Gobiernos y Finanzas Públicas

Al gobierno de Mancera no le gusta que ahorres en Uber, y tampoco le importa tu seguridad

18-09-2017 16:30

Prohíbe el gobierno capitalino el servicio de taxis compartidos, pero no cambia la opacidad en la que mantiene la aportación del 1.5% de cada viaje en Uber y Cabify; otras alternativas emergentes como Jetty y Bussi también resultaron afectadas.

Ya no podrás compartir tu Uber con otros usuarios. Así lo decidió el gobierno de Mancera. Agrandar
Ya no podrás compartir tu Uber con otros usuarios. Así lo decidió el gobierno de Mancera.

Viajar en Uber desde la Glorieta de Insurgentes al Centro Comercial Santa Fe, a las 10 de la mañana del lunes 18 de octubre, tenía un costo de 161 pesos en el servicio normal y de 121 pesos en la modalidad compartida. Es decir, un ahorro de 40 pesos.

Pues el gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Miguel Ángel Mancera, ya no quiere que ahorres ese dinero, ya que prohibió la alternativa de compartir auto con otros pasajeros.

El viernes 15 de septiembre, en una segunda edición de la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, Mancera publicó el Reglamento de la Ley de Movilidad del Distrito Federal el cual ya incluye modalidades de transporte como el que brindan Uber y Cabify.

Sin embargo, la norma limita únicamente la oferta de servicios que brindan esas empresas y no pone nuevos candados de seguridad para los conductores de esta plataforma ni cambia el opaco esquema mediante el cual el 1.5% de cada viaje en estos medios de transporte se destina un fondo del cual no se han rendido cuentas.

Cabe recordar que julio de 2015 el gobierno capitalino publicó un par de acuerdo en la Gaceta Oficial en lo que se regulaban los servicios que brindaban organizaciones como Uber y Cabify. Eso ocurrió luego de protestas de taxistas de la CDMX que argumentaban competencia desleal de estos servicios.

 

Te puede interesar: Héctor Serrano dejará la Semovi sin aclarar dónde están los 130 millones que ha pagado Uber, 13 de septiembre de 2017.

 

La respuesta del gobierno consistió en cobrarles a los servicios de taxis mediante aplicaciones móviles el 1.5% de cada viaje, pero a diferencia de lo que ocurre con los impuestos que deben ingresar a las arcas de la capital para ser transparentados, estos cobros llegan al Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón.

Tan solo Uber ha aportado a este fondo 130 millones de pesos en poco más de dos años, de los cuales el gobierno capitalino no ha dado cuenta, a pesar de que este lunes 18 de septiembre dejará el cargo del titular de la Secretaría de Movilidad (Semovi), Héctor Serrano.

 

En el 2015 se llevaron a cabo manifestaciones de taxistas contra los servicios de Uber y Cabify.

 

Desde que entró el vigor ese acuerdo, los operadores de Uber y Cabify en la Ciudad de México también tiene prohibido hacer cobros en efectivo y es, junto con Querétaro, las únicas dos ciudades en el país que lo impiden.

Durante poco más de dos años, cuando entró el vigor la regulación de este servicio, pocas cosas habían cambiado… hasta este fin de semana.

“Queda prohibido el servicio de transporte de pasajeros privado especializado con chofer, que se genere a través de dos o más solicitudes con una misma unidad vehicular que realice el mismo viaje a diversas personas, en un mismo recorrido, trayecto o ruta”, establece el Artículo 59 del Reglamento de la Ley de Movilidad del Distrito Federal.

 

Te puede interesar: Uber pasó de carruaje a calabaza para sus usuarios, 15 de septiembre de 2017.

 

Esto significa el fin del servicio de taxis compartidos que se ofrece mediante aplicaciones móviles. Más ejemplos del ahorro que para los usuarios significa la posibilidad de compartir un viaje con otros pasajeros: teniendo siempre como origen la Glorieta de Insurgentes, un trayecto al Estadio Azteca costaba a las 10 de la mañana 140 peso en servicio normal y 103 pesos en “pool”; al aeropuerto, 135 contra 99 pesos; a Plaza Satélite, 126 contra 93 y a Polanco, 52 contra 40.

Al parece estos ahorros incomodan al gobierno capitalino… o más bien a los taxistas regulares que han visto perder pasaje ante la llegada de nuevas tecnologías y han presionado a la autoridad para evitarlo.

 

En seguridad, sin cambios

Por otro lado, y ante la tragedia del asesinato de Mara Castilla, presuntamente a manos de un operador de Cabify en Puebla, las medidas de seguridad que puso el gobierno de la Ciudad de México tanto a los servicios de taxi vía plataforma móviles, como a los normales no cambiaron ni un ápice.

El Reglamento de Movilidad para la capital del país no cambió los requisitos para ser conductor de plataformas como Uber y Cabify y mantuvo los establecidos en el julio de 2015.

 

En dos años, Uber ha dado al gobierno 130 millones de pesos para el Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón.

 

Así, los vehículos para estas organizaciones deben de tener un valor de factura superior a los 200 mil pesos y contar con póliza de seguro vigente, tener cuatro puertas, aire acondicionado, cinturones de seguridad en funcionamiento, bolsas de aire delanteras, así como estar al corriente en la verificación vehicular.

Pero no hay un solo requisito adicional que dé un poco más de seguridad a los usuarios que eligen estos medios de transporte para trasladarse en la metrópoli. Eso sí, ya queda en el reglamento y no solo en un acuerdo el pago del 1.5% de cada viaje, así como la obligación del pago de derechos que asciende a mil 951 pesos por vehículo.

 

Te puede interesar: Inseguridad pone alertas a usuarios de Uber y unos consejos no están de más, 15 de septiembre de 2017.

 

Para quienes conducen taxis normales, los requisitos que establece el reglamento para la obtención de la licencia Tipo B basta con hacer el pago correspondiente, entregar identificación oficial, comprobante de domicilio y de que el solicitante sabe, al menos, leer y escribir… y ¡bingo! se obtiene el documento.

¿Carta de antecedentes no penales? Nada, no es un requisito para ponerse detrás de un volante y subir a su taxi a quien lo solicite.

 

Micros VIP, otros afectados

Jetty y Bussi son empresas que buscan consolidarse en la Zona Metropolitana del Valle de México con un servicio diferente al de uber y Cabify, pero con el mismo espíritu.

Se trata de un servicio con puntos de origen y destinos predeterminados mediante los cuales los usuarios compran con anticipación viajes y realizan sus traslados en camionetas tipo Van, mucho más cómodas que los microbuses.

No han paradas en el trayecto y en la actualidad su cobertura el limitada: operan en el Estado de México, entre Satélite y Cuatro Caminos, así como entre Interlomas y Santa Fe.

 

Te puede interesar: Taxis vs. Uber ¿afectaciones graves o mitos urbanos?, 15 de mayo de 2017.

 

Es, por decirlo de alguna manera, el Uber de los microbuses, pero el Reglamento de la Ley de Movilidad de la capital del país sepulta este servicio en la Ciudad de México.

Luego de la publicación del Reglamento de Movilidad, Jetty manifestó su rechazo a la prohibición del servicio que ofrecen. Mediante un comunicado, la empresa asegura que el gobierno capitalino priva a los habitantes de la ciudad de un servicio de transporte digno y de calidad, y obliga a miles de personas que hoy hacen viajes entre el Estado de México y la CDMX “a tomar opciones de transporte que claramente no prefieren”.

 

Los servicios como Uber y Cabify están bajo lupa tras la muerte de Mara Castilla en Puebla el 8 de septiembre.

 

“Defenderemos nuestro derecho de ofrecerle a los capitalinos una alternativa digna de movilidad por todos los medios legales existentes”, advierte la empresa al tiempo que pide el gobierno de Mancera dar marcha atrás “al sentido prohibitivo, inequitativo, e irracional del Artículo 59 del recién publicado Reglamento a la Ley de Movilidad, y exigimos que se abra el diálogo y la participación ciudadana que permita el diseño de políticas públicas de vanguardia en materia de transporte y movilidad en beneficio de todos los habitantes de la Ciudad de México”.

Por lo pronto, ni modo, a pagar más por viajar en Uber y Cabify.

 

MÁS INFORMACIÓN: Reglamento de la Ley de Movilidad del Distrito Federal, Gaceta Oficial de la Ciudad de México, 15 de septiembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Nuevo Reglamento de Ley de Movilidad vulnera los derechos de las personas a elegir alternativas de viaje más cómodas, seguras, eficientes y sustentables, Jetty, 18 de septiembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Acuerdos para regular los servicios de transporte privado mediante aplicaciones móviles, Gaceta Oficial del Distrito Federal, 15 de julio de 2015.

Comentar