Política Social y Seguridad

California vs Texas: Las dos caras de la militarización en la frontera México-EU

12-04-2018 14:00

Con la militarización de la frontera, Texas apoya la política migratoria de Trump; California militarizará, pero no acatará la ley migratoria federal

California enviará 650 elementos de la guardia nacional para la militarización de la frontera; Texas espera al menos mil (Gerald Nino/Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos) Agrandar
California enviará 650 elementos de la guardia nacional para la militarización de la frontera; Texas espera al menos mil (Gerald Nino/Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos)

La respuesta de los gobiernos de Texas y California a la militarización de la frontera con México ordenada por el presidente estadounidense Donald Trump no podrían ser más distintas.

Aunque las administraciones de ambos estados accedieron a mandar elementos de la guardia nacional a la frontera, el gobernador texano Greg Abbott ha hecho del despliegue una extensión de la estricta política migratoria de Trump, mientras que el californiano Jerry Brown lo ha utilizado para oponerse a la misma.

 

Te puede interesar: Gobernador de California guarda silencio ante decisión de apoyar a Trump en militarización de frontera, 6 de abril de 2018

 

En un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter, el gobernador Brown dijo que aceptaría los fondos para desplegar la guardia nacional en la frontera de California con México. Aclaró, sin embargo, que utilizaría el apoyo federal para combatir el tráfico de armas, narcóticos y personas, no para detener migrantes.

Esta no será una misión para construir un nuevo muro”, se lee en el comunicado fechado el 11 de abril de 2018 y dirigido a los secretarios de Seguridad Interior y de Defensa estadounidenses. “La guardia nacional de California no aplicará la ley migratoria federal”.

Brown, un demócrata y opositor de Trump desde que éste se encontraba en campaña presidencial, anunció en el comunicado que añadiría 400 elementos de la guardia nacional a los 250 que ya se encuentran en servicio dentro del estado, de los cuales 55 están posicionados en la frontera. Estos sumarían un total de 650 elementos, alrededor de una sexta parte de los 4 mil que Trump espera desplegar.

 

Jerry Brown aceptó la militarización de la frontera, pero bajo sus términos (Foto: Neon Tommy)

Jerry Brown aceptó la militarización de la frontera, pero bajo sus términos (Foto: Neon Tommy)

 

El gobernador Abbott, miembro del Partido Republicano como Trump, dijo por el contrario que esperaba tener por lo menos mil elementos de la guardia nacional posicionados en la fracción texana de la frontera. Estos irán llegando semanalmente en grupos de 300 para apoyar a los 250 que ya se encuentran en el estado, explicó en una entrevista para un noticiero de radio local transmitida el 10 de abril.

“Texas seguirá implementando seguridad más robusta en la frontera, y esta alianza ayudará a asegurar que se esté haciendo todo lo posible por detener el flujo de inmigración ilegal”, dijo en el noticiero.

Sin embargo, aclaró que la guardia nacional no llegaría a la frontera para detener migrantes, sino para vigilar el flujo migratorio y permitir que más elementos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza puedan concentrarse en capturar indocumentados.

 

Greg Abbott ha expresado su acuerdo con la militarización en la frontera (Foto: Gage Skidmore)

Greg Abbott ha expresado su acuerdo con la militarización de la frontera (Foto: Gage Skidmore)

 

Con la respuesta del gobernador californiano Jerry Brown, ahora se sabe que los gobiernos de los cuatro estados que tocan la frontera con México seguirán la orden del presidente Trump de militarizar la frontera.

Texas, Nuevo México y Arizona, todos ellos gobernados por republicanos, contestaron al mandato de Trump el mismo día que se hizo público, expresando su apoyo y comprometiéndose con lo que describieron como un problema de seguridad nacional.

El caso del gobernador Brown fue distinto, demoró más de una semana en contestar. Esto extrañó a los medios estadounidenses y produjo expectativa sobre su respuesta, pues Brown ha sido crítico de las políticas de Trump, sobre todo en materia migratoria.

 

¿Qué hará el resto de la frontera?

Los gobiernos de los estados de Arizona y Nuevo México también declararon su apoyo por la militarización de la frontera con México ordenada por el presidente Trump. No obstante, su despliegue de la guardia nacional será pequeño en comparación con el de Texas y aún con el de California.

En su cuenta oficial de Twitter, el gobernador de Arizona Doug Ducey anunció el 9 de abril que estaría enviando 388 elementos de la guardia a la frontera. El número inicial había sido de sólo 255, pero luego se dijo que se sumarían 113 elementos a los anunciados originalmente.

Por su parte, la gobernadora de Nuevo México Susan Martínez ha prometido hasta el momento de esta publicación tan sólo 250 elementos en la frontera, según reportó el diario local Santa Fe New Mexican.

 

MÁS INFORMACIÓN: Jerry Brown, Twitter

MÁS INFORMACIÓN: Governor Greg Abbott says putting the Guard on the border is not new, KTSA News, 10 de abril de 2018

Comentar