Salud y Medio Ambiente

En 40 años se cuadruplicaron los hombres con obesidad a nivel mundial

24-10-2017 19:49

Un estudio analizó el avance de la obesidad en adultos mayores de 20 años en 200 países entre 1975 y 2016.

En 1975 solo el 3% de los hombres padecían de obesidad, cuatro décadas después, esta enfermedad la padece el 13% de ellos. Agrandar
En 1975 solo el 3% de los hombres padecían de obesidad, cuatro décadas después, esta enfermedad la padece el 13% de ellos.

La población con obesidad en el mundo no se ha incrementado con los años, se ha multiplicado.

En 40 años la prevalencia de obesidad en las mujeres se duplicó, pero en hombres se hizo cuatro veces más grande.  

Esto de acuerdo con un estudio publicado por la revista médica británica The Lancent en el que se analizó el avance de la obesidad en adultos mayores de 20 años de ambos géneros en 200 países entre 1975 y 2016.

Los resultados arrojaron que en 1975 solo 3% de los hombres padecía obesidad, cuatro décadas después, 13%.

Respecto a las mujeres, es necesario decir que, de manera general, ellas siempre han contado con una mayor población que vive con obesidad en comparación con los hombres. De tal manera que, ese 3% para los hombres llegaba hasta un 10% en el caso de las mujeres en 1975.

Sin embargo, mientras que para 2016 la proporción de hombres con obesidad creció cuatro veces, en las mujeres solo se duplicó para llegar a 20%. Aunque no significa que ya sea menor, al contrario, continúa superando a la proporción de los hombres.

En relación con el sobrepeso ambos géneros llegaron al 2016 con un porcentaje alrededor del 25%, aunque en 40 años el incremento fue otra vez mayor en las mujeres, quienes tuvieron un crecimiento de 11 puntos, mientras que los hombres solo de seis en la población afectada.  

 

Te puede interesar: ¿Qué comen los mexicanos? Ni ricos ni pobres se alimentan sanamente, 27 de septiembre de 2017

 

Obesidad por regiones

En Latinoamérica Central, donde se ubicó a México junto con Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Venezuela; la prevalencia de obesidad entre los hombres se triplicó, pasó de estar en menos de 7% en 1975 a cerca de 25% en 2016.

De manera similar, en los países de habla inglesa con ingresos elevados donde se ubicó a Estados Unidos, Australia, Canadá, Irlanda, Nueva Zelanda y Reino Unido, la obesidad avanzó 23 puntos en 40 años, pasó de una presencia en 12% a35%.

No obstante, los países que mostraron un mayor incremento en la prevalencia de la obesidad para los hombres fueron la Polinesia y Micronesia, donde se agrupó a la Samoa Americana, las islas Cook, la Polinesia Francesa, Kiribati, las Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Niue, Palau, Samoa, Tokelau, Tonga y Tuvalu.

 

 

En estas zonas, la obesidad ya afectaba al 15% de los hombres en 1975; en 2016 fue a 45%, lo que significa que cerca de la mitad de los hombres adultos en esta región padecen de obesidad.

Respecto a las mujeres, en la región de Latinoamérica Central la obesidad pasó de 12% a 30% en los 40 años analizados.

Dentro de los países de habla inglesa con ingresos elevados la obesidad entre mujeres ascendió de 13% durante 1975 a 37% en 2016. Un crecimiento más elevado que en la región central de América Latina estudiada.

Lamentablemente, así como en las otras regiones y a nivel mundial, las mujeres tuvieron una prevalencia mayor de obesidad que los hombres, en la región de la Polinesia y Micronesia.

Esto significa que en 1975 poco más del 25% de las mujeres de la zona tenía obesidad, en 2016 excede la mitad de ellas, de acuerdo con el estudio publicado.

 

Te puede intersar: Mexicanos sin tiempo para hacer ejercicio, ni dinero para comer sano, 5 de octubre de 2017. 

 

Las personas aman la comida chatarra

Al mismo tiempo que la obesidad entre la población se multiplicaba, las franquicias de comida rápida también lo hacian.

Tan solo en la década de los 70, McDonalds ya tenía más de mil restaurantes y se comenzaba a expandir fuera de las fronteras de Estados Unidos con 50 establecimientos en Canadá.

Para 2016 el número de restaurantes llegó a 36 mil 899 en todo el mundo.

Sin embargo, no importa que las personas sean ricas o pobres, todas aman comer alimentos que promueven la obesidad.

 

Para demostrarlo solo es necesario tomar los casos de México y Estados Unidos, los dos países con los índices de obesidad más altos del mundo de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Economícos (OCDE).

En México la principal causa para no comprar frutas y verduras es la falta de dinero de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 (Ensanut).

Y los datos económicos de México apoyan este hecho, pues una familia promedio -de cuatro integrantes- necesita al menos 5 mil 900 pesos solo para comprar alimentos básicos como carne, leche, verduras, lácteos y frutas.

Sin embargo, las familias de los hogares más pobres en el país solo perciben ingresos de entre 2 mil 700 y 4 mil 700 pesos mensuales, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En contraste, los alimentos como los tacos, tortas, pambazos, tamales y otros callejeros cuestan menos y llenan más. Una sola mega torta puede costar entre 30 y 50 pesos en un puesto de la Ciudad de México.

 

 

Del otro lado de la frontera norte la población que más se alimenta de comida rápida es aquella de clase media, de acuerdo con una investigación publicada en abril del 2017 en la revista científica Economía y Biología Humana.

El 85% de las personas consideradas de clase media consume al menos una vez en un periodo de tres semanas comida rápida en Estados Unidos, el 80% del 10% de la población con los ingresos más bajos también lo hace y solo el 74% dentro del 10% de los más ricos.

Sin embargo, ese 85%  de personas de clase media no solo comió una vez comida rápida, sino un promedio de cuatro veces. Los más pobres un aproximado de 3.6 y los más ricos un promedio de tres.

Los motivos que dieron ellos para su consumo fue que estaba disponible… rápidamente.

 

MÁS INFORMACIÓN: Tendencias mundiales en índice de masa corporal, bajo peso, sobrepeso y obesidad desde 1975 hasta 2016, The Lancet, 2017.

MÁS INFORMACIÓN: La asociación entre el nivel socioeconómico y adultos el consumo de comida rápida en los EE.UU, Economía y Biología Humana,  2017.

Comentar