Gobiernos y Finanzas Públicas

Marichuy, la promesa del Ejercito Zapatista Liberación Nacional

16-11-2017 17:00

A pesar del escepticismo por parte de medios de comunicación y algunos políticos, “la candidata indígena” con la que amenazó el EZLN hace poco más de un año, cuenta con el apoyo total de organizaciones integradas por indígenas de 26 estados.

“La candidata indígena” mencionó que sí buscará el voto pero que ocupará el tiempo de proceso para desmantelar el sistema capitalista. Agrandar
“La candidata indígena” mencionó que sí buscará el voto pero que ocupará el tiempo de proceso para desmantelar el sistema capitalista.

Marichuy “la candidata indígena” como hoy la llaman es la nueva representante de los ideales de los pueblos indígenas, a los que ella se refiere como los más olvidados por el gobierno y por los que están arriba.

Tal y como lo prometió el Ejercito Zapatista Liberación Nacional (EZLN) en su comunicado “Que retiemble en sus centros la tierra” de octubre de 2016, postularían a una candidata para las elecciones presidenciales del 2018.

Bien, esa amenaza tomó el nombre de María de Jesús Patricio Martínez “Marichuy” quien ahora está en busca de las 886 mil 593 firmas solicitadas por el INE que le permitirán contender para la presidencia de la República Mexicana.

Se trata de una curandera de 53 años originaria de Tuxpan, Jalisco, perteneciente a la etnia nahua, vocera del Consejo Indígena de Gobierno e integrante del EZLN desde 1994 y de la asamblea del Congreso Nacional Indígena (CNI) creado en 1996, siendo los integrantes de este último los responsables de haber elegido a María de Jesús como su representante para las elecciones.

En cuanto a algunos políticos, la presencia de la precandidata les incomoda a pesar de que sólo lleva registradas 35 mil 164 firmas, sin embargo, su molestia puede ser a causa del respaldo por parte del EZLN y los indígenas del país, quienes son sus principales simpatizantes.

 

Te puede interesar: ¿Quién es quién entre los potenciales candidatos presidenciales para 2018?, 2 de noviembre de 2017. 

 

Y es que, tener el apoyo del Ejército Zapatista significa contar con la empatía de los 58 pueblos originarios de 26 estados de la República, miembros de la organización que se ha encargado de defender los derechos de los pueblos indígenas y sobre todo de organizarlos para que sus raíces subsistan.

Lo anterior es sin tomar en cuenta que en los siguientes meses podría ganar la empatía de otros ciudadanos quienes comparten sus ideales.

El afecto que tienen los indígenas por la precandidata es visible. Tan sólo el día que Marichuy se presentó en las inmediaciones del INE para registrarse como candidata independiente, fue escoltada y ovacionada por sus seguidores hasta la entrada y de igual forma a su salida ya con registro en mano.

 

 

La evidente postura izquierdista de “la candidata indígena” como ahora la llaman, podría representar una desventaja que atenta con los del mismo discurso político.

En el caso de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) manifestó estar en desacuerdo con la posible candidatura de María de Jesús apoyada por los zapatistas, pues restaría votos a su partido de izquierda y por consiguiente los beneficiados serían el PRI y el PAN.

Asimismo, a Marichuy se le cuestionó en una entrevista para Milenio Televisión acerca de una posible alianza con AMLO, a lo que ella respondió que no lo creía posible ya que el grupo que ella representa ya tiene bien planteados sus objetivos.

 

Te puede interesar: Con requisitos del INE, candidaturas independientes solo para políticos exiliados, 14 de noviembre de 2017. 

 

Aun con las bajas expectativas que tienen algunos medios de comunicación acerca de su éxito en la contienda electoral, “la candidata indígena” mencionó que sí buscará el voto pero que ocupará el tiempo de proceso para desmantelar el sistema capitalista.

Además, en el corto tiempo que Marichuy lleva de haberse registrado en el INE como precandidata a la presidencia, ha aprovechado para hacerse de una micro-campaña para difundir los ideales del Ejército Zapatista, el Congreso Nacional Indígena y del Consejo Indígena de Gobierno.

El camino para la precandidata y el EZLN, es complicado sobre todo cuando existen las diferencias en el apoyo económico, ya que mientras que aquellos que ya están constituidos como partidos seguramente aprovecharán a toda costa el dinero otorgado por el INE para su campaña, Marichuy se rehúsa a hacer uso de recursos provenientes de la institución y asegura que poco o mucho, son los indígenas quienes proveen su campaña y lo necesario para poder conseguir las firmas

 

 

 

Comentar