Políticas públicas

Aumenta porcentaje de mexicanos en pobreza en casi la mitad de los municipios del país

A nivel municipal hay lugares en los que la pobreza extrema aumentó en 20 puntos porcentuales.

12-12-2017 15:56 Por : Arena Pública
Guerrero, Chiapas y Oaxaca son las entidades con mayor porcentaje de su población que vive en pobreza.
Guerrero, Chiapas y Oaxaca son las entidades con mayor porcentaje de su población que vive en pobreza.

Las cifras oficiales son para el optimismo: el porcentaje de mexicanos que viven en pobreza y pobreza extrema van a la baja… pero al poner bajo lupa lo que ocurre en los municipios, ya no hay tanto que presumir.

Apenas el 7 de diciembre de este año, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) dio a conocer la medición de pobreza municipal correspondiente al 2015 y su comparación con lo que ocurría cinco años atrás.

De acuerdo con el organismo, se trata de la primera vez en que dos estimaciones de la medición de la pobreza para los municipios son comparables.

Y al analizar estos datos, se tiene una radiografía más clara de la pobreza en el país.

En 524 de 2 mil 445 municipios del país con información comparable entre 2010 y 2015, aumentó la pobreza extrema como porcentaje de la población, de hecho, en 20 de ellos, el incremento fue superior a los 20 puntos porcentuales.

Solo en 122 municipios, la reducción de la pobreza extrema, como porcentaje de la población, fue mayor a 20 puntos porcentuales.

En número absolutos, fueron 619 municipios los que registraron más personas en pobreza extrema en 2015 que en 2010.

Las cifras oficiales dicen que en el país el número de mexicanos que vivían en esta condición pasó de casi 13 millones en 2010 a 9.7 millones en 2015, y que en 2010 11.3% de los mexicanos no padecía pobreza extrema y que cinco años más tarde el porcentaje bajó a 8%.

 

 

Para el Coneval, las personas en pobreza extrema son aquellas que tienen tres o más carencias sociales, de seis posibles (rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de vivienda, accesos a los servicios básicos de vivienda, y alimentación) y que disponen de un ingreso tan bajo que, aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana.

O sea, los más pobres entre los pobres.

 

Te puede interesar: Sedesol presume disminución de pobreza extrema, pero dejarán 68 mil 249 más pobres que en 2012, 20 de noviembre de 2017.

 

El Coneval también considera que una persona se encuentra en situación de pobreza (no extrema, pero pobreza al fin) cuando tiene al menos una carencia social y su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

En este rubro, a nivel nacional no hay tan buenas cifras, pues el número de pobres en el país aumentó entre 2010 y 2015 de 52.8 millones a 53.4 millones, no obstante sí bajó en cuanto al porcentaje de la población nacional que padece esta condición.

 

 

En 2010, 46.1% de todos los mexicanos eran pobres, pero en 2015 la cifra bajo a poco menos de 44%.

Sin embargo, al analizar los datos municipales del Coneval, se puede conocer que en mil 101 municipios, de un total de 2 mil 445 el porcentaje de la población en pobreza aumentó entre 2010 y 2015.

En términos absolutos fueron mil 204 municipios en los que se incrementó el número de pobres.

 

Pobreza extrema: Oaxaca, ejemplo para bien y para mal

Oaxaca, por ejemplo, es una entidad que tiene un municipio como San Cristóbal Amoltepec en el que el porcentaje de población en extrema pobreza pasó de 80.3% en 2010 a solo 27.9% en 2015, pero también donde existe otro municipio como San Sebastián Nicananduta en el que 5.2% de su población vivía en extrema pobreza en 2010 y cinco años más tarde el porcentaje aumentó a 63.2%.

Se trata de los casos más extremos a nivel nacional de aumentos o decrementos de porcentaje de población en pobreza extrema.

Dicho de otro modo, en 2010, mil 20 de los mil 270 habitantes de San Cristóbal Amoltepec padecían pobreza extrema, pero para 2015, la población de ese municipio bajó a mil 35 habitantes, de los cuales solo 298 permanecieron en la categoría de pobreza extrema.

 

 

El caso de San Sebastián Nicananduta es totalmente opuesto: en 2010 solo 74 de sus mil 442 habitantes vivían en extrema pobreza, para 2015 la población aumentó mil 486, pero lo que padecían pobreza extrema ahora eran 939.

Una diferencia abismal para dos municipios separados por tan solo 55 kilómetros de distancia en la zona noreste de la entidad.

Y es que Oaxaca puede ser prueba de los que se hace bien en el combate a la pobreza extrema, así como ejemplo de lo que no funciona.

 

 

Según los datos del Coneval, además de San Sebastián Nicananduta, otros cuatro municipios de esa entidad encabezan la lista de los que más aumentaron la pobreza extrema en términos del porcentaje de la población que padece esa condición. Se trata de Santos Reyes Tepejillo, San Pedro Jaltepetongo, Santos Reyes Yucuná y San Jorge Nuchita.

Pero también son oaxaqueños los primeros nueve municipios en los que este porcentaje aumentó se redujo en mayor medida, además de San Cristóbal Amoltepec, San Jacinto Tlacotepec, San Pedro Mártir Quiechapa, San Juan Teita, Santa María del Rosario, Santa Lucía Miahuatlán, San Francisco Nuxaño, Santa María Yolotepec y San Andrés Nuxiño pueden presumir se líderes nacionales en cuanto al porcentaje de población que logró sacudirse de la pobreza extrema.

 

Te puede interesar: ¿Es para presumir la reducción de la pobreza en México?, 31 de agosto de 2017.

 

En términos absolutos, los municipios mexiquenses de Ixtapaluca y Ecatepec fueron las “fábricas” más eficientes de personas en pobreza extrema: en cinco años el aumento fue de 26 mil 285 y 18 mil 502, respectivamente.

En contraste, Tapachula, Chiapas, y Ciudad Juárez, Chihuahua fueron los municipios en los que más personas salieron de su condición de pobreza extrema con 45 mil 374 y 56 mil 208, respectivamente.

 

Pobreza, mayores contrastes de alzas y bajas

Candela, Abasolo y Lamadrid son tres municipios de Coahuila con poblaciones menores a los 2 mil habitantes, cercanas a la ciudad de Monclova.

Estas tres comunidades encabezan la lista de los municipios en los que más bajó el porcentaje de población en pobreza entre 2010 y 2015.

 

 

En Candela pasó de 61.8% a 14.1%, en Abasolo de 48.8% a 3.9% y en Lamdrid, de 58.8% a 14.3%, de hecho, son los únicos tres municipios en los que la reducción del porcentaje de población en pobreza superó los 40 puntos porcentuales.

El otro lado de la moneda es Dr. Belisario Domínguez, Chihuahua, donde el porcentaje de población en pobreza pasó de 28.2% a 62%, seguido de los municipios oaxaqueños –sí, otra vez Oaxaca- de San Sebastián Nicananduta (que paso de 60.8% a 97%) y San Juan Chicomezúchil (de 19.8% a 61.9%).

 

 

En términos absolutos, Ciudad Juárez, Chihuahua; Monterrey, Nuevo León, y la delegación Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México, son las comunidades donde más bajó la pobreza con 135 mil 530, 63 mil 618 y 53 mil 668, respectivamente.

En tanto, Puebla, Puebla así como los municipios mexiquenses de Ixtapaluca y Ecatepec, son los que más pobres generaron en cinco año con 135 mil 296, 149 mil 105 y 163 mil 886, respectivamente.

 

MÁS INFORMACIÓN: Anexo estadístico de pobreza a nivel municipio 2010 y 2015, Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), 7 de diciembre de 2017.