Gobiernos y Finanzas Públicas

AMLO no plantea bajar financiamiento a partidos en sus 50 puntos de anticorrupción y austeridad

Las medidas incluyen cortar el gasto en publicidad, seguros médicos y otros, pero no hay rastro de un recorte al financiamiento a partidos.

17-07-2018 06:33 Por : Arena Pública
AMLO en la presentación de los 50 puntos generales para el combate a la corrupción y la aplicación de austeridad.
AMLO en la presentación de los 50 puntos generales para el combate a la corrupción y la aplicación de austeridad.

Tanto Andrés Manuel López Obrador como su equipo económico han repetido que en su sexenio se aplicará una política de austeridad republicana.

Es más, en los 50 puntos que comprenden los lineamientos generales para el combate a la corrupción y la aplicación de austeridad se incluyen prácticas de reducción de gasto como el recorte en un 50% de la publicidad del gobierno, la cancelación de remodelaciones y la reducción en un 70% del personal de confianza y gastos de operación.

Sin embargo, nunca hizo mención de una reducción al financiamiento de los partidos políticos. En relación a estos solo prometió que será la Fiscalía Electoral la que se encargue de evitar el uso del presupuesto público para favorecerlos o castigarlos.

 

Te puede interesar:  ¿Cómo es el gabinete de AMLO comparado con el de EPN y Calderón?

 

En 2019 el partido fundado por AMLO, Morena, será el partido que más recursos reciba del presupuesto público de acuerdo con las estimaciones de la consultora en riesgo político Integralia; seguido –muy  de lejos- por el PAN y el PRI.

Se estima que Morena recibirá un total de mil 557.2 millones de pesos para su financiamiento anual, lo que es cerca de cuatro veces lo que recibió en 2018, e incluso 42% más de lo que obtuvo el PRI en año electoral, siendo este partido al que más recursos se le otorgó.

 

Estimaciones de financiamiento a partidos para 2019

 

Tan grande es la diferencia de financiamiento para 2019 que el segundo partido que más recursos obtendrá, el PAN, recibirá 850.9 millones de pesos, lo que equivale a la mitad de lo que recibirá Morena.

La asignación de recursos se da a través de una fórmula establecida en la Ley General de Partidos Políticos, en la que se multiplica el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral federal o local –según el caso-, a la fecha de corte de julio de cada año, por el 65% del salario mínimo diario vigente para la CDMX, para los partidos nacionales - o de la región-, para los locales.

En los últimos años esta fórmula ha sido criticada por parecer excesiva o no representativa del voto de la población, entre ellos el mismo consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

Tras protestas por el presupuesto de 6 mil 788 millones de pesos aprobado en recursos federales para los partidos políticos durante 2018, sugirió que terminando las elecciones se debería iniciar una discusión nacional sobre el “legítimo reclamo de la sociedad para disminuir el financiamiento a los partidos políticos”.

 

Te puede interesar: ¿Cómo quedó el Congreso, según el PREP?

 

En 31 de agosto el Congreso de la Nación recibirá a los miembros de la nueva legislatura, en la que los miembros de Morena, el PT y el PES ocuparán más del 50% de los asientos de elección popular (210 de 300 en Cámara de Diputados y 52 de 96 en el Senado), por lo que, de llegar una iniciativa que busque una reforma en el método de asignación de recursos a los partidos políticos, con su apoyo, la aprobación sería sencilla.

Una opción de reforma es la que promovió el excandidato al senado por Jalisco, Pedro Kumamoto: “Sin voto no hay dinero”, donde el financiamiento depende directamente de la cantidad de votos válidos que haya recibido cada partido en la elección anterior, multiplicado por 47 pesos –cifra menor al salario mínimo de la región-.

Esta fórmula fue aprobada para el estado de Jalisco en junio de 2017 y los comisión locales de 2018 fueron los primeros en donde la iniciativa aprobada fue puesta en práctica.

 

MÁS INFORMACIÓN: Ley General de Partidos Políticos.