Política Social y Seguridad

Encerrados y acechados por el delito, así se vive en la Zona Metropolitana del Valle de México

28-09-2017 16:30

45 delitos por cada 100 habitantes se cometieron en 2016; la cifra negra supera el 95% y más de la mitad desconfía de la policía.

Los robos o asaltos son el delito más común en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México. Agrandar
Los robos o asaltos son el delito más común en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.

En ninguna otra zona metropolitana del país la delincuencia causa más estragos que en la del Valle de  México, pues es más probable ser víctima de algún delito, lo que ha hecho un cambio de conductas entre los millones de personas que ahí viven.

Por cada 100 habitantes en esta zona se registraron alrededor de 45 delitos en 2016, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), y no es una cifra menor, tomando en cuenta que en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) viven cerca de 21 millones de personas en las 16 delegaciones de la capital y 35 municipios conurbados del Estado de México.

Es cifra casi duplica el promedio nacional, pues por cada 100 habitantes del país se registran 27 delitos.

La cifra de prevalencia delictiva en la ZMVM es la más alta para las 33 zonas metropolitanas que hay en el país, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre Seguridad Pública (Envipe) 2017, presentada el 26 de septiembre de 2017 por el Inegi.

 

Te puede interesar: Inseguridad y corrupción en México impiden a sus ciudadanos tener una mejor calidad de vida, 26 de junio de 2017.

 

Dicha encuesta tiene como objetivo generar información sobre el fenómeno de la victimización delictiva durante 2016, así como la percepción social respecto de la seguridad pública y el desempeño de las autoridades en el período marzo-abril de 2017.

El estudio permite hacer estimaciones sobre la manera que afectan a las personas y a los hogares los delitos de robo total de vehículo; robo parcial de vehículo; robo en casa habitación; robo o asalto en calle o transporte público; robo en forma distinta a las anteriores (como carterismo, allanamientos con robo en patio o cochera); fraude; extorsión; amenazas verbales; lesiones y otros delitos distintos a los anteriores (como secuestros y delitos sexuales).

El transporte público es uno de los lugares más inseguros para los mexicanos.

 

No obstante, delitos como narcotráfico, delincuencia organizada, robo de combustible y trata de personas, entre otros en este tipo de categorías, no son susceptibles de medirse en este tipo de encuesta.

Y en la ZMVM, la percepción de inseguridad es la segunda más elevada del país pues en promedio, 81.5% de todos los habitantes mayores de 18 años se sienten inseguros. El primer lugar es para la zona metropolitana de Acapulco Guerrero con 91%.

A nivel nacional, 66% de los mayores de 18 años se siente inseguro.

 

Los delitos más comunes

Por cada 100 habitantes de la ZMVM se registraron en 2016, 21 robos o asaltos en la calle o el transporte público, según la Envipe, además 13 robos de vehículos, casi 10 extorsiones y seis fraudes. Esta es la situación real para los millones de habitantes del área más poblada del país.

En todos los casos, se trata de cifras que rebasan el promedio nacional, pues en el país se registraron ocho robos en la calle o el transporte público por cada 100 habitantes, casi nueve robos de vehículos, siete extorsiones y cuatro fraudes.

 

Te puede interesar: Negocios sufren más robos, de nada les sirve invertir en seguridad, 4 de mayo de 2017.

 

En el único delito en el que la media nacional supera lo que ocurre en la ZMVM es en robo a casa habitación, pues, en promedio hay 3.5 por cada 100 habitantes de la metrópoli y en el país son casi cinco.

Al parecer, según la Envipe, vivir en la ZMVM es un “deporte de alto riesgo”, pues cuatro de cada diez delitos que se cometen es robo o asalto en la calle o en transporte público,  esto genera que el transporte público sea el lugar en el que las personas que habitan esta área sea sienten más inseguras.

 

La percepción de inseguridad sigue en aumento y el gobierno no ha tenido éxito en frentar el incremento. 

 

Nueve de cada 10 de quienes viven en la metrópoli consideran que el transporte público es un lugar peligroso, mientras que en todo el país el porcentaje que tiene esa opinión es 70%.

Igualmente de inseguros, los habitantes de la ZMVM consideran los cajeros automáticos y se sienten en la vía pública y 85% cree que la calle ya es insegura también.

 

Acostumbrarse al delito y a la desconfianza

Ante estas cifras, quienes habitan esta gran urbe han tenido que cambiar sus hábitos para evitar ser víctimas de algún hecho delictivo: ahora se busca el bajo perfil, salir menos y evitar ponerse en situación de riesgo.

Como en ninguna otra zona metropolitana del país, los cambios de conductas se acentúan en el Valle de México, pues 80% ya dejó de usar joyas cuando salen de casa y tres de cada cuatro ya no permiten que sus hijos salgan.

 

Te puede interesar: Duplican gasto en seguridad sin ton ni son en 10 años y la violencia no para, 28 de agosto de 2017.

 

Además, poco más de la mitad de los habitantes de la ZMVM ya no llevan efectivo consigo, evitan salir de noche o dejan también en casa sus tarjetas de crédito o débito.

Adicionalmente, uno de cada tres ya no sale a caminar ni toma taxi y alrededor de una cuarta parte optó por dejar de usar el transporte público e, incluso, ya no visitar a amigos y parientes.

De esta forma se han aislado un poco más, todo con el objetivo de sentirse más seguros.

Al parecer, la policía no representa un elemento que genere confianza en los habitantes de la ZMVM, pues 57% confía poco o nada en la policía municipal.

¿Y de las autoridades de procuración de justicia? ahí la cosa se pone peor, pues denunciar los delitos de los que son víctimas no es una opción.

Solo cinco de cada 100 delitos son denunciados; la falta de confianza es uno de los principales motivos.

 

De esta forma, el Inegi estima que la cifra negra de delitos cometidos y no denunciados en la ZMVM es cercana al 95%, lo que quiere decir que de cada 100 delitos que se cometen, solo cinco llegan a los oídos de las autoridades.

La mayoría de los mexicanos no denuncia porque lo considera una pérdida de tiempo o por desconfianza hacia la autoridad, revela la encuesta.

“Es la fotografía del fracaso estrepitoso de las políticas de seguridad en México”, consideró el especialista en seguridad, Ernesto López Portillo en un texto publicado el miércoles 27 de septiembre en el portal Animal Político.

“Cada mes de septiembre nos enteramos del tamaño de la inseguridad y la violencia en México. Y ya es costumbre también confirmar que lo que el Estado Mexico está haciendo para construir la seguridad no tiene el impacto benéfico deseado para la sociedad. En unas palabras, las políticas de seguridad vigentes no funcionan”, asegura el también catedrático de la UNAM en un texto en el que reclama que no hay evidencia de que los datos que surgen de la Envipe se usen para el desarrollo de políticas públicas que mejoren las condiciones de seguridad en el país.

 

Te puede interesar: Ciudad de México ocupa los primeros lugares en inseguridad, 6 de junio de 2017.

 

Otro especialista en materia de seguridad, Alejandro Hope, también alertó por los resultados de la Envipe, al considerar que se trata de una catástrofe que afecta la vida cotidiana de los mexicanos.

“No queda pues más que una conclusión: estamos aquí ante un desastre que desfigura nuestra comunidades, socava nuestra economía y empobrece nuestras vidas. Y es, por ahora, una calamidad que detona más indiferencia que solidaridad”, consideró.

 

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre Seguridad Pública 2017, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 26 de septiembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: ¿A quién le importa la encuesta de victimización?, Ernesto López Portillo, 27 de septiembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: La otra catástrofe, Alejandro Hope, 27 de septiembre de 2017.

 

Comentar