Salud y Medio Ambiente

Contaminación ambiental favorece obesidad, pues arrebata nutrientes a alimentos

11-10-2017 15:05

El exceso de dióxido de carbono acelera la fotosíntesis y provoca que las plantas generen una mayor cantidad de carbohidratos a la vez que reducen la producción de proteínas, calcio, hierro y zinc.

El efecto del dióxido de carbono en los alimentos es especialmente preocupante en México, país donde 7 de cada 10 personas tienen problemas de obesidad o sobrepeso. Agrandar
El efecto del dióxido de carbono en los alimentos es especialmente preocupante en México, país donde 7 de cada 10 personas tienen problemas de obesidad o sobrepeso.

Afinar tu auto ayudará a que las próximas generaciones sean menos obesas.

La contaminación ambiental podría favorecer la obesidad y el sobrepeso en la población ya que arrebata los nutrientes a los alimentos.

Los minerales, vitaminas y proteínas que contienen los alimentos disminuyeron en los últimos 50 años, ahora son menos nutritivos.

Esto se debe a que las mejoras en las técnicas de cultivo a lo largo de las décadas se han enfocado a obtener mayores rendimientos, más toneladas, en vez de más nutrientes.

Pero no es la única razón, un segundo factor fue descubierto recientemente: la creciente emisión de dióxido de carbono tiene un fuerte vínculo con la calidad de las plantas y la nutrición humana, reveló una investigación realizada por Irakli Loladze, matemático de la Universidad Estatal de Arizona.

Si bien las plantas como el trigo, arroz, centeno y papas necesitan del dióxido de carbono para desarrollarse, el exceso de Co2 acelera la fotosíntesis -el procesos a través del cual convierten la luz en comida- y provoca que crezcan más.

Pero también que generen una mayor cantidad de carbohidratos a costa de reducir entre 6% y 8% la producción de otros nutrientes como proteínas, calcio, hierro y zinc.

El zinc, por ejemplo, es esencial para la salud materna y el desarrollo de los bebes, una pérdida del mineral en los alimentos pondría en riesgo a 138 millones de personas.

Mientras que la falta de hierro podría enfatizar la anemia en mil millones de madres y 354 millones de niños que viven en países donde se prevé que disminuya significativamente, señaló la investigación.

 

Te puede interesar: En solo una década el planeta enfrentará escasez de alimentos, antes de lo previsto, 9 de octubre de 2017.

 

No se sabe a ciencia cierta como la disminución de nutrientes en los alimentos provocada por la mayor emisión de dióxido de carbono podría afectar la salud de las personas, pero está comprobado que el mayor consumo de carbohidratos se asocia con la obesidad y enfermedades como la diabetes, aseguró Robin Foroutan, un nutricionista de medicina integral consultado por la revista Político que publicó originalmente la investigación.

 

Grave peligro para México

El efecto del dióxido de carbono en los nutrientes de los alimentos es especialmente preocupante en países como México, donde 7 de cada 10 habitantes tienen obesidad o sobrepeso.

Donde la diabetes se convirtió en un problema de salud pública porque ha matado a más personas que la Revolución, de acuerdo con José Ramón Narro, secretario de Salud.

La dieta de los mexicanos de por sí ya está basada en una gran cantidad de carbohidratos, diariamente consumen alimentos con alto contenido de grasas: aceites, mantequilla, mayonesas, cremas, manteca, mermeladas, así como azúcar, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las consecuencias de la disminución de nutrientes por la emisión de Co2 sería especialmente preocupante en países como México donde se consume una alta cantidad de carbohidratos.

 

Si a este alto consumo de grasas se le suman más carbohidratos a través de alimentos como el arroz, el trigo o las papas las consecuencias para los mexicanos serían dignas de preocupación.

México está poniendo de su parte para reducir la emisión de dióxido de carbono. Firmó el Acuerdo de París para limitar a 2 grados centígrados el incremento de la temperatura del planeta junto con 195 países.

Actualmente es uno de los 15 países con mayor emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) con 665 millones de toneladas.

 

Disminución de nutrientes, efecto poco conocido del Co2

Lo que preocupa a Irakli Loladze es que la relación entre el aumento de las emisiones de dióxido de carbono y la disminución de los nutrientes en los alimentos sea un efecto poco conocido e investigado.

El asunto simplemente no se discute en las comunidades de agricultura, salud pública o nutrición, en lo absoluto, afirma Político, que consultó a varios expertos en la materia.

 

Te puede interesar: ¿Qué comen los mexicanos? Ni ricos ni pobres se alimentan sanamente, 27 de septiembre de 2017.

 

Por el contrario hay discursos que difunden lo opuesto. Recientemente el republicano Lamar Smith, presidente del Comité de Ciencia en el Congreso estadounidense aseguró que la gente no debería estar preocupada por el aumento de los niveles de dióxido de carbono porque ayudan a que las plantas crezcan más.

Incluso hay transnacionales como ExxonMobil, Chevron, Total o Shell que trabajan activamente contra el Acuerdo de París o cualquier otra normatividad que pretenda regular la emisión de dióxido de carbono, reveló el centro de pensamiento británico Mapa de Influencia.

"Estamos siendo testigos de la mayor inyección de carbohidratos en la biosfera de la historia humana, una que diluye los nutrientes de los alimentos", concluye Irakli Loladze.

 

Antes de la revolución industrial (1760) la atmósfera tenía cerca de 280 partes por millón de dióxido de carbono; en 2016 cruzó el umbral de 400 partes por millón y podría llegar a 550 en la próxima mitad del siglo XXI.

Los efectos nocivos de la creciente emisión de dióxido de carbono, que ahora se sabe podrían llegar hasta la nutrición, pueden limitarse si hay voluntad por parte de gobiernos y la sociedad civil, de lo contrario las consecuencias en la salud, aunque poco claras, no pintan favorables.

"Estamos siendo testigos de la mayor inyección de carbohidratos en la biosfera de la historia humana, una que diluye los nutrientes de los alimentos", concluye el matemático.

 

MÁS INFORAMCIÓN: El gran colapso de los nutrientes, Agenda 2020, Político, septiembre de 2017.

Comentar