Autos

Sistemas antiasalto para tu coche más populares

Hay varias formas de proteger tu auto, desde palancas para el volante hasta cortacorrientes. Pero hay algunos sistemas que van más allá.

15-02-2019 17:16 Por : Arena Pública
El robo de coches es un serio problema de seguridad en todo el país.
El robo de coches es un serio problema de seguridad en todo el país.

En el 2018 el robo de automóviles alcanzó una cifra histórica, con 45mil521 unidades en el primer semestre del año. Esto se tradujo en pérdidas a niveles estratosféricos para aseguradoras y propietarios.

Si bien es cierto que hay varios sistemas de alarma y seguridad, estos son más bien para intentar disuadir al delincuente y no para evitar efectivamente un intento de robo. Las palancas que se colocan para inmovilizar el volante son las más fáciles de vulnerar, y las alarmas sólo sirven para ahuyentar al ladrón y alertar a los vecinos.

Por otro lado, quizá uno de los sistemas más efectivos es el cortacorrientes. Un botón o palanca se coloca en algún lugar oculto en el tablero o tras el volante, que al accionarlo hará que el motor se apague a unos segundos de que se acciona. Esto obliga al criminal a dejar abandonado a las pocas calles el vehículo extraído. Sin embargo, algunas medidas de seguridad van más lejos.

En línea y en tiendas especializadas para la defensa personal venden las latas del ya famoso gas pimienta. De pequeño tamaño y con un aro para colgarlo en tu llavero, esta arma no letal puede repeler una agresión o, incluso, salvarte la vida si intentan asaltarte en la vía pública.

Los talleres y aseguradoras han adaptado esta arma para crear un método increíble contra los robos a vehículos.

Llenan un tanque de gas pimienta, chile o algún otro gas y lo instalan en el auto. Con un interruptor parecido al de los cortacorrientes, el usuario puede activar el sistema al momento de detectar alguna amenaza. Al accionarse, dos mangueras ubicadas en los laterales del vehículo disparan el gas y neutralizan a cualquier individuo que se encuentre a tres metros de distancia.

Algunos ingenieros han adaptado sensores de movimiento y táctiles a la carrocería, para evitar los robos incluso si el propietario no está presente. Esto es especialmente útil si se considera que la mayoría de los robos de coches son a unidades estacionadas. Más aún, se puede instalar una aplicación en el celular para rastrear el vehículo vía GPS y lanzar el gas dentro del mismo.

 

Sistema de gas pimienta que se puede adquirir en Joyas y Gemas.

El más extremo de estos sistemas viene de la mano con lo último. El funcionamiento es el mismo, sólo que, en vez de gas, se instala un lanzallamas. Este método, que ya se considera como letal, puede someterse a discusión, pero puede significar el futuro de la seguridad vehicular.

Uno de los aspectos a considerar antes de optar por la instalación de estos medios antiasaltos, es el daño colateral que puede provocar. El gas chile, pimienta o lacrimógeno, pese a no ser un arma letal, tiene efectos bastante corrosivos que pueden, en algunos casos, poner en peligro la salud de la víctima. 

El debate es el mismo que con las pistolas de fogueo que utilizan municiones de goma para neutralizar a un agresor. Si bien no son consideradas armas de fuego ni de efectos mortales, una de sus balas puede reventar el tabique nasal o perforar zonas blandas del cuerpo, lo que vuelve su uso un asunto a tener en cuenta.

Sin duda, el ingenio humano demuestra todo su potencial cuando se trata de fabricar armas y métodos de defensa. Este aspecto ha llegado por fin para comenzar a frenar la delincuencia de la que los automovilistas son blanco.

MÁS INFORMACIÓN: Robo de autos, con cifras históricas.