Gobiernos y Finanzas Públicas

Viáticos y Comunicación Social: dos partidas que el presidente “engorda” a su antojo

31-10-2017 07:10

De nada sirve lo que diga el Congreso, el gobierno federal siempre va a gastar de más en estos rubros, van más de 33 mil millones de pesos en cuatro años.

En materia presupuestaria, el Congreso dispone y el presidente... no hace caso. Agrandar
En materia presupuestaria, el Congreso dispone y el presidente... no hace caso.

Dice el refrán mexicano que “del dicho al hecho hay un gran trecho”, eso mismo sucede con el presupuesto del gobierno federal ya que entre lo que autoriza el Congreso y lo que gasta el Ejecutivo hay una gran diferencia.

Ahora que está en marcha el proceso de aprobación el Presupuesto de Egresos de la Federación y que se está buscando de dónde obtener recursos para financiar los 48 mil millones de pesos de costará la reconstrucción de las afectaciones por los sismos del 7 y 19 de septiembre de este año.

Hay dos botones de muestra que ilustran la manera en que dilapida recursos públicos el gobierno federal: el gasto en comunicación social y el de viáticos.

En ambos casos, llama la atención no solo el monto que año con año destina el gobierno federal para estos efectos, sino la costumbre de que no importa el límite que ponga la Cámara de Diputados, el gobierno federal siempre gastará más de lo autorizado.

No es una excepción: ha sido la regla.

 

Te puede interesar: Gobierno de EPN gasta 32 millones de pesos al día ¡en viáticos!, 31 de julio de 2017.

 

Vamos a los números: de acuerdos con las cuentas públicas de 2013, 2014, 2015 y 2016, la suma de lo que aprobó el Congreso para viáticos y gasto en comunicación social al gobierno federal es de alrededor de 48 mil millones de pesos, pero la administración del presidente Enrique Peña Nieto ha terminado gastando más de 81 mil millones de pesos, esto significa una diferencia cercana al 70% entre lo aprobado y lo ejercido.

Los más de 33 mil millones de pesos de diferencia entre lo autorizado por el Congreso y lo ejercido por el gobierno no implican sanción alguna, llamada de atención o recorte para el siguiente año.

 

Nadie ha sido llamado a cuentas al Congreso para que explique la constante diferencia entre lo aprobado y lo ejercido.

 

Con esta “costumbre” de gastar más allá del límite permitido en viáticos y comunicación social queda de manifiesto cómo el Ejecutivo le pasa por encima al Legislativo, pues, aunque los diputados digan una cosa, en el gobierno se hace en otra.

Otros gastos como el dinero autorizado en programas sociales o las inversiones para carreteras no tienen una diferencia tan grande entre los aprobado por los diputados y lo ejercido por el gobierno, pero nadie le ha puesto freno a esta situación.

 

Viáticos, 22 mil pesos por minuto

El 31 de julio, Arena Pública dio a conocer que en el sexenio de Peña Nieto se gastan en promedio al día 32 millones de pesos en viáticos.

La cifra es de tal dimensión que significa que de cada mil pesos que ha gastado el gobierno federal entre 2013 y 2016, casi 3.20 pesos terminan pagado traslados aéreos y terrestres, comidas y hospedajes funcionarios públicos.

Entre 2013 y 2016, la Cámara de Diputados ha autorizado un gasto en viáticos cercano a los 30 mil millones de pesos, pero el gobierno ha terminado erogando más de 46 mil millones, una diferencia de casi 57%.

 

 

2015 ha sido el año con la mayor diferencia entre aprobado y ejercido pues de poco más 7 mil 800 millones de pesos autorizados por el congreso, se terminaron gastando cerca de 14 mil 300 millones, una brech superior al 80%.

En cambio, en 2014 la brecha entre aprobado y ejercido fue “solo” de 37.2% al pasar de poco menos de 8 mil millones de pesos a casi 11 mil millones.

En 2016, según la cuenta pública, la diferencia entre autorizado y gastado fue cercana al 50%, pues el congreso puso como límite 7mil 780 millones de pesos y la administración Peña Nieto gastó 11 mil 600.

 

Te puede interesar: Prometió EPN ‘ciudadanizar’ publicidad oficial no cumplió y en 2016 gastó 159% más. 14 de julio de 2017.

 

Ese año, la dependencia con mayor diferencia entre autorizado y ejercido fue la Secretaría de Desarrollo Social que inició 2016 con un presupuesto autorizado para viáticos por 51 millones de pesos, pero terminó gastando 434.36 millones de pesos, una diferencia de casi 735%

La Secretaría de Marina fue la segunda con un mayor porcentaje de diferencia entre lo aprobado y lo ejercido con 442% y el tercer lugar lo ocupó la Presidencia de la República con casi 228% de diferencia.

 

Comunicación Social

Para el 2016, la Cámara de Diputados autorizó al gobierno de Peña Nieto gastar 4 mil 126.3 millones de pesos en Comunicación Social, pero al gobierno se le hizo poco esa suma y cerró el año con un gasto de 10 mil 678 millones de pesos. Una diferencia de casi 160% entre lo aprobado y lo ejercido.

Nadie fue sancionado, amonestado o siquiera regañado y llamado a cuentas por esa diferencia.

El año en el que la brecha entre lo aprobado y lo ejercido en Comunicación Social ha sido la más reducida fue en 2014, cuando el límite fue 4 mil 712.6 millones de pesos y el gasto al cierre del año se ubicó en 6 mil 920.3 millones de pesos, una diferencia de casi 47%.

Así que ahora que escuchemos a los diputados hablar de ponerle un límite al gasto de gobierno en viáticos y comunicación social, no nos hagamos muchas ilusiones de que ello, realmente va a ocurrir, pues si al presidente no le gusta el límite que le pone el Congreso, simplemente lo ignora.

 

MÁS INFORMACIÓN: Cuentas Públicas de 2016, 2015, 2014 y 2013, Secretaría de Hacienda, fecha de consulta, octubre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Gasto en Comunicación Social, Secretaría de la Función Pública, fecha de consulta, octubre de 2017.

 

Comentar