Gobiernos y Finanzas Públicas

UNAM se volvió un fantasma político en las elecciones 2018

No hay universidad más política en México que la UNAM pero en estas elecciones la Universidad Iberoamericana y el Tec de Monterrey le han ganado terreno.

06-06-2018 06:00 Por : Arena Pública
La UNAM se ha quedado tras bambalinas durante el periodo electoral de 2018. Foto: Alejandro / algunos derechos reservados.
La UNAM se ha quedado tras bambalinas durante el periodo electoral de 2018. Foto: Alejandro / algunos derechos reservados.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se comporta como un fantasma asustado dentro del proceso electoral 2017-2018.

Siendo el hogar de cerca de 236 mil estudiantes de licenciatura a posgrado, el lugar de trabajo de más de 40 mil docentes y el alma mater de más de medio millón de jóvenes en los últimos 17 años, la figura de la UNAM no ha hecho presente en estas elecciones.

Es cierto, el primer debate presidencial se llevó a cabo en el Palacio de Minería, mismo que forma parte del patrimonio de la UNAM, pero como casa de estudios nunca organizó un evento propio donde acudieran los candidatos.

De hecho, el debate que estaba programado para el 9 de mayo entre los candidatos a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México en la Facultad de Ciencias Políticas fue cancelado dos días antes “debido a la falta de protocolos que garanticen la seguridad de la y los candidatos”.

Entre el 10 y el 12 de abril organizó jornadas de debates en donde acudieron académicos y asesores de los diferentes candidatos a la presidencia, pero poco fue lo trascendió de ellos.

En comparación las visitas de los candidatos a los foros del Tecnológico del Monterrey fueron incluso temas de tendencia en las búsquedas de Google y Twitter, e incluso la falta de confirmación de Andrés Manuel y José Antonio Meade al foro de Universidad Iberoamericana se hizo notar debido a la campaña “Sin miedo a la Ibero” de los estudiantes.

Dentro de la historia del país no ha existido universidad más política que la UNAM, es de ahí de donde incluso egresaron cerca del 25% de los 219 secretarios de estado que ha tenido el país desde el sexenio de Carlos Salinas (1988-1994).

 

La escuela con más graduados en el servicio público es la UNAM. 

 

Los pasillos de la Máxima Casa de Estudios vieron pasar a personajes de la vida pública como José Ángel Gurría Treviño, Secretario de Hacienda de Ernesto Zedillo; Juan Ramón de la Fuente, médico y Secretario de Salud para Carlos Salinas, que tiene un hospital psiquiátrico nombrado por el o Mariano Palacios Alcocer, doctor en leyes y Secretario de Trabajo y previsión social para Carlos Salinas.

Esto sin contar al candidato a la presidencia por Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien estudió Ciencias Políticas y Administración Pública; así como al candidato del PRI, José Antonio Meade, quien estudio Derecho en la UNAM y Economía en el ITAM.

La historia de la UNAM y el gobierno no ha sido buena desde los acontecimientos de Tlatelolco en 1968 y desde 1975 ningún presidente ha pisado la UNAM tras la pedrada que recibió Luis Echeverría en Ciudad Universitaria.

Aún así, la UNAM no se separa de las elecciones, aunque se mantiene tras bambalinas.

 

unam se queda tras bambalinas en las elecciones 2018

El Palacio de Minería es parte del patrimonio de la UNAM.

 

En cada elección es instituto electoral contrata a la casa de estudios para toda clase de servicios, desde desarrollo de sistemas de información, pasando por realización de programas de radio y televisión, hasta clases de capacitación para miembros del INE/IFE.

Cada uno de estos servicios es pagado por el INE/IFE de acuerdo con rangos de entre 200 mil pesos hasta cerca de 3 millones de pesos por la producción y transmisión de programas de acuerdo con los datos de las contrataciones del IFE.

 

MÁS INFORMACIÓN: UNAM, sede del primer debate presidencial, UNAM global. 

MÁS INFORMACIÓN: Cancelan debate de candidatos al gobierno de la CDMX en la UNAM por falta de seguridad.