Economía y Sistema Financiero

China, el gigante que aplaca a Trump 'el buleador'

14-11-2017 15:00

Llegar a acuerdos bilaterales, negociar el déficit comercial con China y llevar a cabo medidas poco efectivas frente a Corea del Norte, conformó la agenda de Trump en su gira por el Asía, mientras que México permanece abierto al comercio multilateral.son prioridad para Trump, y a México lo golpea.

“América primero” de cara al multilateralismo mundial Agrandar
“América primero” de cara al multilateralismo mundial

Donald Trump aborda el déficit comercial con China y las tensiones por el programa nuclear de Corea del Norte con guantes de seda y una taza de té. Pero cuando negocia con México el TLCAN, lo abofetea. 

Los acuerdos bilaterales que buscan la negociación del déficit comercial con China, el “América primero” de cara al multilateralismo mundial, así como la amenaza que representa Corea del Norte, encabezaron la lista en la agenda de Trump.

Pese a los comentarios respecto al “abuso” de los socios comerciales con Estados Unidos en su gira por Asía, el mandatario estadounidense se dirigió hacia el presidente chino Xi Jinping como un hombre fuerte, a quien no culpaba por el déficit de Estados Unidos con China, sino a sus predecesores.

Hecho que no sorprendió a muchos, pues tomando en cuenta el déficit comercial de Estados Unidos y la influencia que China podría ejercer sobre Corea del Norte, lo convierte en un gigante que puede aplastarlo.

Mientras que el déficit comercial de Estados Unidos frente a China -seis veces mayor que el de México- encuentra su explicación en el consumo de sus productos, para México el escenario es totalmente diferente.

A partir del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el multilateralismo del mercado mexicano, la balanza comercial pasó en 1994 de un superávit comercial de mil 349 millones de dólares por parte de Estados Unidos, a 15 mil 808 millones de déficit para el siguiente año.

El incremento en el nivel de exportaciones de México a Estados Unidos, que generó déficit comercial tras la firma del TLCAN, se explicó por medio de las cadenas de valor –forma en que se organizan distintas actividades para producir un bien- formadas en la región, concentrando a la industria manufacturera en México.

 

Te puede interesar: Las remesas que palian la pobreza en México y las amenazas de Trump de gravarlas, 8 de noviembre de 2017

 

Esto se traduce en la exportación de componentes intermedios, que se utilizan para producir otros bienes y exportarlos nuevamente, tomando ventaja del bajo costo en la mano de obra mexicana.

Como parte de las bases que Trump ha mostrado, México se posiciona como uno de los actores a nivel comercial que hay que enfrentar, pues después de China, México también cuenta con un superávit comercial frente a Estados Unidos, por lo que igualmente es calificado como enemigo al “abusar” y “aprovecharse” de la fortaleza económica estadounidense.

A partir de 2001, la tendencia del déficit comercial de Estados Unidos con China ha presentado una aceleración.

La balanza de bienes y servicios -en términos absolutos- muestra el avance del déficit, comparando el volumen constante e inferior que ha alcanzado con México ante China, con resultados que alcanzaron su máximo histórico en 2006.

El anunció de los acuerdos que alcanzaron un récord de 250 mil millones de dólares, cuadraron con el déficit que se esperaba con China para el cierre de 2017, frente a los 347 mil millones de dólares observados en 2016.

Este monto, para 2016 representó un volumen seis veces superior al que se tiene con México, según Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

 

 

En el marco de la reciente gira del presidente Donald Trump por Asia, y su participación durante la cumbre de la APEC (Cooperación Económica Asia-Pacífico) en Danang, Vietnam, la estrategia del mandatario parece clara, el comercio y el desarrollo nuclear como los temas centrales.

Durante su gira por Asía, Donald Trump visitó China, como el principal socio y clave para hacer frente a la crisis con Norcorea.

La visita, que fue acompañada de un té en la Ciudad Prohibida, y un recorrido por los tesoros imperiales del recinto, se basó en el pacto de acuerdos bilaterales que alcanzaron la cifra de 250 mil millones de dólares.

De acuerdo con declaraciones de James McGregor, presidente de la firma consultora APCO Worldwide para China, los cerca de 15 acuerdos que en su mayor parte fueron memorándums, intentaron mostrar únicamente la capacidad negociadora del mandatario estadounidense, pues muchos de ellos podrían llevar años para materializarse.

 

Te puede interesar: ¿De qué tamaño es la industria automotriz mexicana a la que Trump quiere poner freno?, 26 de octubre de 2017

 

Como parte de sus propósitos se refirió al programa nuclear de Corea del Norte, como un problema que China podría “solucionar de manera rápida y fácil”, instando al mandatario Xi a pedir apoyo de Rusia.

Asimismo, exhortó al gobierno chino a cortar los vínculos financieros con los norcoreanos, tomando en cuenta que el 90% de las operaciones comerciales de Corea del Norte, tienen lugar en China.

Por su parte, el presidente chino Xi Jinping fortalecido por el liderazgo que se le otorgó a la altura de Mao Zedong por el Partido Comunista Chino, declaró la vigencia en las sanciones de la ONU para el caso norcoreano, y abierto al dialogo.

Además de esto, China no anunció ninguna iniciativa por imponer restricciones o medidas para la desnuclearización a Corea del Norte.

Partiendo de la idea, del déficit comercial como la causa de los problemas económicos y de producción de Estados Unidos, en palabras del mandatario. 

Durante el Foro de la APEC, Donald Trump comunicó a los 21 líderes globales, que concentran cerca del 60% del PIB mundial, su intención por beneficiar a su país en primer término, dando por terminado el periodo en que otros países “aprovecharon” de su fortaleza económica a través del multilateralismo.

Para el caso de México, esta orientación ha sido clara tras la renegociación del TLCAN, que pretende seguir las premisas de crecimiento de Donald Trump, aunque los problemas podrían tener una fuente muy distinta.

Considerando estos argumentos, respecto a los déficits comerciales dentro de los miembros del grupo G20, se destaca el caso de China, México y Alemania.

 

 

MÁS INFORMACIÓN: Trade in Goods with World, Seasonally Adjusted, United States Census, 2017

MÁS INFORMACIÓN: Trump presiona a China sobre Corea del Norte y las relaciones comerciales, La vanguardia, 2017

Comentar