Política Social y Seguridad

Maternidad provoca brecha salarial de 33% entre mexicanas, políticas públicas podrían frenarla

13-02-2018 15:29

Organismos internacionales reconocen avances para las mujeres mexicanas por acceso a la salud y a la educación, pero falta más.

Licencias parentales, ampliación de servicios de guardería y seguridad social deben estar en la agenda pública. Agrandar
Licencias parentales, ampliación de servicios de guardería y seguridad social deben estar en la agenda pública.

Tomar la decisión de ser una madre trabajadora en México es optar por vivir con una brecha salarial de 33% en relación con otra mujer que decidió no tener hijos. 

De acuerdo con el Informe Mundial sobre Salarios 2015 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de este tamaño es disparidad salarial entre mujeres cuando la maternidad aparece en el camino.  

La dificultad para empatar los tiempos del trabajo con los de operación de las guarderías hace que las madres mexicanas prefieran empleos de media jornada o incluso que prefieran dejar de laborar.  

 

 

Te puede interesar: Las mujeres no ganan menos que hombres, solo no tienen buenos trabajos, 10 d eoctubre de 2017. 

 

 

Además, la OIT señala que las decisiones de contratación y promoción que toman los empleadores son afectadas por consideraciones sobre la carga que representa la familia para una madre en términos de tiempo y energía.

Desde el punto de vista de la productividad, ocurre una merma en el capital humano como consecuencia de las interrupciones laborales y la menor cantidad de tiempo para capacitaciones.

La disparidad salarial que propicia la maternidad es mayor en países en desarrollo y se profundiza conforme el número de hijos aumenta: lo que se explica tanto por factores económicos como sociológicos.

La brecha mexicana contrasta con lo que se observa en otros países de la región como Argentina, donde la diferencia es del 16.8%, Chile, con 17.5%, Uruguay, con 21%, Brasil, con 21.7%, e incluso con Perú, con 27.3%.

Al contrastar estos números con otros países, los resultados son aún más preocupantes: una madre rusa gana 1.7% menos que una mujer rusa que decide no tener hijos.

 

 

Brecha salarial por maternidad. Fuente: Organización Internacional del Trabajo.

 

Renuncia a las actividades laborales

El escenario alternativo a la percepción de salarios más bajos es la renuncia a las actividades laborales.

Para el primer trimestre de 2017, de 117 mil 045 personas que dejaron su empleo por matrimonio, embarazo y/o responsabilidades familiares, 91% fueron mujeres, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los motivos de renuncia reflejan la problemática que enfrentan las mujeres mexicanas en el trabajo. Mientras que para las mujeres el principal motivo de abandono del empleo es por matrimonio, embarazo y/o responsabilidades familiares, el principal motivo para que un hombre deje su trabajo es porque quiere seguir estudiando o quiere ganar más dinero.

Cabe destacar que del total de mujeres que dejan su empleo por matrimonio, embarazo y/o responsabilidades familiares, 16% de ellas no tiene hijos. En contraste, 49% de las mujeres que renunciaron tenían 1 o 2 hijos, 31% de 3 a 5 y 4% más de 6.  

 

Motivos de abandono del empleo, 3er trimestre 2017. Fuente: Inegi.

 

Caminos para cerrar la brecha de la maternidad

Diversos organismos internacionales, como la OIT y el WEF, han delineado algunas directrices de política pública que pueden coadyuvar para lograr acortar tanto la brecha de género como la disparidad derivada de la maternidad.

En este sentido, la OIT sugiere la legalización y/o extensión de las licencias parentales tanto para padres como para madres, para que existan las condiciones necesarias para que ambas partes puedan involucrarse con los hijos y cuenten con la garantía de que podrán volver a sus empleos con los salarios que les corresponden.

 

 

Te puede interesar: Bienvenidas las mujeres al mercado laboral de México… pero no como altas ejecutivas, 7 de julio de 2017. 

 

 

Además, también plantea la ampliación de los servicios de guardería, que sean accesibles y, sobre todo, de calidad. Este tipo de medidas permiten a las madres involucrarse con sus actividades laborales sin tener que desatender el cuidado de los hijos.

Para mejorar la seguridad laboral de las madres, la prevención y erradicación de la discriminación por maternidad o responsabilidades familiares también debe ser una prioridad en la agenda pública.

Si bien México ha dado algunos pasos en el mejoramiento de las condiciones laborales de la mujer, como lo reconocen la OIT y el WEF, aun hay camino por recorrer.

 

MÁS INFORMACIÓN: Informe Mundial sobre Salarios 2014 / 2015, Organización Internacional del Trabajo, 2015.

MÁS INFORMACIÓN: Informe global sobre la brecha de género 2017, Foro Económico Internacional, 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Inegi, 2017.

 

Comentar