Política Social y Seguridad

Un testigo podría decir que lo vio cometer un delito, y será suficiente para las autoridades

23-08-2017 11:30

Los diputados César Camacho Quiroz y Álvaro Ibarra Hinojosa del PRI pretenden reformar y derogar disposiciones legales para hacer admisible como prueba de delito la declaración de un tercero.

Los diputados César Camacho y Álvaro Ibarra bucan que se reconozca el testimonio de terceros como evidencia de un delito. (Foto: Proceso) Agrandar
Los diputados César Camacho y Álvaro Ibarra bucan que se reconozca el testimonio de terceros como evidencia de un delito. (Foto: Proceso)

Si un policía oyó decir que usted cometió un crimen, podría ser suficiente evidencia de que en efecto, es culpable.

Al menos eso podría ser así si la iniciativa de los diputados César Camacho y Álvaro Ibarra del PRI es aprobada en la Cámara de Diputados.

Lo que buscan, además de una serie de reformas a las disposiciones legales del país es que se reconozca una figura legal llamada “declaración por referencia de terceros”. Sus argumentos son que la policía a veces tiene información que proviene de un tercero, pero que esta información no puede ser desahogada bajo el marco actual, por lo que proponen que este se reforme.

 

Las declaraciones podrían tomar fuerza si los Diputados lograran su cometido.

 

Sin embargo, no toman en cuenta que los policías deban decir quién es su fuente o aclarar de dónde vino la información que están presentando. Es decir, durante un juicio oral, el testimonio del policía que “haya recabado la prueba”, será suficiente para que un juez fundamente su decisión.

“El discurso y las propuestas de estos actores de la vida pública revela una idea subyacente común entre sí: que la autoridad es infalible y que cualquier persona detenida o que haya estado presa es, por definición y sin lugar a dudas, un delincuente”, de acuerdo con Néstor de Buen Alatorre, politólogo del CIDE especialista en justicia.

 

Te puede interesar: El nuevo sistema penal acusatorio olvida a víctimas de delitos sexuales, 20 de julio de 2017.

 

Y si no se sabe de dónde viene la información, o si en efecto el policía tiene un testimonio, los derechos de los acusados podrían violentarse. Aunque desde la reforma de 2008, el Ministerio Público ya no tiene fe pública, es decir, que ya no se presupone que lo que dice es cierto, esta reforma sí supondría que los policías tuvieran fe ante la autoridad basándose en su testimonio.

Además de incluir la figura de “declaración por referencia de terceros”, la propuesta de reforma de la bancada priista propone unificar la legislación y hacerla concordante con el sistema actual de procuración de justicia.

 

Esta iniciativa tiene sus pros y sus contras para los ciudadanos.

 

Los posibles inocentes en la cárcel

En 2013 hasta el 40% de las personas encarceladas se reconocían como inocentes, según el Inegi. Las causas más comunes para la condena equivocada son la identificación errónea, las confesiones o admisiones falsas, los informantes, la defensa inadecuada, la mala conducta del gobierno y la ciencia forense inválida o inadecuada, según la Red Inocente, una Asociación Civil de defensa de los derechos de los inculpados.

Hasta 2016 eran 250 mil personas están recluidas en algún centro penitenciario del país. De ellos, poco menos de la mitad, 104 mil no han sido sentenciados, lo cual los convierte en probables culpables, pero la ley privilegia la presunción de inocencia. Habrá que mencionar también que esa cifra de reclusos sobrepasa en 44 mil la capacidad máxima de todas las cárceles de México. 

 

Te puede interesar: Impunidad en México: 210 mil homicidios y solo 47 mil tras las rejas por este delito, 1 de agosto de 2017.

 

Entre el 20 y el 25% de las personas que luego son exoneradas con base en evidencia como ADN admiten su culpa bajo presión de las autoridades, según estudios como el publicado en la revista Ciencia Psicológica en 2008.

De acuerdo al mismo estudio, las falsas confesiones o acusaciones se incrementan en individuos en riesgo, es decir, los jóvenes, personas sin recursos económicos, de minorías étnicas o con problemas mentales. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Gaceta parlamentaria, jueves 9 de febrero de 2017.

Comentar