Autos

Audi México hace historia con la primera planta de ósmosis inversa

Con esta fábrica buscan reducir el uso del agua, además de suprimir la contaminación que los residuos generan.

22-11-2018 16:00 Por : Arena Pública
La planta se ubica en San José Chiapa, Puebla y posiciona a la fábrica de ese estado como la primera del consorcio alemán a nivel global (Foto: Audi México).
La planta se ubica en San José Chiapa, Puebla y posiciona a la fábrica de ese estado como la primera del consorcio alemán a nivel global (Foto: Audi México).

Audi México sienta un precedente para el cuidado del agua en la industria automotriz con la instalación de la primera planta de ósmosis inversa para la producción sustentable.

Esta planta se ubica en la localidad de San José Chiapa, Puebla. Se trata de un proyecto amigable con el ambiente que, además, posiciona a la fábrica de ese estado como la primera del consorcio alemán a nivel global que no realiza descargas de aguas residuales hacia el exterior.

La ósmosis inversa es un proceso de filtración de agua mediante presión, la cual conduce el líquido por una membrana desde una solución de menor concentración hacia otra solución salina más concentrada para equilibrarlas y así separar los contaminantes del agua.

Implementar este tipo de tecnología sustentable en una planta automotriz fue una medida pionera por parte de Audi, cuyos objetivos son reducir el uso del agua, suprimir la contaminación y asegurar que los elementos contaminantes se dispongan correctamente una vez que son separados del líquido.

 

Te puede interesar: Paneles solares en automóviles, una alternativa más para cuidar el medio ambiente

 

Erich Auer, Director de Servicios de Planta y Medio Ambiente, explicó que escogieron esta planta para introducir los procesos de esta tecnología, debido a que el mexicano es un territorio donde el uso y cuidado del agua es uno de los principales retos para la atención de las comunidades.

San José Chiapa es una localidad alejada de las ciudades principales, por lo que la fábrica de Audi toma el agua necesaria para sus labores de los pozos de mantos acuíferos próximos, pues no cuenta con una conexión directa al sistema de aguas.

Ante ese panorama, y comprometidos con la producción sustentable, buscan una operación amigable con el medio ambiente y las comunidades cercanas a sus plantas; por dicha razón contribuyen al cuidado ambiental a través de estas medidas en lugar de explotar sus recursos naturales.

 

Te puede interesar: Motor de hidrógeno, ¿una alternativa antes de la llegada de los autos eléctricos? 

 

Mientras esta planta de ósmosis inversa continúe en funcionamiento se espera que paulatinamente utilice cada vez menos el agua de los pozos y, por lo tanto, no deseche grandes cantidades de líquido.

“Tenemos la obligación de asegurar un trato cuidadoso y compatible con el medio ambiente y con recursos valiosos como el agua”, declaró Auer en un comunicado oficial.

De acuerdo con detalles proporcionados por Audi, la planta tiene una capacidad de tratamiento de 21 litros por segundo y permite remover cualquier tipo de impureza al agua resultante de los distintos procesos productivos, incluso la necesaria para la pintura de los autos, con el fin de reutilizarla.

Uno de los objetivos más ambiciosos de la firma alemana es que en 2030 produzcan automóviles alrededor del mundo con un nivel de cero emisiones de dióxido de carbono, por lo que tal vez para esa fecha la planta amigable con el ambiente de Puebla ya haya sido replicada en todas las otras fábricas de la empresa.

 

MÁS INFORMACIÓN: Planta de ósmosis inversa de Audi