Energía e Infraestructura

Túnel Emisor Oriente, la faraónica obra que no acabará con las inundaciones en la CDMX

Ni el Túnel Emisor Oriente con sus más de 20 mil millones de pesos invertidos a lo largo de una década lograrían detener las inundaciones en la CDMX

16-07-2018 06:30 Por : Arena Pública
Debido a que la capital se hunde, A partir del 2002 se requiere bombear el agua residual en grandes cantidades de subida.
Debido a que la capital se hunde, A partir del 2002 se requiere bombear el agua residual en grandes cantidades de subida.

El Túnel Emisor Oriente, la obra faraónica con la que el gobierno quiere acabar con las inundaciones de la CDMX lleva 10 años en construcción, la mitad del tiempo que le tomó al faraón construir su gran pirámide.

Incluyendo a López Obrador, virtual presidente electo, durante su década en construcción el Túnel Emisor Oriente ha visto desfilar a tres mandatarios federales y ha absorbido más de 20 mil millones de pesos del presupuesto, una cifra 110% superior a su costo original.

Desafortunadamente la obra iniciada por el entonces presidente Felipe Calderón en 2008 no resolverá los problemas de inundaciones en la capital, advierten especialistas.

 

Te puede interesar: ¿Por qué la CDMX está condenada a las inundaciones?, 11 de julio del 2018

 

“No hay sistema de drenaje que aguante una lluvia de más de 36 mm en hora y media…no hay forma de evitar las inundaciones de la ciudad”, sentenció el investigador del Instituto de Biología de la UNAM, Luis Zambrano, en un balance hídrico de la situación de la ciudad publicado a finales del 2017.

La construcción de la Ciudad de México sobre lo que eran los lagos ocasionó dos problemas permanentes: la necesidad de desalojo del agua de lluvia para evitar inundaciones y el hundimiento por la sobre explotación de los mantos acuíferos, de acuerdo con la Semarnat.

La capital se ha hundido con el paso del tiempo provocando una pérdida en la pendiente que impide que el agua salga de manera natural.

En 1910, el declive del Gran Canal permitía el agua correr de manera natural, mientras que a partir del 2002 se requiere bombear el agua residual en grandes cantidades de subida.

Ante la situación anterior el gobierno federal inició en 2008 la construcción del Túnel Emisor Oriente: 62 kilómetros de infraestructura hidráulica subterránea ubicados a más de 100 metros bajo la superficie con el propósito de desahogar las aguas residuales de la ciudad y trasladarlas hasta el estado de Hidalgo.

El gobierno federal aseguró que el túnel se concluiría en cuatro años, no obstante, ha transcurrido una década y la ciudadanía sigue esperando que se cumpla la promesa de una ciudad sin inundaciones.

Ubicación del Proyecto

El tiempo de construcción no es lo único que se ha elevado en el Túnel Emisor Oriente. De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación el contrato por la construcción de la obra tenía un costo original de 9 mil 595 millones 580 mil pesos, el cual se modificó tres veces para establecerse en 20 mil 167 millones 949 mil pesos, un monto 110.2% superior al original.

La Comisión Nacional del Agua informó a la Auditoría que durante la construcción del Túnel Emisor Oriente se han presentado acontecimientos naturales que no fueron previstos en la ingeniería básica, ni en el proyecto ejecutivo, que ocasionaron ajustar los términos y condiciones originales del contrato a la realidad que prevalece en la obra.

 

Te puede interesar: Artz Pedregal solo es la punta del iceberg de la corrupción inmobiliaria en la CDMX, 13 de julio del 2018

 

Aun más, la misma Conagua acepta que es probable que la obra no quede lista para el 31 de agosto del 2018, fecha de entrega que establece el último contrato pactado.

Desde un principio el Túnel Emisor Oriente “careció de un proyecto ejecutivo que permitiera planificar su debida construcción”, de acuerdo con la ASF. Misma situación que podría provocar un escenario en que la magna obra no cumpliera con su principal propósito.

 

“Se podría materializar el riesgo de que esas obras incrementen sus costos y se enfrenten problemas mayores, ya sea por la falta de capacidad para el desalojo pluvial o, bien, por el incremento de las lluvias registrado en los últimos años”. ASF

 

De esta manera, con 10 años en construcción y miles de millones de pesos invertidos en una obra que inició sin un proyecto ejecutivo a la altura de las circunstancias, la Ciudad de México parece seguirá condenada a las inundaciones.

 

MÁS INFORMACIÓN: El Túnel Emisor Oriente duplicará la capacidad del drenaje profundo del Valle de México, Gobierno Federal

MÁS INFORMACIÓN: Mandatos y Fideicomisos Relacionados con Obras Hidráulicas de Saneamiento en el Valle de México, Auditoría Superior de la Federación