Salud y Medio Ambiente

Carne Halal para los árabes y para los mexicanos, carne de caballo

01-12-2017 15:00

La industria cárnica de México exporta a países árabes carne con certificación Halal mientras que a los mexicanos se les engaña vendiéndoles carne de caballo contaminada con clembuterol.

En México se detectó carne de caballo contaminada con clembuterol en establecimientos que decian ofrecer carne de res. Agrandar
En México se detectó carne de caballo contaminada con clembuterol en establecimientos que decian ofrecer carne de res.

“Bistec de res en 155 pesos”, es lo que se puede leer en las carnicerías de México, sin embargo, los mexicanos podríamos estar consumiendo carne de caballo.

A pesar de que México tiene permiso para exportar carne de la más alta calidad como es aquella con certificación halal (legal o permitido) consumida en países árabes, a su población le vende carne de caballo como si fuera de bovino.

Así lo reveló el “Estudio del mercado de carne de caballo en México y pruebas de ADN” solicitado por Humane Society International a investigadores de la Facultad de Medicina de Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de México publicado el 27 de octubre de 2017.

Para el estudio se analizaron muestras de carnicerías establecidas, mercados y tianguis de seis ciudades de la República, entre las que se encuentra la Ciudad de México.

Desgraciadamente para los amantes de la carne, se hallaron más de 40 trozos de carne de caballo entre las 433 muestras analizadas.

 

La Cofepris sancionó y suspendió a establacimientos que no cumplian con las normas de calidad e higiene y que vendían de forma engañosa carne de caballo.

 

Pero el problema no es vender la carne de caballo, pues es permitida y regulada por la Ley General de Salud; el problema es que los comerciantes engañan a los clientes diciendo que se trata de carne de res.

Aun peor, 29 de esos trozos estaban contaminados con clembuterol, medicamento de uso común para la engorda y aumento de masa corporal en animales, prohibido cuando se trata de animales destinados al consumo humano.

Por si fuera poco, este químico pone en peligro la salud de los mexicanos, pues en el mismo estudio se menciona que el exceso del clembuterol puede provocar temblores musculares, taquicardia y palpitaciones cardiacas bruscas.

 

Te puede interesar: Exportaciones agrícolas harán que sector primario crezca el doble que la débil economía, 30 de marzo d 2017.

 

Lo anterior, pareciera ser un intento de los mexicanos por atentar contra sí mismos.

Pues mientras que son envenenados por productores mexicanos, son estos los que también envían a países como Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos carne de alta calidad, la cual incluye una certificación Halal.

Este reconocimiento, garantiza que la producción, sacrificio, empaquetado y almacenaje de la carne es realizado con base a las reglas dictadas por el Corán, en cuanto al consumo de alimentos, entre las que se incluye:

  • Garantizar la higiene del lugar donde se realizará el sacrificio.
  • La dieta del animal sacrificado debe ser a base de vegetales.
  • No deben ser animales que hayan muerto a causa de un depredador.
  • No pueden ser certificados animales que hayan sido alimentados de carroña u otros animales que poseen garras.
  • Los animales con esta certificación no deben estar en contacto directo con otros productos que no cubran los requisitos Halal.
  • Pronunciar una oración por un seguidor de la fe musulmana mientras se realiza el sacrificio.
  • Cortar el cuello del animal con un cuchillo para dar muerte instantánea y sin sufrimiento.
  • La prohibición del uso de herramientas que fueron utilizadas para hacer el sacrificio de otro animal que no es para consumo de musulmanes.
  •  

México exporta a países árabes carne con certificación Halal.

 

Dicho de otra forma, la certificación avala que el bovino cumple con las normas religiosas, alimenticias y de higiene exigidas por esos países.

En comparación con los complicados requisitos árabes para certificar sus alimentos como Halal, el ganado destinado a la alimentación de los mexicanos pasa a segundo término violando las normas de sanidad y los derechos de los animales.

Estas acciones resultan incongruentes, pues a pesar de que México es uno de los principales países productores de carne para exportación y consumo humano, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos USDA, son los mexicanos los menos beneficiados.

 

Te puede interesar: En solo una década el planeta enfrentará escasez de alimentos, antes de lo previsto, 9 de octubre de 2017.

 

Acciones por parte de la Cofepris

Ante la situación que pone en riesgo la salud de las familias mexicanas, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), emitió en un comunicado, las siguientes recomendaciones con el fin de preservar la salud de los consumidores de carne:

  1. Comprar carne en comercios formalmente establecidos.
  2. Revisar la fecha de caducidad.
  3. Revisar que hayan estado en buenas condiciones de refrigeración.
  4. De estar empaquetado, revisar que el empaque se encuentre en buenas condiciones.

Asimismo, informó que fueron suspendidos 14 mil 521 establecimientos comerciales en todo el país y aplicó sanciones económicas que suman 1.3 mdp.

 

MÁS INFORMACIÓN: Se encontró carne de caballo como carne de res en mercados y tianguis en varias ciudades mexicanas. Humane Society International 

MÁS INFORMACIÓN:  Estudio del mercado de carne de caballo en México y pruebas de ADN. UNAM. 

MÁS INFORMACIÓN: Panorama agroalimentario. Carne de bovino 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Recomendaciones de la COFEPRIS a los consumidores de carne.

 

Comentar