Tecnologías y Educación

Nuevo modelo educativo inhabilita a padres para continuar la educación en casa

09-11-2017 15:00

Para los padres las personas exitosas nacen, para los creadores de políticas públicas se hacen.

Al provenir los padres de un sistema educativo distinto se dificulta la continuidad de la enseñanza en casa. Agrandar
Al provenir los padres de un sistema educativo distinto se dificulta la continuidad de la enseñanza en casa.

¿De qué sirve que el nuevo modelo educativo pretenda enseñar a aprender si los padres no entienden este formato de educación?

De acuerdo con un estudio realizado por el Centro para la Educación Universal del Instituto Brookings en Washington, DC, los padres creen que una persona exitosa nace con las habilidades para serlo y no que puede aprenderlas.

No existe un grupo que esté más desconectado de las necesidades y posibilidades educativas de los niños que sus padres, explica los investigadores que realizaron más de una veintena de focus group y entrevistas a padres, profesores, directores de ONG’s involucradas con la educación y representantes de la Secretaría de Educación.

Para muchos de los padres las habilidades socioemocionales y las habilidades para funciones ejecutivas son algo con lo que se nace y pueden mejorarse, pero no aprenderse.

De esta forma habilidades como la socialización, el emprendedurismo, la solución de problemas o la adaptabilidad no son consideradas como parte importante de la enseñanza escolar, como sí lo son para ellos, la comunicación, la computación y las habilidades numéricas y de lenguaje.

 

Te puede interesar: México bilingüe, un sueño a medias de la SEP, 17 de junio de 2017. 

 

Para los investigadores esta brecha en el pensamiento puede deberse a una falta de compresión sobre qué son las habilidades socioemocionales y cómo pueden trabajarse en clase.  

Estas habilidades están incorporadas en el nuevo modelo educativo presentado por la Secretaría de Educación Pública en el que se enfatizan la comunicación y el lenguaje; el pensamiento reflexivo y crítico; valores, habilidades interpersonales y de colaboración; el desarrollo físico y emocional; la perspectiva de México en el mundo; el arte y la cultura; y el medio ambiente.

Pero que, a pesar de todo, estas habilidades que los padres no consideran importantes dentro de la enseñanza, si las consideran como características de una persona exitosa.

En una tabla los investigadores colocaron cuatro grupos de habilidades: del siglo XXI; académicas; características de la personalidad; y características de la sociedad y de la fuerza laboral.

De acuerdo con el desarrollo de las entrevistas identificaron cuales de ellas eran consideradas por los grupos de actores relacionados con la educación como importantes en el desarrollo de los niños y estudiantes.

Mientras que los padres seleccionaron en mayor proporción las académicas, solo algunas del siglo XXI y de personalidad, relacionadas al cumplimiento de trabajo en clase y tareas; los profesores seleccionaron en mayor medida las del siglo XXI.

Estas habilidades incorporan colaboración, creatividad, curiosidad, liderazgo, resolución de conflictos, trabajo en equipo, entre otras. En esta vía también fueron las decisiones de los representantes de ONG’s y del gobierno.

 

 

Sin embargo, dentro de las habilidades académicas, ningún grupo consideró tener una sensibilidad científica como importante.

Mismo proceso fue llevado a cabo para las habilidades que debe tener una persona exitosa. En este caso, los padres olvidaron gran parte de las que habían seleccionado en la cuestión educativa, especialmente las habilidades académicas y se decantaron por las de personalidad y socioeconómicas.

Estos grupos de habilidades incluyen adaptabilidad, motivación, ciudadanía, confianza, que sean miembros productivos de la sociedad, socialización, entre otras similares.

Los profesores por su parte se mantuvieron firmes en las habilidades del siglo XXI e incluyeron también las de personalidad y socioeconómicas.

No obstante, el resto de los grupos de interés crearon una combinación de habilidades muy puntales. Los académicos, por ejemplo, dijeron que una persona exitosa debía ser creativa, con pensamiento crítico, con autoconocimiento, adaptable, apasionada, con sentimiento de ciudadanía, con destrezas laborales y miembros productivos de la sociedad.

En caso de los políticos, ellos los identificaron como comunicativos, argumentativos, de autoconocimiento, hábiles con la tecnología, independientes, apasionados, con destrezas laborares y productivos.

Ninguno de grupos consideró las habilidades académicas como algo clave en el éxito.

 

Te puede interesar: Cuotas escolares, el mal necesario de la educación primaria “gratuita”, 1 de septiembre de 2017. 

 

Las complicaciones con el nuevo modelo educativo

La disparidad de ideas entre lo que es más importante enseñarles a los niños podría poner en peligro la efectividad del nuevo modelo educativo presentado en 2016 por la SEP, explica el informe del instituto Brookings.

Y es que las competencias enseñadas y las evaluadas no son las mismas, pues los profesores evalúan respecto al conocimiento cognitivo y dependiendo de estos resultados, ellos también son evaluados posteriormente.

Lo que da poco espacio a la creatividad y flexibilidad que se pretende impartir, a esto se suma que los padres provienen de un sistema educativo distinto lo que puede dificultar la continuidad de la enseñanza en casa y traducirse en una falta de apoyo y participación de su parte en el ámbito escolar.

 

MÁS INFORMACIÓN: Habilidades para un Mundo Cambiante, Instituo Brookings, abril 2017. 

Comentar