Energía e Infraestructura

Mundial de Rusia se convierte en el más caro de la historia por falta de transporte interno

14-06-2018 06:30

La inversión en transporte ya sea en terminales de aeropuerto, metro o trenes han catapultado al mundial de Rusia como el más caro en la historia.

Más allá de la construcción de estadios, el gasto fuerte de Rusia ha sido en infraestructura de transportes. Agrandar
Más allá de la construcción de estadios, el gasto fuerte de Rusia ha sido en infraestructura de transportes.

Los sistemas de transporte estaban tan olvidados que convirtieron al mundial de Rusia 2018 en el más caro hasta ahora conocido.

Con 14.2 mil millones de dólares (284 mmdp) invertidos en diferentes rubros como construcción de estadios o remodelaciones de estos mismos, Rusia supera los 11 mil millones de dólares (220 mmdp) que Brasil gastó en organizar el mundial en 2014, el cual era considerado el más caro en la historia.  

Sin embargo, el mayor gasto se lo llevó la infraestructura en transporte con 6.11 mil millones de dólares (122 mmdp) que acaparó el 43% de la inversión, según reporta Reuters y el grupo de negocios ruso RBK.

 

Te puede interesar: Hay 43 marcas de gasolineras, pero ninguna puede bajar el precio de la gasolina, 12 de junio del 2018

 

En 2010, poco tiempo después que la Federación Internacional de Futbol Asociación (Fifa) votará porque Rusia fuera la sede del mundial del 2018, el Primer Ministro de Rusia, Bladimir Putin, anunció que las inversiones para realizar dicho evento rondarían los 10 mil millones de dólares, según reportó RBK. 

Tres rubros marcan la inversión en transporte en el país euroasiático: nuevas terminales aeroportuarias, mantenimiento a la red ferroviaria nacional y mantenimiento a la red de transporte público de las ciudades sede.

El Ministerio de Transporte Ruso comunicó a RBK que el énfasis en inversión sería en proyectos que durarán más allá del mundial, por lo que la prioridad fue construir nuevas terminales para los aeropuertos de San Petesburgo, Moscú, Samara, Volgogrado, y Nizhny Novgorod.

Desde noviembre del 2016, la ciudad de Moscú anunció que prepararía su red de metro para operar las 24 horas durante todo el tiempo que duré el mundial. Aunado a eso, el Metro de la ciudad capacitó a su personal para hablar inglés y tradujo los anuncios de voz para que también pudieran ser entendidos por los visitantes.

Metro de Moscú en las vísperas del mundial

De igual manera, el gobierno anunció que todos los que atiendan a algún partido de la copa mundial, podrán viajar gratis en tren entre las ciudades sede. 

Sin embargo, a pesar de la gran inversión, RBK también reporta que varios proyectos prometidos en un inicio por Rusia ante Fifa no fueron concretados, entre ellos se encuentran un tren de alta velocidad que conectara las ciudades de Moscú y Sochi, la construcción de un tren directo entre Viena y Moscú para viajes internacionales entre Rusia y la Unión Europea.

Pero Rusia solo es el último ejemplo de que como, a pesar de la necesidad, un evento de nivel internacional es la única manera en que algunos países deciden invertir en su sector de transporte.

Cuando en 2001 la ciudad de Pekín fue elegida sede de las olimpiadas del 2008, la capital china apenas contaba con dos líneas de metro que se extendían por 54 kilómetros, por lo que el gobierno implementó un plan para ampliar la red durante los próximos años.  

Para cuando los juegos olímpicos dieron inicio, la ciudad ya contaba con ocho líneas que se extendían por más de 200 kilómetros.

mundial de rusia 2018

Crecimiento de la red de metro de Pekín en ocho años previos a los juegos olímpicos

 

¿Cuánto invertirá México de cara al mundial del 2026?

Con 134 votos de las 203 delegaciones que pertenecen a la Fifa, la mañana del 13 de junio del 2018 se dio a conocer que México, Canadá y Estados Unidos compartirían la sede del campeonato mundial de futbol en 2026 superando a Marruecos.

De acuerdo con el análisis elaborado por la Fifa organizar la Copa del Mundo entre estos tres países tendrá un costo de 2.1 mil millones de dólares. Se tiene la ventaja de que no se deben de construir nuevos estadios y solo dos de los 23 estadios propuestos necesitan remodelaciones, el de Montreal y Cincinnati.

De parte de México, los tres estadios que entrarían dentro de la competición serían el Azteca en la Ciudad de México, el Akron en Guadalajara y el Bancomer en Monterrey.

Sin embargo, por las grandes distancias, el verdadero reto en transporte para el 2026 será la infraestructura aeroportuaria.  Para ejemplificar, de Edmonton, Canadá, (ciudad más al norte) hasta la Ciudad de México (ciudad más al sur), se tienen que recorrer casi 5 mil kilómetros y un viaje en avión superior a las siete horas.

Ciudades sede del campeonato mundial de futbol 2026 

Si bien la Ciudad de México se encuentra actualmente construyendo un nuevo aeropuerto proyectado para dar servicio a más de 100 millones de pasajeros y que estará operativo para cuando empiece el mundial del 2026, el reto lo tendrán Guadalajara y Monterrey.

En el análisis de Fifa, los aeropuertos de Guadalajara y Monterrey se describen con “niveles cuestionables de accesibilidad intercontinental”.

Para el 2026 aún faltan ocho años, pero México tendrá sobre sí los ojos de todo el mundo por lo que, siguiendo la tendencia, se pueden venir grandes inversiones en el rubro de infraestructura en transporte, simplemente no hay que olvidar, que tal vez el verdadero reto del país para ser sede de un evento así, es disminuir los niveles de violencia y delincuencia.

 

MÁS INFORMACIÓN: Costos imprevistos: cómo cambiaron las estimaciones de la Copa Mundial 2018, RBK, 8 de junio del 2018

MÁS INFORMACIÓN: Reporte de evaluación de la FIFA para la Copa Mundial 2026

Comentar