Autos

Leasing vehicular, una buena opción para ahorrar al estrenar carro

Tanto empresas como personas físicas le pueden sacar provecho a este modelo, el cual, entre sus ventajas, no exige un enganche y se pueden deducir impuestos.

29-11-2018 18:00 Por : Arena Pública
El leasing da facilidades a los clientes, sin embargo, estos deben considerar sus necesidades para saber si les conviene ese modelo (Foto: Twitter@JatoMexico).
El leasing da facilidades a los clientes, sin embargo, estos deben considerar sus necesidades para saber si les conviene ese modelo (Foto: Twitter@JatoMexico).

Al pasar por un mal momento económico, comprar un automóvil puede ser una decisión difícil; sin embargo, el leasing parece ser una opción viable para estas etapas donde no se puede pagar las mensualidades que implica un auto a crédito.

También conocido como arrendamiento puro, se trata de un tipo de contrato que permite financiar un bien a partir de cuotas durante cierto periodo con la finalidad de que cuando el convenio llegue al final exista la posibilidad de hacer una prórroga, comprar el bien o incluso devolverlo.

En el proceso de la firma del contrato se establece la cantidad de dinero a pagar de acuerdo a distintos elementos como lo son el modelo del vehículo, el equipamiento con el que cuenta o el kilometraje que podrá recorrer durante el tiempo de renta.

 

Te puede interesar: Conducir cansado es igual de riesgoso que hacerlo ebrio

 

Quienes más ocupan este modelo son las empresas o pymes, pero en la actualidad cualquier persona puede sacarle provecho, ya que en caso de que el arrendatario busque adquirir el carro, su precio se calcula a partir de la diferencia del costo pagado durante el contrato y el costo actual del vehículo sin incluir intereses u otros cargos por la renta.

Entre los beneficios que le presenta a los particulares adquirir un automóvil por este medio destaca el hecho de que la capacidad de endeudamiento no se ve tan afectada, así, buena parte de las ganancias no se van en pagar las mensualidades de un coche nuevo.

Una de las ventajas más importantes para considerar esta opción es que muchas de las marcas que ofrecen este servicio es que no debe desembolsar una fuerte cantidad de dinero por el enganche. Incluso varias marcas ni siquiera consideran este monto, aunado a que los pagos iniciales son reducidos y que la tasa de interés se mantiene durante todo el plazo.

Otra ventaja es que, tanto para las empresas como para las personas físicas que opten por el leasing, las rentas son deducibles de impuestos. En el caso de las firmas, la deducción es total; para los particulares la deducción puede alcanzar los seis mil pesos.

 

Te puede interesar: Conoce los factores que devalúan tu auto

 

Definitivamente este modelo resulta conveniente cuando se maneja poco o distancias cortas, ya que existe punto en contra de él: si sobrepasas el kilometraje establecido en el contrato, al final del mismo se deberá pagar una penalización correspondiente a los kilómetros excedidos.

Algo que siempre se debe tener en cuenta a partir del momento de aceptar un contrato de este tipo es que el auto no te pertenece, pero sí deberás pagar por todos sus servicios o reparaciones, además de que no será posible realizarle ningún tipo de modificación.

Aunque el leasing parece una gran opción para hacerte de un coche nuevo, deberás poner sobre la balanza tus necesidades y sopesar el hecho de estar dispuesto a pagar por un vehículo que no es completamente de tu propiedad.

 

MÁS INFORMACIÓN: Consejos para el Leasing vehicular