Economía y Sistema Financiero

Moneda o no, el túmin está causando revuelo

26-10-2017 11:40

Ante el surgimiento y éxito en el país de la moneda regional túmin, Banco de México se muestra alerta en cuanto a los efectos secundarios que podría provocar en el peso mexicano.

Los creadores sostienen que como pueblos indígenas tienen derecho a decidir su la economía que quieran. Agrandar
Los creadores sostienen que como pueblos indígenas tienen derecho a decidir su la economía que quieran.

Banco de México está incómodo con la presencia del túmin, la moneda indígena que se está expandiendo.

Sin embargo, sus asociados respaldan su derecho como comunidad indígena a decidir sobre su organización económica con base en el artículo 2° de la Constitución Mexicana.

Creado en noviembre del 2010 en el Espinal, Veracruz, el túmin fue impulsado por alumnos y profesores de la Universidad Veracruzana Intercultural, con el objetivo de ayudar únicamente a los habitantes de este municipio, quienes sufrían por la falta de dinero.

A poco tiempo de su creación y circulación, Banxico interpuso en 2011 una demanda ante la Procuraduría General de Justicia en contra de los promotores de esta nueva moneda.

La institución mexicana argumenta que el túmin viola el artículo 28 de la Carta Magna, el cual garantiza que la acuñación de la moneda es un ejercicio propio del Estado, por lo que ellos son los únicos encargados de emitir, regular y proveer la misma.

 

Te puede interesar: Bitcoins ganan terreno a monedas tradicionales como una alternativa de financiamiento, 18 de enero de 2017. 

 

Mientras que Banxico dice que se trata de fraude al fisco, Juan Castro, creador del túmin asegura que el objetivo no es afectar al peso mexicano sino complementarlo y apoyar a la economía de las familias a través de lo que ellos llaman una economía solidaria.

Para el Banco de México la existencia del túmin representa una amenaza pues en tan sólo siete años la moneda ya es utilizada en alrededor de 16 estados de la República Mexicana entre los cuales figuran Veracruz, Oaxaca, Ciudad de México, Estado de México, Chiapas y Guerrero.

Lo anterior contrasta con el argumento de sus creadores acerca del derecho que tienen las comunidades indígenas de decidir sobre su propia organización económica.

Pues, aunque el surgimiento del túmin fue en una comunidad la cual se considera como parte de la región totonaca, la expansión de la moneda podría estar siendo utilizada por personas que no se identifican dentro de un  grupo indígena.

Otro posible problema para Banxico podría ser la inflación, el conflicto de la demanda y de la oferta, ante esto, en la página oficial del túmin se especifica “con el túmin no hay inflación porque hay un equilibrio: hay productos y hay dinero”, esto se debe a que todos los que quieran hacer uso del túmin como clientes, también deben ofrecer algún producto o servicio.

El funcionamiento de los túmins es el siguiente: por cada 100 inscripciones, se imprimen 50 mil túmins y se les reparte de 100 a 500 unidades por persona de forma gratuita, además se les entrega un cartel de que ellos también los reciben como forma de pago.

 

 

Sus usuarios se refieren a que se trata de una moneda complementaria ya que por ejemplo si un kilo de carne cuesta 150 pesos, entonces se puede pagar 110 con pesos mexicanos y 40 con la moneda del túmin, situación que varía según los precios de los productos y los dueños.

Aunque los comerciantes son quienes deciden la cantidad que se puede pagar con túmins, el mínimo aceptado debe de ser el 10% del valor del producto, incluso el locatario puede cobrar en su totalidad con túmins, si así lo desea.

Los habitantes del Espinal comentan que sus argumentos en defensa pudieron haber funcionado, pues el hostigamiento por parte de la PGR se ha detenido, aunque la demanda no ha sido retirada por Banxico.

Esta no es la única moneda alternativa que circula en el país pues también se tiene el bitcoin, una moneda virtual que ha mostrado ser competitiva.

La moneda virtual creada en el 2009 y la cual ya tiene un valor de 2 mil 799 dólares, casi el doble que el oro, concentra en México alrededor de 81 mil usuarios, esto según Pablo González, cofundador y CEO de Bitso, plataforma para comprar y vender bitcoins en el país.

A pesar de que el bitcoin representa una amenaza mayor para la economía y para el Banco de México, de lo que lo representa el túmin, su ciber-manejo y la poca o nula regulación del internet, evita un conflicto mayor.

 

Te puede interesar: El Blockchain, la revolución que viene, 29 de noviembre de 2017. 

 

El túmin no es la única moneda local

Actualmente en el mundo existen otro tipo de monedas que buscan rebelarse en contra del sistema de su respectivo país o que simplemente tienen la necesidad de estimular la economía de ciertas localidades.

Ithaca Hours es una moneda alternativa nacida en Nueva York en 1991 y que hasta la fecha sigue funcionando.

Este sistema alternativo de pago alienta a los residentes a adquirir productos de comerciantes locales en vez de grandes cadenas de servicio.

 

Ithaca Hours es una moneda alternativa nacida en Nueva York en 1991.

 

Otra moneda regional es el chiemgauer en Alemania, al igual que los anteriores favorece al comercio local, sin embargo, esta moneda es respaldada con el euro.

Esta ventaja permite a los usuarios convertir la moneda regional a euros, siempre y cuando se pague el 5% de comisión.

En el caso de la comunidad del Espinal, locatarios y miembros del municipio afirman que fue la inserción del túmin que logró reactivar su economía y que gracias a eso hoy son parte de una economía solidaria.

 

MÁS INFORMACIÓN: Página oficial del túmin. 

Comentar