Salud y Medio Ambiente

En Tlalnepantla, Naucalpan y Atizapán consumen agua contaminada con fármacos de la Presa Madín

23-10-2017 16:33

Ni el proceso de potabilización logra quitar los resto de aspirinas y pastillas de ibuprofeno.

Investigadores de la UNAM, el IPN y la UAEM evaluaron la toxicidad producida por el aluminio en especies de peces consumidos por los pobladores aledaños a la presa. Agrandar
Investigadores de la UNAM, el IPN y la UAEM evaluaron la toxicidad producida por el aluminio en especies de peces consumidos por los pobladores aledaños a la presa.

Ni el proceso de potabilización limpia por completo el agua de la Presa Madín, en el Estado de México.

Restos de aspirinas y pastillas de ibuprofeno llegan entre el agua que se suministra en la red municipal de Tlalnepantla, Naucalpan y Atizapán, en el Edomex, comentan especialistas en toxicología del IPN y en ingeniería ambiental de la UNAM.

Sin embargo, antes de la potabilización contiene más que solo estos dos fármacos. Marcela Galar, investigadora del IPN asegura que han encontrado al menos al menos seis diferentes, entre ellos el diclofenaco, naproxeno, glibenclamida, metfomina, además de otra gran cantidad de antibióticos.

Estas medicinas utilizadas para tratar enfermedades como la diabetes y  la artritis, así como remedios contra el dolor y desinflamatorios.

Pero no siempre son eliminadas en su totalidad del agua, que suministra a 2 millones de personas en el Edomex. En temporada de lluvias el ácido acetilsalicílico, componente de la aspirina, apenas se logra reducir en un 80%, mientras que el ibuprofeno solo en un 63%.

 

Te puede interesar: Más de 30 enfermedades están ligadas a la contaminación ambiental: INER, 9 de junio de 2017.

 

Esto de acuerdo con la información recabada por la ingeniera Thania Félix  en su tesis para lograr el grado de maestría en ingeniería ambiental del Instituto de ingeniería de la UNAM en 2010.

La Presa Madín recibe las descargas domésticas directas de los poblados de Nuevo y Viejo Madín, los desechos arrastrados por el rio Tlalnepantla a lo largo de todo su cauce y en suma, sus orillas sirven de tiraderos de basura.

Mientras eso su sucede su planta potabilizadora es responsable del suministro del 2% del agua que se utiliza en toda la Zona Metropolitana y Ciudad de México en conjunto con el rio Magdalena, los manantiales del Desierto de los Leones y el humedal de Xochimilco.

En suma esta presa es un lugar que sirve a pobladores como espacio de pesca para su propio consumo, actividad que debido a concentraciones de metales como el mercurio, fierro y en especial el aluminio dentro del agua, pone en riesgo la salud de quienes se alimentan de las especies de esta presa.

Investigadores de la UNAM, el IPN y la UAEM evaluaron la toxicidad producida por el aluminio en especies de peces consumidos por los pobladores aledaños a la presa entre ellos la Ctenopharingodon idella, también conocida como carpa china y el Goodea gracillis, conocido como tiro oscuro.

Los resultados demostraron que en ambas especies los efectos del aluminio fueron tóxicos, sin embargo, solo en el G. gracillis fueron letales, lo que implica una reducción de su especie en la zona.

Sin embargo, el hecho de que el efecto de los metales no dañara hasta la muerte a la C. idella no implica que sus consumidores no corran riesgos.

 

Te puede interesar: Y México ¿cómo va con las metas del Acuerdo de París?, 8 de junio de 2017.

 

Estudios anteriores demuestran que al ser consumidos por las personas, la concentración de aluminio entre los peces pasa por extensión a las personas provocando riesgo de general enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer,  problemas óseos por diálisis renal y se han encontrado importantes cantidades de metal en neuronas de pacientes con parkinson.

El aluminio es uno de los metales con la mayor concentración dentro de la presa sin embargo no supera los límites permitidos para la protección de la vida acuática o para el agua destinada a consumo humano en México.

 

MÁS INFORMACIÓN: Informe parcial. Estudios de toxicidad y captación de aluminio en agua sobre diversas especies de peces en la presa Madín. 

MÁS INFORMACIÓN: Remoción de contaminantes emergentes en los sistemas de potabilización de la Ciudad de México. 

Comentar