Economía y Sistema Financiero

Ingreso de secretarios aumenta hasta 50%, pero hay resistencia a incrementar salario mínimo

14-11-2017 11:00

13 secretarios de Estado perciben ingresos mayores a los límites que establece el Presupuesto de Egresos de la Federación.

El legislativo no es suficiente contrapeso para limitar los salarios de los secretarios de Estado a los límites que establece el Presupuesto de Egresos. Agrandar
El legislativo no es suficiente contrapeso para limitar los salarios de los secretarios de Estado a los límites que establece el Presupuesto de Egresos.

Un aumento salarial de 50% es un privilegio.

Especialmente en México, donde las negociaciones por incrementos salariales que realizan los sindicatos en representación de millones de trabajadores no han rebasado el 5% en promedio en lo que va de 2017.

Los secretarios de Estado son los beneficiarios de ese privilegio. Comienzan el sexenio con un salario neto ubicado en el límite inferior de lo que podrían percibir de acuerdo con el presupuesto de egresos por alrededor de 140 mil pesos mensuales.

Posteriormente su salario neto, sin contar prestaciones, se incrementa entre 30% y 60%, ese es su modus operandi, o por lo menos el común denominador de 12 secretarios de Estado en sus declaraciones anuales ante el Registro de Servidores Públicos.

El caso que más llama la atención es el de José Narro Robles, secretario de Salud, quien en su declaración inicial de 2016 reportó un salario neto de 139 mil pesos mensuales y un año después creció a 358 mil, un incremento de más del doble.

 

Los secretarios de Estado perciben ingresos netos mayores al estipulado en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017.

 

Reportaron incrementos de 60% de su declaración inicial a la más reciente de 2017, Arely Gómez, secretaria de la Función Pública y Rafael Pacchiano, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, actualmente perciben 228 y 224 mil pesos, respectivamente.

Y de entre 47% a 52% José Antonio Meade, secretario de Hacienda; José Eduardo Calzada de la Sagarpa y Aurelio Nuño, secretario de Educación, quienes reportaron ingresos mensuales de entre 206 y 213 mil pesos mensuales.

En contraste, el salario mínimo que ganan 7.5 millones de trabajadores mexicanos creció 24% en cuatro años, pasó de 64.76 pesos en 2013 a 80.04 en 2017, el incremento no llega ni a la mitad de lo que incrementaron los ingresos de Aurelio Nuño, Arely Gómez o José Narro en sus declaraciones.

Por lo menos 13 secretarios de Estado perciben ingresos netos mayores al límite máximo establecido en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 por 193 mil pesos mensuales, según sus declaraciones más recientes ante el Registro de Servidores Públicos.

Lo que quiere decir que el Legislativo no es suficiente contrapeso para ajustar los salarios de los secretarios de Estado a los límites que establece el Presupuesto de Egresos y que ellos tampoco respetan esta disposición.

 

Te puede interesar: Reducción salarial de 10% a funcionarios de alto rango, una burla para la ciudadanía, 13 de enero de 2017.

 

Los secretarios de Hacienda del presente sexenio, Luis Videgaray y José Antonio Meade, no han tenido ataduras para permitir los incrementos de hasta 50% en los salarios de los secretarios de Estado.

Sin embargo, no ha mandado una señal clara que demuestre su respaldo hacia un incremento considerable del salario mínimo, a pesar de que se trata de una de las principales exigencia de los representantes de Canadá y Estados Unidos dentro de las renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Líderes sindicales de esos países aseguran que las normas laborales laxas y los bajos salarios en México aumentan los beneficios corporativos a costa de los trabajadores.

Unifor, el mayor sindicato de la industria automotriz, energética y de telecomunicaciones en Canadá, dijo que si México no mejoraba los estándares laborales el TLCAN debía ser desechado, los representantes del país argumentan en contraposición que los salarios y derechos laborales son temas que cada nación debe resolver.

Más allá de que los salarios representen una ventaja competitiva desleal para México frente a Canadá o Estados Unidos, no alcanzan para que las familias puedan tener un nivel de vida con un bienestar mínimo, es decir, con la capacidad de adquirir los alimentos y servicios más básicos.

El salario mínimo en México es cinco veces menor de lo que debería para que una familia alcance a vivir de acuerdo con los estándares de bienestar básicos. Es por ello que las presiones no solo vienen de los aliados comerciales de México, sino también de organismos de pesos internacional como la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

 

Enrique Peña ha sido consecuente con los aumentos salariales de los secretarios, pero no ha dado muestras claras de apoyar un incremento al salario mínimo.

 

“México está listo para pagar un salario de 15 dólares la hora, que sería un verdadero ganar-ganar para los trabajadores a ambos lados de la frontera”, dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, es decir, 290 pesos la hora al tipo de cambio de 19.1 pesos por dólar o 2 mil 292 pesos por una jornada de ocho horas.

Mientras que una decena de organizaciones propuso a las autoridades desde junio que el salario mínimo se aumentara a 94 pesos diarios desde los 80.04 en que se ubica ahora, lo que implicaría un incremento de 14 pesos o 17%.

 

Te puede interesar: El precio de la vanidad: El retrato de EPN costó 1.7 millones, de los titulares de Hacienda, 400 mil pesos, 18 de noviembre de 2017.

 

Entre quienes empujan la propuesta se encuentran Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias, Oxfam y 118 personajes de renombre como Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM y economistas como Luis de la Calle, Gerardo Esquivel y Jonathan Heath.

En noviembre la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos que depende de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social definirá cuánto incrementará el salario para 2018, pero será hasta mayo de ese año cuando los secretarios realicen su declaración y por tanto sabremos si su salario se ajustó en congruencia con lo negociado. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Registro de Servidores Públicos, consulta el 13 de noviembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2017, Anexo 23.

Comentar