Economía y Sistema Financiero

Después del terremoto, la economía del sur del país continúa cayendo

18-09-2017 11:30

La actividad económica de la región lleva tres trimestres consecutivos a la baja de acuerdo con el Reporte de Economías Regionales de Banxico.

En el sur de México la economía va a la baja, el terremoto podría ser la salvación de la zona. Agrandar
En el sur de México la economía va a la baja, el terremoto podría ser la salvación de la zona.

En el sur del país llueve sobre mojado.

Antes de que llegara el terremoto del 7 de septiembre, la economía de la región ya llevaba una tendencia negativa, revela el segundo reporte trimestral sobre las economías regionales del Banco de México.

Como si ya fuera costumbre, en el reporte del segundo trimestre registran que “el sur continuó mostrando una contracción en sus niveles de actividad”, los motivos son la disminución de actividad en casi todos sus sectores, exceptuando el turismo y algunas terciarias.

 

La zona sur de México es la más pobre y no hay un crecimiento económico.

 

La actividad económica de la región lleva tres trimestres consecutivos a la baja, que se podrían contar como cinco si en el tercer trimestre de 2016 no hubiera crecido 0.12 puntos. En esta zona se incluyen Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

En los últimos dos años el último gran crecimiento de la región fue en el primer trimestre de 2016 cuando su economía creció 1.36 puntos; en el último reporte de Banxico se reporta que la economía de la zona decayó 1.05.

Si bien la zona sur es la más pobre del país, el crecimiento del resto de las regiones frente a la curva negativa que lleva el sur revela el abandono económico de la zona. Y es que ni la zona centro, ni la centro-norte tuvieron caídas en su actividad económica desde el tercer trimestre del 2015. La región norte solo tuvo una baja de 0.24 puntos en el segundo trimestre de 2016.

El sector de la construcción es el que más ha afectado los estados del sur, pues desde el último trimestre de 2016 la actividad no presenta más que números en rojo cada vez mayores. Lo que fue una baja de 7.81 al final del 2016, se convirtió en un 16.7 entre abril y junio de 2017.

 

Te puede interesar: México puede sumar $2 mil 600 millones para enfrentar daños por terremoto, 13 de septiembre de 2017.

 

La caída de la inversión pública por parte de los tres niveles de gobierno es una de las razones que explican estos números rojos. Y es que es que las obras públicas en la región vienen cayéndose desde 2014 con pequeños rescates en 2015 y 2016 revela Banxico.

Esta falta de obras se ha reflejado en el bajo desarrollo de la infraestructura de comunicaciones y transportes en los últimos años, reportan los empresarios consultados por Banxico, hecho que pega en la construcción de capital privado, que disminuyeron a mitad del 2016.

Sin embargo, un rayo de luz podría observarse en el sector y podría provenir del sismo de 8.1 grados Richter, de la media noche del jueves 7 de septiembre.

Debido a la cantidad de derrumbes, los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco podrían recibir hasta 150 millones de dólares (2 mil 658 millones de pesos a tipo de cambio de 17.72 pesos por dólar) para la reconstrucción de los poblados más afectados, provenientes del Fondo de Desastres Naturales, lo que podría revitalizar en cierta media al sector de la construcción.

 

El terremoto del pasado 7 de septiembre es la oportunidad para invertir en infraestructura en la zona sur del país.

 

¿Y las Zonas Económicas Especiales?

Parte del problema de la economía de la región es la falta de inversión y de acuerdo con el proyecto del presidente Enrique Peña Nieto, la creación de la Zonas Económicas Especiales es la solución, pero aún no llegan.

Desde mayo de 2016 las leyes federal necesarias están promulgadas, sin embargo, los decretos de creación continúan retrasándose. Estos documentos especifican, entre otras cosas, los incentivos fiscales que se otorgarán a los inversionistas y sin ellos solo se pueden tener los terrenos donde se prevén las obras de infraestructura.

Se esperaba que el primer decreto se diera a conocer a finales de julio, sin embargo, la fecha fue recorrida hasta el 25 de septiembre, según declaraciones de Gerardo Gutiérrez Candiani, titular del programa.

 

Te puede interesar: ¿Es para presumir la reducción de la pobreza en México?, 31 de agosto de 2017.

 

A pesar de ello, el proyecto presupuestario 2018 incluye 164.13 millones de pesos para diseño y aplicación de la política pública para el desarrollo de las ZEE y 141.61 millones más para fomento y promoción para el desarrollo de estas zonas.

Las primeras zonas en crearse serán las del Istmo de Tehuantepec, entre Veracruz y Oaxaca; Lázaro Cárdenas, Michoachán; y Puerto Chiapas, de acuerdo con Candiani.

No obstante, el atractivo económico que generaron estas zonas entre los empresarios no fue mucho cuando se anunciaron en 2016, precisamente por los ingresos fiscales y aduaneros confusos que presentaron las autoridades federales, de acuerdo con las declaraciones del director del Banco Mundial para Colombia y México, Gerardo Corrochano.  

 

Comentar