Gobiernos y Finanzas Públicas

El gobierno me quería fuera del caso Odebrecht, dice exfiscal al WSJ. Quisieron comprar mi silencio, acusa

15-03-2018 05:00

Santiago Nieto fue removido de la Fepade mientras investigaba el caso Odebrecht y a Emilio Lozoya.

De acuerdo con Santiago Nieto, el gobierno federal lo intentó sobornar y al no poder lo amenazaron por mensajes y espiaron. Agrandar
De acuerdo con Santiago Nieto, el gobierno federal lo intentó sobornar y al no poder lo amenazaron por mensajes y espiaron.

Ellos intentaron sobornarme para mantenerme callado (sobre el caso Odebrecht) […] Yo solo contesté: ‘lo siento pero no puedo recibir ningún dinero que provenga de Peña Nieto”.

Esta fue la acusación que hizo el extitular de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade), Santiago Nieto Castillo, en una entrevista con el periódico estadounidense The Wall Street Journal publicada este miércoles 14 de marzo.

Como respuesta el vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez, se negó a hacer comentario alguno después de que el WSJ buscara una versión por parte del gobierno federal, según reportó el periódico.

Santiago Nieto fue removido de su puesto como fiscal electoral en octubre de 2017 mientras llevaba a cabo una serie de investigaciones en relación con presuntos sobornos pagados por Odebrecht a Emilio Lozoya por al menos 4 millones de dólares mientras era asesor de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012 y 6 millones más como titular de Petróleos Mexicanos.

El motivo oficial de su despido, comentado por la Procuraduría General de la República (PGR), fue la divulgación ilegal de detalles relacionados con una investigación abierta. El entonces fiscal sugirió equivocadamente en una entrevista que Emilio Lozoya le había enviado una carta para que abandonara el caso cuando solo había pedido testificar.

Sin embargo, una vez que fue despedido Santiago Nieto fue citado en un hotel por un funcionario de alto rango, quien según aseguró Nieto al WSJ, le ofreció dinero para que fuera sobrellevando el no tener un trabajo, esto en un supuesto gesto de buena fe pues el gobierno tenía intenciones de mantener una buena relación él.  

Yo era un molesto fiscal para el gobierno y ellos me querían fuera” comentó Santiago Nieto en la misma entrevista.

Tras la negativa al soborno los intentos por mantener en silencio al exfiscal no pararon, mensajes intimidatorios y amenazantes comenzaron a llegar a su teléfono, de acuerdo a lo corroborado por el WSJ.

Un consejo: mantente fuera del problema”, decía uno; “La muerte te sigue” era el nombre del emisor de otro mensaje vía Telegram.

El temor por su vida y la de sus hijas fue el motivo que llevó a Nieto a dar esta entrevista al WSJ y es que además de los mensajes amenazadores, el extitular de la Fepade fue espiado al grado tal que su ahora exesposa recibió anónimamente fotografías y textos que revelaron infidelidad.

 

Te puede interesar: A más de un año, el caso Odebrecht en México apuntala el sometimiento de la justicia, 12 de febrero de 2018.

 

La falta de consecuencias entre los funcionarios mexicanos por el caso de corrupción de Odebrecht es de los eventos más remarcados por la prensa local e internacional.

A más de un año de su descubrimiento y del señalamiento directo hacia Emilio Lozoya por parte de Luis Alberto Meneses Weyll, ex director de Odebrecht en México, no ha existido castigo o resultados de investigaciones que lo exoneren o condenen a algo más que su remoción como titular de Pemex.

Mientras tanto Perú ordenó la prisión preventiva a dos ex presidentes; Ecuador encarceló por seis años al vicepresidente Jorge Glas; Panamá solicitó la captura del ex presidente Ricardo Martinelli y 17 imputados más; y Argentina arrestó a tres altos funcionarios.

 

PGR asegura investigación de Odebrecht, pero sin credibilidad

Durante su tiempo como procurador general, Raúl Cervantes declaró que la PGR actuaría “con todo el peso de la ley sin excepción” en contra de aquellos que resultaran responsables por el caso Odebrecht.

Pero su falta de resultados, así como su actuar en los últimos años han minado la credibilidad de esta institución.

La PGR ha sido acusada de espiar a periodistas, activistas y miembros de la sociedad civil con el software Pegasus, cuando solo debía ser usado para perseguir criminales y terroristas.

 

Te puede interesar: Caso Pegasus, ¿el Watergate que necesita México para dar autonomía a la PGR?, 22 de febrero de 2018. 

 

Y al solicitar la misma institución ayuda al Buró Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos para investigar el caso, este se la negó por temor a que su participación se utilizara como mera fachada para dar credibilidad a las autoridades mexicanas, reveló el New York Times.

Además, durante el periodo electoral la Procuraduría difundió en 31 cuentas oficiales y su página de YouTube un video en el que se divulgaron conversaciones privadas del candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya y sus colaboradores al presentar un escrito en las instalaciones de la procuraduría por su caso de supuesto lavado de dinero.

El Instituto Nacional Electoral ordenó a la PGR que bajara el video pues “podría considerarse contrario al principio de imparcialidad” según explicó el consejero del INE, Benito Nacif.

 

MÁS INFORMACIÓN: Exfiscal mexicano dice que fue despedido para ocultar pruebas de corrución, WSJ, 14 de marzo de 2018.

Comentar