Economía y Sistema Financiero

Organizar un mundial es sinónimo de éxito turístico, pero no los Juegos Olímpicos

21-11-2017 15:00

Todos los países que son sede de una Copa de Mundo reflejan un incremento en el número de turistas; sin embargo, tres de las cuatro últimas naciones que albergaron unos juegos olímpicos reportaron una baja.

Todo listo para que el junio de 2014 arranque la Copa del Mundo Rusia 2018. Agrandar
Todo listo para que el junio de 2014 arranque la Copa del Mundo Rusia 2018.

Muchas personas alrededor del mundo están a la espera que el calendario se acerque al 14 de junio de 2018 para preparar su equipaje y lanzarse al Mundial de Rusia 2018.

No es para menos, organizar una Copa de Mundo parece ser una garantía de más turismo para el país anfitrión, contrario a lo que sucede con unos Juegos Olímpicos.

Ser sede de 64 partidos de futbol puede representar un incremento en el número de turistas en el país organizador de entre 4% y 15%, según las cifras de la Organización Mundial de Turismo (OMT), o en número, la cantidad de visitantes puede aumentar entre 200 mil y 3.5 millones.

El próximo año, el Mundial de futbol lo organizará un país está entre los 15 primeros lugares del ranking mundial de turismo de la OMT. En 2015, Rusia recibió 33.729 millones de turistas, es decir que, con o sin futbol, es un país sumamente atractivo para ser visitado.

Durante la última década, el incremento de turistas que recibe Rusia ha ido en aumento año con año, excepto entre 2008 y 2009, cuando se reportó una reducción.

 

 

Once ciudades de ese país tendrán actividad mundialista (Ekaterimburgo, Kaliningrado, Kazán, Moscú, Nizhni, Nóvgorod, Rostov del Don, San Petersburgo, Samara, Saransk, Sochi y Volgogrado) y se espera que durante el mes que durará la competencia, la ocupación hotelera esté al 100%.

Ahora bien, ¿de qué tamaño será el impulso al turismo que recibirá Rusia el próximo año? Es difícil de pronosticar –tanto como quien resultará campeón del mundo-.

 

¡Nos vamos al mundial, nos vamos al mundial!

A diferencia de lo que sucede con la organización de un Mundial de futbol, ser sede de unos Juego Olímpico no es garantía de más turismo. Tal vez porque no se trata de una competencia que desate tanta pasión o por el hecho de que sea solo una ciudad la sede de la justa, pero los números dejan ver este fenómeno.

En términos porcentuales, el país que parece haber aprovechado mejor su oportunidad de ser sede mundialista, al menos en las últimas cinco ediciones, es Sudáfrica, pues entre 2009 y 2010, el incremento en cuanto al número de turistas fue de 15.15%, pues pasó de 7.012 millones de turista el año previo a la Copa del Mundo a 8.074 en 2010.

Es decir, en el año mundialista, llegaron poco más de un millón de turistas adicionales.

 

Te puede interesar: No era tan difícil ir al Mundial de Rusia, bastaba con ahorrar 135 pesos diarios, 3 de noviembre de 2017.

 

En números absolutos Francia tiene el mayor repunte en la cantidad de turistas adicionales al comparar el año previo del Mundial y el año de la Copa de Mundo: 3.5 millones de visitantes más recibió el país europeo en 1998 con respecto al 2005.

Aunque en términos porcentuales, representó un alza de 5.28% pues pasó de 66.591 millones a 70.109 millones, y es que históricamente, Francia es el país que más visitantes recibe de todo el mundo.

En este caso, definir cuántos de esos 3.5 millones de turistas adicionales fueron por la Copa del Mundo se complica; no obstante 1998 no fue su mejor año en la materia, pues dos años después de organizar el Mundial tuvo un aumento de 10% en el número de visitantes.

 

El estadio Luzhniki, en Moscú albergará la inauguración y final de la Copa del Mundo 2018.

 

Dividir un mundial en dos países –como sucedió en 2002 con Japón y Corea del Sur- no pareció ser la mejor idea en materia de atracción de turistas, pues el incremento en ambos países fue de 9.79% y 3.89%, respectivamente.

En Japón, el incremento de turistas en 2002 fue de 467 mil y en Corea del Sur, de apenas 200 mil. La suma de 600 mil turistas adicionales es casi la misma que reportó Brasil entre 2013 y 2014.

En la pasada Copa del Mundo, el número de turistas que llegaron a Brasil pasó de 5.813 millones en 2013 a 6.430 en 2014, lo que representó un aumento de 10%.

 

Olímpicos, sin tanto brillo

Dos años después de organizar al Mundial de futbol, Brasil –la ciudad de Río de Janeiro, en particular- fue sde de unos Juego Olímpico. Para esa justa, el incremento de turismo fue de apenas 4.66% pues pasó de 6.306 millones a 6.6 millones.

Es decir, mientras que el mundial le generó más de 600 mil turistas al país, los olímpicos, solo 300 mil.

 

Te puede interesar: El misterioso caso del incremento de 40% de turistas fronterizos en 2014, 24 de mayo de 2017.

 

 

Aun así, los brasileños se pueden sentir afortunados. Grecia, China y Reino Unido reportaron una baja en el número de turistas en los años en que fueron sedes de unos Juegos Olímpicos (Atenas en 2004, Pekín en 2008 y Londres en 2012).

Solo Sidney, Australia, puede presumir que organizar los Juego Olímpicos del 2000 le funcionó como gancho para el turismo, pues un año antes recibieron 4.459 millones de turista, y el año de la justa la cifra subió a 4.931 millones, es decir, poco más de 10%.

 

MÁS INFORMACIÓN: Estadísticas de Turismo, Organización Mundial de Turismo, fecha de consulta 20 de noviembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Turismo Internacional, número de arribos, Banco Mundial, fecha de consulta 20 de noviembre de 2017.

 

 

Comentar