Tecnologías y Educación

Google paga hasta 400 mil dólares por investigaciones que protejan su monopolio

06-09-2017 16:30

Si se hablara de las empresas como si fueran hombres, se diría que todas ellas son iguales. Incluyendo a Google.

El arma secreta de Google son las investigaciones en las que ha invertido en los últimos años. Agrandar
El arma secreta de Google son las investigaciones en las que ha invertido en los últimos años.

Alphabet, empresa madre de Google, podrá haber cambiado la manera en la que se concibe el trabajo, pero no la de ver los negocios, pues al igual que todas, el gigante tecnológico también va tras la “lana”.

Con tal de defenderse de todo obstáculo que diga que tiene una posición dominante en el mercado, Google pagó a profesores de universidades como Harvard y Berkeley para realizar investigaciones que lo ayuden en su pelea contra posibles regulaciones, al menos en Estados Unidos.

Esto de acuerdo con una investigación del periódico estadounidense, The Wall Street Journal, publicada en julio de 2017.

 

Google ha invertido miles de dolares en investigaciones que lo protejan de cualquier posible regulación.

 

Los profesores y las investigaciones se cuentan por docenas. Desde 2009 Google ha financiado cerca de 100 trabajos académicos relacionados con políticas públicas y su posición en el mercado, y pagado otros 100 en los que buscó a autores o entregado a think-tanks fundados por la misma empresa para realizarlos.

El costo de cada investigación oscila entre los 5 mil dólares (89 mil 300 pesos), hasta los 400 mil dólares (7.1 millones de pesos), asegura el periódico. Sin embargo, esto no es lo único que pagan, también realizan conferencias, simposios y envían de viaje a sus investigadores para que se reúnan con promotores de políticas públicas.

 

Te puede interesar: Google, Facebook y Amazon ¿monopolios "útiles" a costa de controlar tu información?, 17 de mayo de 2017.

 

Entre 2010 y 2012, la empresa gastó más de 2 millones de dólares (35.7 millones de pesos) en conferencias e investigaciones aseguró el investigador Deven Desai, de la Universidad de Princeton, que fue contratado por Google en 2010 para encontrar a los académicos indicados para escribir los artículos que necesita la compañía.

Y es que los cabilderos de Google en Washington llevan años haciendo sus listas ideales de trabajos e investigaciones para presentar en el congreso estadounidense. A cada una de ellas le buscan autores voluntarios que encajen con el perfil profesional necesario para llevarlos a cabo, explicó un ex empleado y ex cabildero de la compañía al The Wall Street Journal.

Pagar estas investigaciones no le cuesta nada a Google si se compara con las ganancias que obtiene en un año. Tan solo en 2016 la empresa reportó ingresos más de 90 mil 272 millones de dólares.

Lo que si le podría costar es no contar con un respaldo creíble para continuar con sus negocios, especialmente en Estados Unidos.  Del total de sus ingresos, el 47% proviene únicamente de este país, de acuerdo con los estados financieros de la empresa. El Reino Unido le provee del 9% y el resto del mundo del 44%. 

 

Las multas de Google

España, Alemania, Estados Unidos y Rusia son algunos países que han multado a Google en los últimos cinco años. Sus motivos son diversos, pero el más común es la recolección de información privada de los usuarios, algo que en la actualidad posee un valor de niveles energéticos.

Los datos personales son considerados el “nuevo petróleo” y Google tiene una gran fuente de información de ellos, pues con cada búsqueda, patrón de consumo, rutinas de movilidad, preferencias informáticas, programas, películas y un sinfín de actividades registradas por Google, y los servicios de Android (que también pertenece a Alphabet), la empresa es más poderosa y valiosa.

 

El monopolio ya acumula multas debido a la recolección privada de datos personales.

 

Es por ello que Google ya se hizo acreedor a una multa histórica por parte de la Comisión Europea, que en junio de 2017 sancionó al gigante con 2 mil 420 millones de euros (51 mil 328 millones de pesos) por abusar de su posición dominante.

Y es que Google direcciona a sus usuarios a los anuncios de venta contratados por otras empresas en Google Ads, servicio que otorgó el 87% del total de los ingresos de Alphabet en 2016, es decir un monto 79 mil 383 millones de dólares.

Los ingresos por Google Ads se han incrementado en un 33% respecto de 2014.

 

Te puede interesar: Refresqueras pagan a universidades mexicanas para cuestionar impactos del impuesto a las gaseosas, 11 de octubre de 2016.

 

La ciencia es la mejor amiga de los negocios

Google no es la única empresa que paga investigaciones para respaldar sus prácticas cuestionables, Microsoft pagó a profesores de Harvard para decir que Google abusa de su posición como empresa dominante en el mercado. Verizon y AT&T han hecho lo mismo, asegura The Wall Street Journal.

Los hombres de Silicon Valley no son los únicos que tienen estas prácticas, empresas de la industria alimentaria, farmacéuticas y petroleras han hecho lo mismo.

 

Te puede interesar: ¿Ticketmaster es un monopolio? La autoridad parece no tener prisa en resolverlo, 25 de agosto de 2017.

 

En México las refresqueras Coca-Cola Company y PepsiCo pagaron al Colegio de México, el ITAM y la Universidad Autónoma de Nuevo León para que demeritaran el impuesto a las bebidas azucaradas en 2014 como una herramienta efectiva en el combate a la obesidad, una práctica que fue denunciada por la Alianza por la Salud Alimentaria, una asociación civil, en 2016.

 

MÁS INFORMACIÓN: El fondo de la campaña de influencia académica de Google, The Wall Street Journal.

MÁS INFORMACIÓN:  Reporte anual de Alphabet, 2016.

Comentar