Economía y Sistema Financiero

Banxico daña colateralmente a empresarios con alza de tasa de interés

16-10-2017 18:15

En BBVA Bancomer la tasa de interés del crédito empresarial pasó 6.8% en octubre de 2015 a casi 9% en diciembre de 2016, un nivel no visto ni en la crisis de 2009.

La mayoría de los empresarios solicitan créditos a tasa variable, esto es, que se incrementan o disminuyen conforme lo hace la tasa de interés de referencia que fija Banxico. Agrandar
La mayoría de los empresarios solicitan créditos a tasa variable, esto es, que se incrementan o disminuyen conforme lo hace la tasa de interés de referencia que fija Banxico.

La tarea del Banco de México para limitar el alza de precios daña colateralmente a los empresarios.

En los últimos dos años la Junta de Gobierno incrementó en más del doble la tasa de interés de referencia que utilizan los bancos para fijar el precio de los créditos y los rendimientos que otorgarán a los ahorradores.

Pasó de 3% en octubre de 2015 a 7% en junio de 2017.

Los integrantes del banco central incrementaron la tasa de interés con el objetivo de contener el alza generalizada de precios provocada –principalmente- por la decisión de la secretaría de Hacienda de elevar el costo de la gasolina y la depreciación del peso frente al dólar, entre otros factores.

Los empresarios han sido uno de los grupos más afectados por las decisiones de aumentar la tasa de interés de referencia tomadas en los últimos 24 meses por la Junta de Gobierno liderada por Agustín Carstens.

Entre otros motivos porque la mayoría de los empresarios que solicita créditos a la banca lo hace con tasa variable, esto es, que se incrementa o disminuye conforme lo hace la tasa de interés de referencia que fija Banxico.

En BBVA Bancomer, el banco con mayor participación de mercado en México, por ejemplo, el crédito empresarial pasó de una tasa de interés de 6.8% en octubre de 2015 a casi 9% en diciembre de 2016, de acuerdo con los últimos datos disponibles de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB).

Aunque parezca un aumento pequeño hay que considerar que BBVA Bancomer no registró una tasa de ese nivel para el crédito de las empresas ni siquiera durante la crisis de 2009, y que antes de julio de 2016 la tasa se mantuvo –por lo menos un año- a un nivel por debajo de 7%.

No es de extrañarse que las tasas interés se estén volviendo una barrera cada vez más grande para que las empresas puedan acceder al crédito de los bancos.

En junio de 2015 solo 48% de los empresarios encuestados por Banxico para su informe sobre la inflación señalaban al alto costo del crédito como una barrera para obtener un crédito.

 

Te puede interesar: Microempresarios rehúyen al financiamiento formal para sobrevivir, 2 de febrero de 2017.

 

A junio de 2017 el porcentaje se elevó a 52%, siendo el obstáculo más mencionado especialmente entre los empresarios con hasta 100 empleados.

Con tasas de interés más altas los empresarios tienen que reducir sus recursos disponibles, los cuales podrían utilizar para la reinversión o destinar a su actividad productiva ya sea para pagar una mayor cantidad de intereses, una deuda más grande u obtener créditos más caros.

Es decir, de forma indirecta las altas tasas de interés frenan su actividad productiva y ello a su vez afecta el crecimiento económico del país, pero deja cuantiosas ganancias a las instituciones bancarias.

Más de la mitad de los empresarios no accede al crédito que ofrecen los bancos por su alto costo.

 

Los ingresos que obtuvo la banca comercial por el cobro de intereses de la cartera vigente creció 16% entre octubre de 2015 y agosto de 2017 al pasar de 289 mil a 337 mil millones de pesos.

De ahí que en México solo 36% de las empresas utilizó créditos provenientes de las instituciones bancarias en junio de 2017, hace dos años eran 37%.

Las tasas de interés podrían seguir creciendo, pues hay un 77% de probabilidades de que la Reserva Federal de Estados Unidos incremente su tasa de fondeo en diciembre, un paso que en México el banco central podría imitar.

 

MÁS INFORMACIÓN: Portafolio de información, cartera de empresas, Comisión Nacional Bancaria y de Valores, 2017.

Comentar