¿En realidad se le "recortó" el presupuesto al INEGI?

06-02-2019 08:14

*Por Marco Antonio Pérez Valtier

Las notas periodísticas que circularon con motivo de la aprobación del Presupuesto de Egresos al Instituto Nacional de Estadística y Geografía, mejor conocido como INEGI, señalaban que el Presupuesto de este Instituto había sido “recortado” de manera importante, razón por la cual, no se levantarían 13 Encuestas ni el Censo Agropecuario, por lo que se generó un reclamo generalizado, señalando que estos “ahorros” tendrían un importante costo social.

Lo primero que es necesario aclarar, es que el Presupuesto del INEGI durante el año pasado, fue de $7,853.7 millones de pesos ($6,547.3 millones en 2017) por lo que si lo comparamos con el Presupuesto aprobado por el Congreso para este año, de $12,129.7 millones de pesos, lo que tenemos es un incremento de $4,276 millones de pesos, equivalentes a un 54.5 por ciento de crecimiento nominal.

Entonces, ¿dónde está el “recorte? Lo que sucede es que el Proyecto de Presupuesto que solicitó el INEGI al Ejecutivo, y que se turnó al Congreso, fue por $12,629.7 millones de pesos, (61 por ciento superior), pero los Diputados Federales lo consideraron excesivo, y procedieron a “recortarle” $500 millones de pesos, dejándolo en $12,129.7 millones de pesos, pero dicen en el INEGI que no les alcanza este Presupuesto 55 por ciento superior.

Si bien es cierto que en 2019 se levantarán los Censos Económicos que cada cinco años se llevan a cabo, la recurrencia de este Censo hace que su costo sea fácilmente calculable y se pueda cuantificar con relativa precisión.

Si revisamos el presupuesto del INEGI de hace cinco años (2014) cuando se levantó el último Censo Económico, lo que encontramos es que en ese año el presupuesto total fue de $7,673 millones de pesos y fue superior en $2,365 millones de pesos (39 por ciento) en comparación al erogado el año anterior.

Entrando en detalles, el Censo Económico de 2014 costó $2,084 millones de pesos y absorbió, casi el 90 por ciento del incremento presupuestal, mientras que ahora se presupuestan $2,360 millones de pesos para el Censo Económico 2019, (13.2 por ciento más que hace cinco años), por lo que aquí no podemos decir que hay una fuente de discrepancia, solo que el Censo absorbe el 55 por ciento del mayor presupuesto, y no el 90 por ciento como hace cinco años.

El “ruido” en el presupuesto para 2019, corre a cargo del Censo de Población y Vivienda que se realizará hasta el próximo año, ya que se solicitaron $2,833 millones de pesos, solo para trabajos “preparatorios”, cuando hace diez años, en 2009, este gasto preparatorio para el referido Censo fue de solo $1,373 millones de pesos, es decir, solicitaron un 106 por ciento más que lo erogado hace diez años, cuando la inflación en este periodo es como del 46 por ciento.

Es decir, el incremento presupuestal solicitado para esta actividad, no se apega a un crecimiento “razonable” ni aun considerando la mayor población.

Por otra parte, si revisamos los “conceptos” de gasto que se solicitan incrementar en 2019, (además de los salarios) se tiene que el rubro de Inversiones en activo fijo es de $1,493 millones de pesos, cuando el año pasado solo se invirtieron $37 millones de pesos, por lo que aquí está la principal fuente de desviación, y si esto es crucial para el INEGI, así lo debió de haber defendido su Presidente ante los Diputados, pero no lo hizo.

Finalmente, poca gente sabe que el INEGI es un Instituto superavitario en sus finanzas, y que siempre opera con flujos de efectivo positivos. De hecho, en su último reporte financiero publicado, con cifras al 30 de Junio del año pasado, reportaba “Utilidades” o ahorros presupuestales acumulados por $1,810 millones de pesos, ($574 millones generados solo en los primeros seis meses de 2018) y reportaba Inversiones Financieras del orden de los $870 millones de pesos a esa fecha, cantidad 74 por ciento superior al Presupuesto “recortado”.

Si a eso le sumamos que para 2019 el INEGI reducirá su gasto operativo, ya que se cancelaron los seguros de gastos médicos de más de 12 mil trabajadores, así como los seguros de separación, y se redujeron los salarios de los altos mandos, seguramente su superávit de operación será superior.

Lo que ocupa el INEGI es una auditoría.

 

* El autor es economista por la Universidad de Wisconsin-Milwaukee. Especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Es socio-director en Econometría Aplicada SC y socio de Estudios Económicos y Financieros en Pérez Gongora y Asociados SC.

@PerezValtier