Tecnologías y Educación

UNAM sin violencia: crónica del reclamo universitario

Entre goyas, cánticos y pancartas, miles de estudiantes, egresados y profesores alzaron la voz y marcharon contra la violencia en la máxima casa de estudios.

06-09-2018 14:00 Por : Arena Pública
Más de 30 mil personas marcharon el 5 de septiembre hasta la Rectoría de la UNAM para exigir paz. (Foto: Abimelech Tovar).
Más de 30 mil personas marcharon el 5 de septiembre hasta la Rectoría de la UNAM para exigir paz. (Foto: Abimelech Tovar).

La cita fue el miércoles 5 de septiembre.

Era el mediodía en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de Ciudad Universitaria, cuando los estudiantes se reunieron para levantar la voz contra los actos de violencia ocurridos recientemente en la máxima casa de estudios del país. Desde allí, marcharían en contingentes hacia la Torre de Rectoría.

El reclamo se había hecho sentir en toda la universidad. 41 escuelas y facultades se declararon en paro de labores por 24 horas, (algunas de forma indefinida) en respuesta a la violencia de la que fueron víctimas los alumnos del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) del plantel Azcapotzalco cuando se manifestaban frente a la torre de Rectoría en Ciudad Universitaria el pasado lunes. 

Ni el cielo nublado, ni la posibilidad de una torrencial lluvia que amenazaba el sur de la ciudad, fueron capaces de apagar los ánimos de miles de entusiastas universitarios que se dieron cita, entre goyas, cánticos y pancartas. El espíritu de lucha universitario crecía más y más.

Fue el grupo de alumnos del CCH Azcapotzalco el que encabezó la protesta. En el recorrido se hicieron presentes estudiantes de todos los planteles, escuelas y facultades de la universidad más grande del país, una comunidad que supera los 300 mil.

“¡UNAM sin violencia!”, “¡ni una más!”, “43… ¡justicia!”, fueron algunas de las consignas que se escucharon a lo largo de un recorrido al que se unieron estudiantes del Politécnico Nacional, padres de familia y ciudadanos simpatizantes de la comunidad universitaria. 

 

Foto: Abimelech Tovar.

La marcha parecía sintetizar un cúmulo de expresiones de hartazgo rezagadas. El recuerdo del 50 aniversario del 2 de octubre -una vieja herida todavía sensible por la desaparición y muerte de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la desaparición y asesinato de 3 estudiantes de cine en Guadalajara, los feminicidios a lo largo del país y los diversos casos de homicidios que han ocurrido al interior de las instalaciones de la UNAM. 

 

También te puede interesar: Abandono e interrupción de estudios, la realidad de los universitarios en México.

 

Alrededor de la torre de Rectoría y frente al mural de David Alfaro Siqueiros, "El pueblo a la universidad y la universidad al pueblo", los universitarios expresaron su repudio a los porros, a la ineficacia de las autoridades universitarias para resolver los problemas de seguridad y, directamente, a Enrique Graue, el rector de la UNAM.

 

 

Foto: Abimelech Tovar.

 

La violencia no se hizo presente. Fue un movimiento pacífico que buscaba hacerse escuchar, como no se escuchaba en Ciudad Universitaria desde hace años.

La capacidad de organización estudiantil, su sentido de unión, de inconformidad y de lucha, volvieron a hacer sentir en la roca volcánica sobre la que se erigió el mayor plantel universitario del país.