Empresas y Empresarios

Uber se lava las manos: "Use el servicio bajo su propio riesgo"

18-12-2017 06:00

En vez de buscar mejorar los filtros para la contratación de choferes, Uber prefiere salirse por la tangente y obligar al usuario a utilizar la aplicación bajo su propio riesgo.

Uber representa el 95% de los taxis por aplicación en México. Agrandar
Uber representa el 95% de los taxis por aplicación en México.

Queriendo burlar regulaciones en todo el mundo, Uber actualizó sus términos y condiciones el pasado 13 de diciembre.

Desde cobros a tu tarjeta sin autorización, hasta lavarse las manos en caso de actos ilícitos, Uber actualizó sus condiciones queriendo pasar desapercibido.

Estos nuevos términos aplican para todos los usuarios del mundo exceptuando a los de Estados Unidos y China continental.

Con solo utilizar la aplicación el usuario está aceptando los nuevos términos que plantea la empresa, y que sustituyen a las anteriormente establecidas: “Estas condiciones sustituyen expresamente los acuerdos o compromisos previos con usted”.

 

Te puede interesar: Más tráfico en la CDMX, el “Uber” chino Didi Chuxing llegará en 2018, 15 de diciembre del 2017

 

A poco tiempo de que el tribunal europeo determine si la empresa es o no una empresa de transporte, la transnacional norteamericana se adelantó al fallo y obliga a sus usuarios a reconocer que Uber no presta servicios de transporte.

“[al utilizar la aplicación] Usted reconoce que Uber no presta servicios de transporte de ningún tipo o de logística o funciona como una empresa de transportes y que dichos servicios de transporte o logística se prestan por terceros prestadores particulares independientes, que no están empleados por Uber ni por ninguno de sus afiliados

De esta manera, la empresa pretende deslindarse de toda responsabilidad que conllevaría ser una empresa de transporte, como dar prestaciones a los choferes de la aplicación.

Tan solo el pasado mes de noviembre Uber perdió una apelación en Reino Unido contra una ley que declara que sus conductores deben ser tratados como trabajadores con derechos del salario mínimo, lo que obligaría a la empresa norteamericana a pagar prestaciones a sus choferes en este país.

Al respecto, el miembro del parlamento Jack Dromey declaró: “Uber es una empresa del siglo XXI que se comporta como el dueño de un granero del siglo XIX, cuando los trabajadores no tenían derechos”.

 

Actualmente los choferes de Uber en la mayoría del mundo no cuentan con ningún tipo de prestación.

 

Aprovechando las actualizaciones, Uber también optó por lavarse las manos en caso de que un ilícito sucediera dentro de sus unidades, primero al establecer que no garantizan la calidad de los choferes:

Uber no garantiza la calidad, idoneidad, seguridad o habilidad de los terceros proveedores. usted acuerda que todo riesgo derivado de su uso de los servicios y cualquier servicio o bien solicitado en relación con aquellos será únicamente suyo”

“Uber no será responsable de daños indirectos, incidentales, especiales, ejemplares, punitivos o emergentes, incluidos el lucro cesante, la pérdida de datos, la lesión personal o el daño a la propiedad, ni de perjuicios relativos, o en relación con, o de otro modo derivados de cualquier uso de los servicios, incluso aunque Uber haya sido advertido de la posibilidad de dichos daños”.

El mensaje de la empresa es claro: Utilícese este servicio bajo su propio riesgo, pues la compañía no se hará responsable de la calidad de sus choferes ni de los delitos que estos puedan cometer “incluso Uber haya sido advertido”.

 

Te puede interesar: Mientras que Europa le cierra la puerta, Uber voltea a Latinoamérica, 28 de noviembre del 2017

 

Incluso, la compañía advierte que algunos de sus choferes probablemente no cuenten con la documentación necesaria como una licencia de conducir:

Usted reconoce que los terceros proveedores de transporte privado que presten servicios de transporte privado solicitados a través de algunas marcas de pedidos podrán ofrecer servicios de coche compartido o entre pares (peer-to-peer) y puede que no dispongan de la licencia o del permiso profesional”.

Sin embargo, para cobrar la empresa es bastante ágil, con los nuevos términos. Si un pasajero llegase a manchar o lastimar el vehículo en el que viaja “Uber se reserva el derecho de facilitar el pago por el coste razonable de dicha reparación o limpieza en nombre del Tercero proveedor utilizando su método de pago indicado en su Cuenta”.

Dichos importes, así como aquellos cargos por la devolución de objetos olvidados, se transferirán por Uber al correspondiente Tercero proveedor y no son reembolsables.”

Uber podrá hacerte el cobro que ellos consideren a tu tarjeta de crédito si a su consideración el usuario dañó la unidad u olvidó un objeto sin ningún tipo de autorización, aviso o derecho de reembolso.

Ante la serie de escándalos que ha habido en el mundo a causa de ilícitos cometidos por choferes de su aplicación; Uber, en vez mejorar los filtros para la contratación de choferes, opta por salirse por la tangente y ahora obliga al usuario a usar sus servicios bajo su propio riesgo.

 

MÁS INFORMACIÓN: Términos y condiciones de Uber, última actualización 13 de diciembre del 2017

Comentar