Salud y Medio Ambiente

Ansiedad y depresión, los males de los estudiantes que se acentúan en el posgrado

Un estudio publicado en la revista Nature presentó más evidencia del aumento de síntomas de depresión y ansiedad en estudiantes de posgrado

11-04-2018 20:45 Por : Arena Pública
En 2014 que el 47% de los estudiantes de posgrado de la Universidad de Berkely presentaron síntomas de depresión.
En 2014 que el 47% de los estudiantes de posgrado de la Universidad de Berkely presentaron síntomas de depresión.

La vida académica está en crisis y el deterioro en la salud mental de los estudiantes es el motivo.

Un estudio publicado por la revista Nature este 2018 ha presentado más evidencia sobre el aumento generalizado en el mundo de la presencia de enfermedades como la ansiedad y depresión en estudiantes de nivel de posgrado.

La encuesta en línea aplicada a 2 mil 279 estudiantes de 234 instituciones en 26 países por el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas encontró, que el 40% de los jóvenes presentó tasas de ansiedad de moderada a grave y de moderada a severa en relación con la depresión.

Si bien el tamaño de la muestra es pequeña para una generalización, este estudio se suma al de otros institutos y universidades que han encontrado resultados semejantes.

El reporte de Felicidad y Bienestar de los estudiantes de posgrado de la Universidad Berkeley en Estados Unidos, reveló en 2014 que el 47% de sus estudiantes presentaron síntomas de depresión.

Las tareas, los exámenes, la lejanía de casa, pero sobre todo las expectativas laborales son algunas de las preocupaciones que más se mencionan entre los jóvenes con episodios de ansiedad y depresión.

El mayor origen de la ansiedad para mi es la búsqueda de un trabajo después de salir del posgrado, es tremendamente incierto”. Frases como estas se pueden relacionar con muchos estudiantes, agrega el estudio de la Universidad de Berkeley.

Pero la idea sobre lo que les espera en el mundo laboral no solo es un punto crítico para la salud mental de los estudiantes de posgrado.

En 2005 la Encuesta de Salud Mental en Adolescentes de la Ciudad de México mostró que la tasa de mayores episodios depresivos correspondía a los jóvenes que no estudiaban ni trabajaban con un 13%; en contraste con una tasa del 10% entre los estudiantes que trabajaban y estudiaban.

Así mismo un estudio publicado por la OCDE en abril de 2017 presentó que un alto porcentaje de estudiantes a nivel de bachillerato presentaban síntomas de ansiedad incluso cuando se habían preparado para sus exámenes, en este estudio la prevalencia en estudiantes mexicanos era del 60%, pero en países como Reino Unido, Italia y Portugal llegaba hasta el 70%.

Con forme la edad aumenta también la prevalencia de padecer episodios de depresión según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta 2015, misma que alcanza un máximo entre los 60 y 64 años. No así en el caso de la ansiedad cuya tasa de prevalencia suele ser estable durante las diferentes etapas de la vida.

Prevalencia de desórdenes depresivos por edad y género. OMS 2015.

 

De acuerdo con la OCDE “la ansiedad también es común entre los estudiantes con alto rendimiento, entre las chicas en particular”.

 

Prevalencia de desórdenes de ansiedad por edad y género. OMS 2015.

 

Las mujeres son una población especialmente vulnerable ante estos padecimientos mentales de acuerdo con la OMS con una tasa de 5.1% contra una de 3.6% de los hombres.

 

MÁS INFORMACIÓN:Los estudiantes de posgrado necesitan más apoyo de salud mental, según un nuevo estudio, Revista Science, marzo 2018.

MÁS INFORMACIÓN: Depresión en adolescentes. Un problema oculto para la salud pública y la práctica clínica, México. 

MÁS INFORMACIÓN: Nota sobre México de la primera evaluación sobre el bienestar de los estudiantes del Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA), OCDE, 19 de abril de 2017. 

MÁS INFORMACIÓN: Reporte de Felicidad y Bienestar de los estudiantes de posgrado de la Universidad Berkeley, 2014.

MÁS INFORMACIÓN: Depresión y otros desórdenes mentales comunes en mundo, OMS, 2017.