Economía

Rodeados de parques eólicos, habitantes de Juchitán no ven mejoras en sus condiciones de vida

A pesar de vivir un crecimiento sin precedentes en la industria eólica, los habitantes de Juchitán, Oaxaca, no ven reflejados muchos beneficios.

26-06-2018 06:30 Por : Arena Pública
En vez de beneficiar a los habitantes cercanos, los habitantes de Juchitán han visto la desigualdad incrementada desde que arribaron los parques eólicos. Foto: Dale Cruse.
En vez de beneficiar a los habitantes cercanos, los habitantes de Juchitán han visto la desigualdad incrementada desde que arribaron los parques eólicos. Foto: Dale Cruse.

El 14 de junio de 2018 el gobierno federal presumió un crecimiento del 600% en instalación de parques eólicos en Oaxaca, sin embargo, se olvidó de hablar de los más importantes: los habitantes del estado.

A pesar de contar con 27 parques eólicos en la región del Istmo, los municipios de Oaxaca no han visto mejorías en su situación económica y social. De hecho, las desigualdades aumentaron debido a estos mega proyectos, de acuerdo con el informe “Desigualdad extrema y tendencias de desarrollo” realizado por la organización Oxfam.

Juchitán de Zaragoza, una ciudad rodeada de parques eólicos desde hace 10 años, cuando ocurrió una explosión en la construcción de estos proyectos impulsados por el entonces presidente Calderón, no solo no ha visto los beneficios de contar con tal infraestructura a unos pocos metros de distancia, sino que ha sido testigo de cómo su población en situación de pobreza aumenta.  

Parques eólicos en Juchitán

Ubicación de Juchitán de Zaragoza y de los parques eólicos en operación, en proyecto o en construcción. Fuente: Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad

Antes del 2010, únicamente había cinco parques eólicos operando en Oaxaca; para 2015, la Asociación Mexicana de Energía Eólica reportó 27. En ese mismo lapso, la población en situación de pobreza en Juchitán pasó de 38 mil 158 personas a 55 mil 393, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El informe presentado por Oxfam señala que la generación de cadenas de valor a nivel local realizada por los diversos parques eólicos es inexistente. También apunta que, a pesar de las millonarias inversiones del sector privado, estas no han representado una derrama económica en la zona.

La organización atribuye el aumento en las disparidades a la renta de la tierra por parte de los campesinos a las empresas energéticas. El pago que reciben estos -aunque minúsculo- ha agudizado las desigualdades entre quienes tienen tierras útiles y quienes no.

 

Te puede interesar: Se multiplican migrantes africanos y asiáticos en México. Van 2 mil detenidos en 4 meses de 2018, 25 de junio del 2018

 

A nivel internacional la renta de la tierra representa un costo de 3.9% en promedio en la instalación de un aerogenerador, pero en México el pago de la tierra que ofrece Iberdrola -compañía energética española- varía de 0.25% a 1.5%, de acuerdo con Oxfam

En 1994 Iberdrola fue la primera empresa en construir un parque eólico en la zona del Istmo: ´La Venta´. Cabe resaltar que la empresa con sede en Bilbao, España, fue acusada en 2015 de realizar sobornos a altos funcionarios españoles para facilitar la instalación de parques eólicos en Castilla y León.

En entrevista para el Ney York Times en 2016, Cosme Vera, un campesino que renta 40 hectáreas a Iberdrola, aseguró cobrarles 2 mil 900 dólares al mes ( 58 mil pesos), lo que es, en sus palabras, cuatro veces la cantidad que ganaba por sembrar sorgo.

Sin bien los parques eólicos generan un estallido de empleos durante su construcción, una vez puestos en marcha el impulso se pierde y no se genera más. Basta con ver a los campesinos al otro lado del espectro, los que no tienen tierras para rentar, los que siguen sufriendo de pobreza y falta de infraestructura básica.

Entre 2010 y 2015 se construyeron en Oaxaca 22 parques eólicos

De acuerdo con el Coneval, 61.5% de la población de Juchitán tenía un ingreso inferior a la línea de bienestar en 2015, 8% más que lo registrado en el 2010. Más aún, se reportó que 28% tiene carencias por acceso a los servicios básicos de la vivienda, el 23% tienen rezago educativo y 9% viven en pobreza extrema. 

A pesar de instalarse en municipios con alto rezago social, las empresas no aportan dinero a las arcas municipales, pues por legislación los impuestos van para las arcas estatales y federales. Y aunque se ha reportado que empresas han invertido en infraestructura para el municipio, esto poco ha ayudado a disminuir la pobreza.

En última instancia, Oxfam señala que el objetivo de los parques eólicos en México es producir solo para los grandes consumidores como CFE, Cemex, Walmart etc. Las comunidades reciben poco o nulo beneficio, aún estando a unos cuantos metros de las plantas generadoras.

 

MÁS INFORMACIÓN: Desigualdad extrema y tendencias de desarrollo, Oxfam

MÁS INFORMACIÓN: Anexo estadístico de pobreza a nivel municipio 2010-2015, Coneval