Salud y Medio Ambiente

¿Quiere ser curandero? La CDMX lo certifica

11-08-2017 15:00

Los servicios que los curanderos otorgan van desde curar de espanto hasta masajes con hierbas curativas.

La SEDEREC y la CDMX apoyan la medicina tradicional mexicana impartiendo cursos que certifiquen y den valor a las personas con estos conocimientos. (Foto: El Arsenal) Agrandar
La SEDEREC y la CDMX apoyan la medicina tradicional mexicana impartiendo cursos que certifiquen y den valor a las personas con estos conocimientos. (Foto: El Arsenal)

Si siempre había querido ser curandero pero no sabía cómo, la Ciudad de México y la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec) pueden ayudarle.

Mediante un programa de entrenamiento, ofrecen certificaciones para todo aquel que quiera difundir o practicar la medicina tradicional mexicana.

Solo se deben completar  18 semanas de un diplomado en el que se abordan temas y casos clínicos tanto en adultos como en niños, bases anatómicas del masaje, uso de plantas medicinales e interculturalidad, para que la Sederec avale a una persona como practicante de la salud intercultural.

 

La medicina tradicional mexicana ha demostrado ser una alternativa funcional para algunas personas y ahora la SEDEREC impulsará esta práctica.

 

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh) y la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) son afiliadas de este programa, que se impartió por primera vez en 2016 en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

Los servicios que los curanderos afiliados a la Sederec pueden ofrecer en las casas de medicina tradicional son: la acupuntura, los masajes con aromaterapia, el trabajo de herbolaria, los baños de temazcal y la aplicación de ventosas.

También se ofrecen otro tipo de servicios, más relacionados con las creencias místicas mexicanas como la curada de susto, tronada de angina, curada de empacho --una afección estomacal-- entre otros.

 

Te puede interesar: Dominan farmacéuticas e imponen precios inaccesibles para los mexicanos. 23 de mayo de 2017.

 

El “susto” es, de acuerdo con la tradición, una enfermedad que consiste en la pérdida del alma por una gran impresión o miedo, entre cuyos síntomas se encuentran los escalofríos, fiebre, inapetencia, depresión, aversión por lugares iluminados y cansancio. Este se cura con una limpia en la que se usan hierbas, huevos o cal.

La tronada de angina consiste en un masaje en cuello y extremidades que tiene como fin contrarrestar los efectos de infecciones de vías respiratorias. En ella el “sobador” siente la enfermedad en pequeñas bolas que debe reventar, de ahí el nombre.

 

Te puede interesar: Medicamentos genéricos, negocio millonario… pero no siempre efectivo para los pacientes 1 de agosto de 2017.

 

Los curanderos tienen bases constitucionales

El Artículo 9 de la Constitución de la Ciudad de México, que se refiere a la “ciudad solidaria” toca en su apartado “D” el derecho a la salud. En este especifica que la Ciudad deberá encargarse “del desarrollo de investigación científica para rescate y promoción de la medicina tradicional indígena”.

 

El Estado reconoce la relevancia de la medicina tradicional indígena, siempre y cuando se fomente la investigación de la misma.

 

La Sederec está considera a la medicina tradicional como una alternativa a la atención primaria de la salud y busca que con el marco legal vigente se rescate el cultivo de plantas medicinales para además promover la cultura de los pueblos originarios de la Ciudad.

Ya desde 2014 publicó en la Gaceta Oficial del entonces Distrito federal el programa para la recuperación de la medicina tradicional y la herbolaria, donde se consideró la impartición de talleres y la entrega de ayudas monetarias a individuos que quisieran practicar este oficio.

 

Te puede interesar: Pacientes con enfermedades raras pagan medicinas cinco veces más caras que tratamientos comunes, 10 de julio de 2017.

 

Lo propuesto entonces por la Ciudad de México era que personas con conocimientos en medicina tradicional mexicana fueran los que impartieran los talleres y que recibieran una ayuda por hora de hasta 500 pesos y no mayor a 20 mil pesos.

En la Ciudad de México se inauguraron 31 casas de medicina tradicional a partir de este marco legal. En 2016 estas casas atendieron a cerca de 12 mil personas, en su mayoría mujeres, según la Sederec.

 

Más información: Gaceta Oficial del Distrito Federal

Más información: Curanderos de la CDMX atendieron a más de 11mil 500 personas en Casas de Medicina Tradicional, Sederec, 2016.

Comentar