por ciento superior, de 3.8 por ciento.

Entonces, lo que seguramente tendremos será un PIB nominal muy inferior al contemplado en las proyecciones gubernamentales originales, que si somos optimistas, crecerá en un 0.5 por ciento anual, mientras que el deflactor del PIB rondará el 3.5 por ciento.

Es decir, el PIB Nominal para 2019 se ubicará muy probablemente sobre los 24.5 billones de pesos corrientes, lo que implica que para cumplir con la promesa de no más deuda, y mantenerla en el 46.8 por ciento del PIB, ésta debería ser no mayor a los 11,464 miles de millones de pesos, es decir, solo debería aumentar en 445 mil millones de pesos, (285 mil millones de pesos menos a los solicitados) ingresos insuficientes ni siquiera para sufragar el déficit del Gobierno Federal.

Le sugeriría al Presidente, revisar lo más pronto posible su spot publicitario.

 

@marcopmx

* El autor es economista por la Universidad de Wisconsin-Milwaukee. Especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Es socio-director en Econometría Aplicada SC y socio de Estudios Económicos y Financieros en Pérez Gongora y Asociados SC.